| 3/30/2007 12:00:00 AM

Triple Play

En un solo paquete o en un solo cable

En la era del triple play, no es nada novedoso hablar de convergencia. Sin embargo, es necesario dejar siempre en claro que tecnológicamente hablando, empaquetamiento no es lo mismo que convergencia, por lo cuál lo que en este momento estamos disfrutando como nueva oferta del mercado de telecomunicaciones es empaquetamiento. Telefonía, internet y televisión, cobrados en una sola factura, es empaquetamiento, con muchas bondades y comodidad para los usuarios en términos de costos y de servicio post venta. Pero esos tres servicios por un mismo canal (cobre, fibra, satélite...) es convergencia total.

En este instante, TVCable es el único operador que trabaja sobre convergencia total. Pero el empaquetamiento sí está presente en Telefónica-Telecom, ETB, EPM-Une y entrando con fuerza con Telmex. Sí, es cierto, esta última compró TVCable, pero por ahora siguen trabajando por su lado mientras se aprueba su unión definitiva. Siguiendo con la descripción del mundo de las telecomunicaciones, hoy en día, es importante aclarar que, ya sea a través de convergencia total o empaquetamiento, se puede hablar de triple play o incluso de tetra play, si a los servicios mencionados se les suma la posibilidad de la telefonía móvil, o celular, como la llamamos muy colombianamente. Esto puede hacerse realidad con alta probabilidad, si tenemos en cuenta que Movistar es parte del grupo Telefónica; Comcel es propiedad de Carlos Slim y Tigo que, aunque por ahora sea de Millicom, tiene fuertes lazos familiares con ETB y EPM.

Lo más importante es que hay múltiples ofertas en precio y contenido para escoger el operador de los tres servicios. Pero no todos los jugadores del mercado piensan que empaquetar o, incluso, que la convergencia total para entregar triple play sea lo mejor. Isam Hauchar, vicepresidente comercial de ETB ya nos lo había dicho en otras charlas: "Triple play no es la totalidad del mercado, existen otras ofertas y otros segmentos de valor agregado". Y, agregaba, que luchar por ese mercado les interesaba, pero que por sobre todo tenían "muchas variables por considerar, con el objetivo de complementar nuestra oferta de telefonía y valor agregado", refiriéndose a su alianza con DirecTV. "Somos los únicos especialistas en televisión en el mercado colombiano", dice María Elvira Restrepo, directora de mercadeo de DirecTV Colombia. "Creemos que lo que genera valor ante el consumidor del triple play son los descuentos, por esto estamos ofreciendo descuentos cruzados con aliados. No vamos a ofrecer un sinnúmero de servicios, porque creemos que 'el que mucho abarca poco aprieta' y, finalmente, no terminamos haciendo nada bien. Nos vamos a concentrar en nuestro negocio central que es ofrecer la mejor experiencia de televisión del mercado colombiano. Si el consumidor quiere tener una verdadera experiencia en televisión deberá tener DirecTV".

Entre esta operadora de televisión satelital y la ETB han buscado empaquetar una oferta de triple play (a eso se refiere), aunque no están casadas con que se deba dejar atrás la venta de servicios individuales, por lo cual es claro que de este lado del campo, triple play no es el nombre del juego.

Del otro lado del campo, empresas como EPM-Une le apuestan totalmente al empaquetamiento, e incluso van más allá y desde hace casi un año han venido aumentando su oferta de televisión por internet (IPTv), aunque la televisión por cable es la que sigue mandando la parada en su canasta. Su oferta es muy buena, pero aún concentrada en Antioquia y el occidente colombiano, todo por aquello de las licencias. De igual forma, Telefónica-Telecom, que sí cuenta con la posibilidad de operar nacionalmente, viene trabajando su oferta de empaquetamiento de telefonía fija tradicional, internet y televisión digital satelital. Una propuesta que se basa en un precio atractivo frente a su competencia, pero que nace con la premura de sumar usuarios rápidamente para sostener su juego. Al ser televisión digital "permite optimizar la operación incluso de un televisor análogo", comentaba Julián Medina, presidente de Telefónica Telecom. "Nuestro objetivo con televisión satelital al precio justo es consolidarnos en el hogar colombiano", dice ratificando su meta.

Telmex, gracias a su compra de Cable Pacífico, también puede entrar con fuerza en el mercado nacional, pero hasta ahora no ha mostrado su juego y son, con la hispano-colombiana, los principales competidores por la gran torta del país. Sin embargo, y a la espera de las determinaciones de la Superintendencia de Industria y la Financiera, no habla de su oferta; aunque es claro que después de convertirse en la primera compañía de TV-paga en número de suscriptores, su estrategia es entrar con servicios de telefonía IP e internet, aprovechando la masa crítica basada en usuarios de televisión.



En un solo cable

TV Cable juega con su triple play convergente. "Buscamos ofrecer productos de mayor utilidad para el cliente, cuyo mejor ejemplo es Smart, que ofrece gran calidad y variedad de contenido a un buen precio", recordó Roy Burstin, presidente de la cablera. Si bien Telmex es su dueña -mientras esto se formaliza en todos sus detalles-, TVCable sigue adelante con sus planes de conquista del mercado; solo que ahora cuenta con la posibilidad de entrar sin restricciones a mercados antes impensados, como Medellín. Junto a la capital paisa, Cali se convierte en el principal objetivo de expansión de la cablera. "Con esta unión es posible la ampliación del portafolio de productos, mejoramiento de la infraestructura y más tecnología", dijo al respecto.

La oferta de TVCable, además de ser la única tecnológicamente convergente, también tiene un gran valor, consistente en que su telefonía fija ofrece los múltiples beneficios de ser IP; en contar con un softphone, que es una aplicación de internet (usted cuenta con una cuando tiene Libre) con la cual puede usar el teléfono de su casa, desde cualquier lugar del planeta, a través de la gran red. De igual forma, usted puede consultar su buzón de mensajes de voz por internet donde quiera que esté y, si es preciso, contestar las llamadas que entran a su casa por su softphone, sin importar que se encuentre en su finca, la oficina, la casa de la abuela o el aeropuerto. Todo, gracias a que es IP y su medio es la internet. Por la misma razón, usted puede enrrutar hacia su celular las llamadas que entren a su Libre. Claro, el costo es alto por razones del operador móvil. Como sea, lo de Libre tiene sentido: es telefonía sin fronteras y, en la medida en que se masifique y los operadores de interconexión de larga distancia o celular colaboren, será aún más liberador el sistema del teléfono IP con todas las de la ley. Como se dice en nuestro especial, 'Del Voipiador al videoteléfono', se trata de un camino factible con grandes servicios y sin mayores costos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?