| 7/7/2006 12:00:00 AM

Trabajo saludable

La forma como está construida una oficina y su ambiente son un activo intangible que influye en la productividad laboral. Dinero le explica cómo lograr una oficina ideal.

El tiempo que se pasa en el lugar de trabajo es casi el 25% de la semana, es decir, el tiempo de sueño de un ser humano. Por esto, un ambiente bueno o malo tiene una alta influencia sobre el estado físico y emocional del individuo y, por ende, de sus resultados laborales.

Una persona no es productiva si el ambiente en que se desempeña es hostil. De hecho, este entorno puede convertirse en la causa de algunas enfermedades profesionales. De los trabajadores laboralmente activos, el 75% ha experimentado dolores en la espalda, cuello o extremidades superiores y hasta tendinitis; el 50% de quienes trabajan sentados ha informado alguna vez de molestias visuales, como fatiga, sensación de ardor en los ojos o irritación, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En estas patologías influyen las posiciones de trabajo incómodas por el diseño de los muebles; los ruidos, que incomodan a los más sensibles o a los que se quieren concentrar mejor; la temperatura, demasiado alta o baja; la iluminación muy potente, o escasa; los brillos y reflejos sobre la pantalla del computador; la calidad del aire, que a menudo es reciclado y se percibe como poco limpio, entre otros.

Un buen ambiente laboral puede mejorar la productividad y evitar estas molestias y enfermedades. Para lograrlo, existe la ergonomía, que se encarga de ajustar el trabajo al trabajador. El diseño ergonómico del puesto de trabajo intenta obtener un ajuste adecuado entre las aptitudes o habilidades del empleado y los requerimientos o demandas de su actividad. El objetivo es optimizar la productividad del individuo y del sistema de producción, y garantizar la satisfacción y la seguridad de todos.

Dinero presenta las leyes de la ergonomía, que se deben tener en cuenta en los muebles, la iluminación y el diseño de los espacios para lograr una oficina ideal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?