¿Seguirá la bonanza?

| 2/2/2001 12:00:00 AM

¿Seguirá la bonanza?

El reto de Ecopetrol este año será incentivar la inversión en exploración para garantizar la autosoficiencia petrolera.

Todo indica que en 2001 el sector petrolero vivirá su último cuarto de hora, pues deberá consolidar los cambios que se produjeron en 2000, que fue un año histórico, no solo por los altos precios, sino por la firma récord de contratos y el éxito de la Ronda 2000.



Para asegurar el futuro, Ecopetrol continuará en una fase agresiva de contratación. El plan es firmar cada año 30 nuevos contratos durante los próximos 3 años, con el fin de volver al nivel de actividad exploratoria que se tuvo en los 80.



A pesar de la menor producción petrolera del país y de una posible caída de los precios internacionales (Ecopetrol prevé un promedio de US$24 por barril), la contribución del petróleo a la economía seguirá siendo muy grande. La participación en las exportaciones seguirá alrededor de 30% y se consolidará como el principal generador de divisas (US$3.500 millones) y recursos fiscales. El aporte de Ecopetrol al Gobierno será de $3,2 billones básicamente por impuesto de renta y dividendos.



Claro que si la OPEP continúa con éxito su plan de recorte de producción es posible que los precios del barril ronden los US$30, lo que permitirá mayor aporte al gobierno y menor presión para realizar los ajustes de la economía a largo plazo. Por cada dólar adicional en el precio del petróleo, el Estado recibe ingresos por $302.000 millones (0,18% del PIB).



Los más optimistas esperan buenas noticias este año: sabremos qué pasa con Samoré (reservas estimadas de 1.300 millones de barriles) y en el segundo semestre con Guandó (150-250 millones de barriles). Además, se inicia la perforación de otros grandes proyectos, como Niscota.



Una de las decisiones políticas es si de bajar el precio internacional del petróleo, Ecopetrol seguirá subsidiando el precio de la gasolina. Este año marcará el inicio de la modernización de las refinerías del país.



El carbón



Luego de la privatización de Carbocol, la decisión estratégica que queda pendiente es si a mediano plazo el consorcio ZCN S.A. (Ancoal, Billiton y Glencore) buscará comprar el 50% restante del Cerrejón Norte a Intercor (Exxon) para controlar la operación y aprovechar economías de escala. Esto tendría una indudable repercusión en los precios mundiales, dado el importante papel que juega ahora Colombia en el contexto internacional: hoy es el cuarto exportador mundial con unos 26 millones de toneladas. Y con el crecimiento esperado del 40% en la producción, las exportaciones podrían ascender este año a US$1.000 millones y desplazar al café como segundo renglón exportador.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.