| 6/25/2010 12:00:00 PM

Sector fiduciario, en la senda de la rentabilidad

Las fiduciarias pasaron de manejar activos por $60.887 billones en 2004 a $144 billones en 2009. La reducción de tasas de interés y el impulso a la construcción fueron clave en esta evolución.

A pesar del menor crecimiento registrado por la economía colombiana el año anterior, de tan solo 0,4% en el Producto Interno Bruto (PIB), el sector fiduciario experimentó un aumento del 32% en sus ingresos operacionales, al pasar de $723.000 millones en 2008 a $956.000 millones en diciembre de 2009.

La madurez alcanzada por este sector se puede apreciar en el aumento que tuvieron los activos administrados (activos fideicomitidos) que, a finales del año pasado, crecieron 19%, al pasar de $121 billones en 2008, a $144 billones en 2009, una cifra cercana al 29% del PIB nacional. La evolución es notable si se tiene en cuenta que, al cierre de 2004, este sector manejaba activos por $60.887 billones.

Este positivo desempeño obedece en gran medida a la amplitud y versatilidad misma de la licencia de las sociedades fiduciarias, la cual les permite a las empresas del sector focalizarse estratégicamente en el tipo de negocios que muestran mayor dinamismo, dependiendo del ciclo económico.

Además, esta buena gestión consolida la imagen de este tipo de empresas, que de tal manera se posicionan como las mayores gestoras de activos dentro del sistema financiero y como las inversionistas institucionales más importantes del mercado de valores, teniendo en cuenta que en 2009 los CDT financieros decrecieron 2% ($43,2 billones), las cuentas de ahorro crecieron 11% ($61,3 billones), las cuentas corrientes subieron 8,4% ($27,6 billones) y los fondos de inversión aumentaron 34%.

Los presidentes de las diferentes fiduciarias coinciden en atribuirle estos buenos resultados -esencialmente- a la política monetaria expansiva llevada a cabo por el Banco de la República, cuya tasa de referencia se redujo drásticamente desde 10%, al cierre de 2008, a 3,5% al finalizar 2009 (650 puntos básicos menos).

En este sentido, los portafolios administrados por las sociedades fiduciarias, como las carteras colectivas y los portafolios pensionales, fueron positivamente impactados.

Además, señalan que el fuerte impulso que se le dio al sector de la construcción, por medio de la política fiscal contracíclica del Gobierno, incrementó la demanda por servicios fiduciarios, tanto al sector de edificaciones (privado), como al de obras civiles (público).

Según Federico Rengifo, presidente de Asofiduciarias, 2009 fue el mejor año para el sector en la última década. "Las cifras que acompañan los resultados de las fiduciarias son concluyentes: entre 2006 y 2009 las sociedades aumentaron su número de negocios en 64%, alcanzando 12.000. Eso demuestra la seguridad del mecanismo fiduciario frente a la multiplicidad de actividades que se deben ejecutar en cada negocio", dice.

Por su parte, César Prado, presidente de Fidubogotá, destaca que los buenos indicadores también se sustentan en la importancia que ha adquirido el sector como vehículo idóneo para la administración de recursos públicos. "Es clara la capacidad y el mayor control y transparencia que ofrecen las fiduciarias en esta materia, como en las concesiones y todo lo relacionado con infraestructura y contratación pública", señala.

Los negocios más rentables

Sin embargo, a sabiendas de que el fenómeno de reducción de tasas del año pasado difícilmente se repetirá, las fiduciarias han identificado los negocios y los mecanismos ideales para lograr que el crecimiento siga siendo sostenido.

En este sentido se trabaja en tres grandes bloques de negocios fiduciarios: la fiducia de inversión, para el encargo y manejo de recursos y patrimonios; la fiducia de administración y pagos, como el manejo de fondos y concesiones, entre otros; y la fiducia inmobiliaria, que garantiza a quienes confían en depositar recursos en empresas constructoras, que estos serán debidamente usados.

Ernesto Villamizar, presidente de Alianza Fiduciaria, explica que las fiduciarias bancarizadas trabajan intensamente en el negocio de fondos de fiducia pública y de administración y pagos, mientras que las independientes; es decir, las que no pertenecen a un banco o conglomerado financiero, están asumiendo un liderazgo en la administración inmobiliaria; en el fideicomiso para manejo de patrimonios familiares, y también actúan como estructuradores, emisores y representantes para competir en el mercado de capitales. Además, resalta que estas ofrecen fideicomisos para la compra y venta de compañías.

A su vez, Gustavo Vergara, presidente de Fiduciaria BBVA, sostiene que hay dos ópticas para analizar las unidades de negocio más dinámicas. Por una parte están los activos administrados por el sector y las comisiones, donde el negocio más relevante son los fondos de inversión, que producen el 38% de las comisiones totales. Vergara agrega que el otro frente está en los negocios típicos fiduciarios: la administración y pagos, los inmobiliarios y la gestión de activos. En este sentido, explica que la estrategia del BBVA se enfoca en aumentar la cuota de mercado que tiene en fondos de inversión, que a finales de 2009 llegó a 5,31%, con un repunte del 80%.

Sin embargo, una vez identificados los nichos, el camino para que las fiduciarias aumenten sus participaciones consiste en la innovación, concepto que defiende el directivo Fuad Velasco, presidente de Fiducuaria Bancolombia, quien advierte que solo así se generan nuevas fuentes de ingreso. "Por eso participamos en la estructuración de nuevas carteras, fondos de capital privado y otros productos en los que identifiquemos la posibilidad de generar valor a nuestros clientes". Fiduciaria Bancolombia administra 15 fondos con recursos por $6,65 billones.

De forma simultánea a su gestión, el sector fiduciario ha desarrollado una madurez en su labor comercial. Además de buscar clientes para ofrecer el mejor manejo de los recursos, adelanta una tarea pedagógica del mecanismo de la fiducia, sustentado en la experiencia y el conocimiento de los mercados financiero y de valores, que garantizan la eficiencia y rentabilidad de cada negocio asumido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?