| 6/24/2005 12:00:00 AM

Tecnología y Educación

La virtualidad, los mejores recursos multimedia y la interacción académica son algunos de los principales rasgos que las tecnologías de información y comunicación (TIC) le dejan al sector educativo, en su proceso de evolución.

Para las instituciones educativas y para las empresas, la rebaja de los costos en comunicación interna y los menores tiempos de intercambio de información son ventajas que trajo internet, pero lo mejor vino para los estudiantes que ahora tienen un mundo de información literalmente en la punta de sus dedos.

Sin tener que hacer grandes desplazamientos, el tiempo de viaje a las bibliotecas públicas para la tarea más sencilla, ahora lo usan en viajar por la gran red. De hecho, las bibliotecas siguen siendo los núcleos de todo el conocimiento registrado, pero ahora interactúan como neuronas de un gran cerebro cuya sinapsis se hace por internet.

En este proceso, algunos aspectos educativos han venido siendo modificados radicalmente por el desarrollo de la red con tecnologías que se basan en sus ventajas: primero, la forma de estudiar, no solo en su aspecto metodológico sino físico mediante la educación virtual. Segundo, la forma de ubicar, organizar y almacenar la información gracias al desarrollo de enciclopedias y herramientas de consulta virtuales. Y tercero, la gestión del conocimiento, que no se limita ni geográfica ni culturalmente, sino que se enriquece con la conexión global de centros de enseñanza e investigación por la banda ancha.



Educación virtual

El e-learning o educación virtual es una metodología formativa que utiliza la internet como canal de comunicación, para facilitar el acceso a cualquier clase de programas educativos a los alumnos, eliminando la necesidad de desplazamientos y pulverizando las barreras geográficas. De esta forma, cualquier institución educativa puede ofrecer servicios a cualquier parte del mundo con el único requisito de que los alumnos dispongan de una conexión a internet.

En Colombia, ha crecido a pasos pequeños pero seguros y hoy las principales universidades del país ya cuentan con plataformas de e-learning. Si bien algunas se han atrevido a construir programas específicos para el formato, como la Universidad Católica del Norte, la Universidad Nacional y la Universidad del Bosque, entre otras, la mayoría se mantiene en la fase de complementación de sus programas presenciales con recursos virtuales. En la actualidad hay dos colegios virtuales de educación secundaria: Virtual Siglo XXI y VirtualSchool.

En el mundo, la educación superior en línea es la que mayor desarrollo ha tenido y se estima que las empresas relacionadas con esta industria tendrán un crecimiento anual del 70% en 2005, de acuerdo con la consultora IDC. También se pronostica que el volumen de negocio de la educación por internet en el mundo registrará en 2005 operaciones por US$23.000 millones, un enorme crecimiento comparado con los US$1.700 millones de 1999.

Aunque este tipo de enseñanza ha encontrado más mercado en Estados Unidos, que representó un 65,2% de las ventas de la industria en 2004, en los países de Latinoamérica (4,4% de ventas de la industria), se fortalece como una opción de calidad y bajo costo para extender la cobertura educativa.

La base del e-learning es la virtualización del proceso formativo, que permite a los alumnos adaptarlo a su ritmo y cotidianidad profesional y personal, sin perjudicar con ello su valor pedagógico.



Ventajas

Cuando se habla de virtualización, se habla de la transformación de los aspectos metodológicos del intercambio profesor-alumno y de los formatos de la información, pero también de la construcción virtual del entorno de estudio (ver recuadro de conceptos). Además, produce unas ventajas que en nuestro medio las encabezan la reducción de costos de desplazamiento, de los costos de mantenimiento de infraestructura y personal docente, y en el caso de la capacitación empresarial, la reducción del lucro cesante para el estudiante en la duración del curso.

La metodología virtual no empobrece el proceso educativo; lo enriquece con la posibilidad de utilizar contenidos interactivos que ofrecen una eficacia didáctica en muchos casos superior a la obtenida en la formación tradicional. Estos recursos formativos y fuentes de información se almacenan en módulos, con el fin de permitir que el estudiante seleccione de manera más o menos autónoma su recorrido pedagógico, de acuerdo con sus intereses y necesidades personales, y en función del progreso de sus conocimientos.

Además, la comunicación entre alumnos y profesores, y alumnos entre sí, se enriquece y prácticamente es ilimitada, por correo electrónico, chats, portales, foros de discusión, etc.

Un aspecto diferencial que aporta la internet es la posibilidad de mantener los contenidos educativos actualizados permanentemente y con inmediatez.



Obstáculos

En el país, la mayoría de las instituciones educativas que consultó Dinero sostiene que las inversiones iniciales para implementar programas de e-learning aún son altas, sobre todo para el desarrollo de unos contenidos virtuales de calidad, que aporten suficiente valor pedagógico. La Universidad Nacional ha demostrado que este obstáculo es salvable, pues para la creación de su UNVirtual, dirigida por el ingeniero Luis Farley Ortiz, inició el desarrollo del programa mediante plataformas gratuitas como Moodle o Claroline. "Posteriormente, cuando el volumen de usuarios ya era mucho mayor, nos pasamos a una plataforma licenciada, WebCT, pues requeríamos mayor robustez para la gestión de recursos; sin embargo, las gratuitas nos permiten hacer desarrollos puntuales que integramos", explica Víctor Martínez, asesor de la dirección nacional de servicios académicos virtuales de la UNVirtual.

Otro obstáculo es la resistencia natural al cambio, tanto de profesores como de alumnos, y más allá, los empleadores. Esta metodología es nueva para la mayor parte de las personas y hay dudas sobre la calidad de sus resultados.

El país tiene que mejorar mucho la infraestructura de internet en los próximos años, ya que sus carencias pueden representar un obstáculo para los proyectos de e-learning, privando de sus beneficios a poblaciones de zonas alejadas que son las mejores receptoras potenciales de la metodología.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?