| 2/6/2004 12:00:00 AM

Un impulso a la innovacion

Para competir con éxito, es necesario estar a la vanguardia. La innovación requiere iniciativa, pasión, persistencia y un ambiente en las organizaciones que estimule la creatividad.

El sentimiento general en Davos es que solo aquellas organizaciones que entiendan la importancia de la innovación y que estén dispuestas a asumir los riesgos que innovar implica, podrán competir con éxito en un mercado global. El mundo de hoy es creativo, pero aún falta expandir esta habilidad. La innovación requiere mucha iniciativa, pasión y persistencia. También algo de suerte y resistencia al fracaso. Se requiere más inversión en investigación y desarrollo. En ese sentido, hay que tener en cuenta que al recortar sus gastos lo último que las empresas pueden hacer es recortar los de investigación y desarrollo pues constituyen su mayor potencial de ingresos para el futuro. La recomendación es más bien aumentar la productividad de este gasto, es decir, invertir bien y disminuir la tasa de errores. Para esto es clave, por ejemplo, que la investigación científica tenga aplicación en la realidad. Algo muy importante también es estimular un ambiente innovador en las empresas y entre sus empleados. Esquemas como otorgar incentivos a las nuevas ideas pueden ayudar en este propósito.

El tema de la innovación tecnológica llamó la atención en Davos. El mundo está trabajando en reducir las diferencias digitales entre las naciones para desarrollar modelos de negocio sostenibles. No obstante, la conclusión es que todavía falta un buen tiempo para que las empresas pasen de explotar algunos datos a crear verdadera inteligencia de negocios con la información.

Encontrar el equilibrio entre mucha o poca regulación para estimular la innovación también es esencial. Hay consenso en que la regulación tiene que impulsar a los empresarios a innovar, pero no puede ser tan estricta que termine aumentando los costos de tal forma que reduzca el atractivo de la inversión en investigación y desarrollo. En torno a la regulación, las opiniones en Davos divergieron en aspectos como la propiedad intelectual y las patentes pues, para unos, solo si se respetan puede justificarse el monto de la inversión mientras que, para otros, los altos precios hacen los productos inasequibles para el grueso del mundo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?