| 1/19/2007 12:00:00 AM

Sector inmobiliario.

La hora de la gran manzana?Si el primer lustro de este siglo tuvo a Miami como la preferida de los inversionistas en bienes raíces, Nueva York puede ser la diva para la segunda parte de esta década.

Mucha tinta corrió para hablar de las bondades de invertir en Miami y sus desarrollos inmobiliarios. Especiales como palmeras crecieron en las revistas de todo el mundo, ante todo de Latinoamérica, y como agua fresca de coco en la playa, fueron acogidos por colombianos y venezolanos como nadie.

Pero la realidad hoy es que ningún broker nos va a tomar de la mano para seducirnos con una gran marina y la vista al mar. No. Mejor nos cambian los cocos y las piñas por una manzana, y no cualquiera. No, la gran manzana mejor, la capital del mundo, el territorio de caza de Woody Allen y el marco de sátira de Sex & The City; para doctos y legos, es la meca de los citadinos y la ciudad donde lo real y lo lunático dialogan fácilmente. Ciudad de viajeros y millonarios, sin duda Nueva York será la protagonista de los especiales de inversión inmobiliaria de este año.

William Beaver House

En Manhattan, el espíritu rebelde de los negocios, el embrujo del Empire State y la locomotora de Wall Street no cesan, no fenecen, no capitulan. Ni siquiera el 11 de septiembre pudo estar por encima de su leyenda como centro financiero del planeta y corazón de la gran manzana.

Allí, en la intersección de las avenidas William y Beaver, se construye el condominio más moderno del  área. Pensando en que el ritmo frenético de miles de empresarios, las carreras contrarreloj de los ejecutivos que escalan y desgastan los rascacielos; incluso, teniendo en cuenta que a pesar de los años de muchas de sus edificaciones, como la eterna bolsa de valores, sus habitantes son jóvenes en gran proporción, el reconocido desarrollador Andre Balazs (novio de Uma Thurman, heroína de Kill Bill), junto a los arquitectos, pensó en que cada espacio en cada nivel de este edificio transpirara vida, movimiento y diversión. Coherente con esa visión muy neoyorquina, el condominio cuenta incluso con parqueadero. ¡Sí!!!, con sitio para guardar el carro, en pleno Manhattan. Eso es lujo.

Para este proyecto de apartamentos, Sun Brokers viene como punta de lanza con Julio Corredor por el otro carril de competencia. Para ambas compañías, este es un proyecto innovador y muy atractivo como inversión. “Si bien Nueva York, como dijimos, tiene una dinámica de alto precio de la tierra, Manhattan es increíblemente más costosa que cualquier otra zona. Y en la zona en la que está este proyecto la valorización que se puede lograr a corto plazo es muy atractiva, dada la evolución del mercado de Nueva York, que se comporta muy diferente al del resto de las regiones de Estados Unidos”, dice Mauricio González, de Sun Brokers.

En esta zona del condado de Nueva York, la valorización no la da solo el costo de la tierra. Además, juega un factor cualitativo clave: el retorno de la gente a los centros urbanos. Antes se pensaba mejor en irse lejos de la ciudad, pero los costos de desplazamiento y los trancones han hecho que cada vez más gente quiera vivir en el corazón de la ciudad. Eso empujará cada vez más los precios del terreno, y de la vivienda.



Trump Soho

En Soho, el eclecticismo es la regla. De zona de bodegaje tosca y sórdida, a barrio de clase y arte, con sofisticación y magia. Esta parte de Nueva York se hizo famosa por la cantidad de bohemios y artistas que la convirtieron en su cuartel de creaciones. Hoy es una de las zonas más valoradas de la gran manzana y Donald Trump la tomó para sí, para engrosar su colección de mitos inmobiliarios. Es decir, mitos si no se está allí, luego son sueños. El afamado desarrollador y magnate logró lo que nadie más y quizá lo irrepetible: un edificio de 45 pisos con apartasuites, en una zona escasa de hoteles y con construcciones a lo sumo de 20 niveles. Vista y lujo garantizados.

En Colombia luego de grandes negociaciones, Sun Brokers, Julio Corredor y American Brokers se han convertido en los mediums de esta fantasía en Nueva York. “Es una zona para invertir como muy pocas. El valor de la tierra allí es muy alto y, además, hay un déficit de acomodaciones hoteleras de lujo que deja al proyecto con una probabilidad de valorización sin igual”, explica González, de Sun Brokers. “Después del 11 de septiembre, los proyectos inmobiliarios en Nueva York prácticamente se estancaron; mientras otros mercados seguían creciendo, el inmobiliario allí se frenó, lo que augura un fuerte renacer en los próximos años. Un atractivo de este proyecto de Trump es que al ser apartasuites operadas por su cadena hotelera, la propiedad se puede tener ocupada con seguridad siempre, mientras el inversionista no la esté ocupando. De esta forma se evitan los problemas para arrendar que el sistema de propiedad horizontal de la ciudad plantea muchas veces”, comenta Juan Carlos Corredor, gerente de Julio Corredor Brokers.

En Nueva York, el sistema de propiedad horizontal en muchos complejos inmobiliarios está bajo el régimen de COP, donde el propietario de un apartamento no lo es como tal, sino como dueño de una acción dentro de una sociedad. Por ejemplo, la acción 11 corresponde al dueño del apartamento 1001, y así. Esto hace que rentar la propiedad deba ser aprobado por una junta que representa a todos los propietarios. Y como suena, es bastante difícil lograr autorizaciones. Por eso, el modelo de Trump Soho facilita la administración de la propiedad y el retorno de una inversión que comienza en US$150.000, el 20% del valor total de cada propiedad.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?