| 10/13/2006 12:00:00 AM

Santander, hoy

Para medir el desarrollo empresarial e industrial de Santander, hoy basta con mirar el ranking de las 500 empresas más grandes del departamento publicado por Vanguardia Liberal el pasado 20 de julio.Una cifra bastante significativa que demuestra por qué este departamento contribuye con el 6,1% del PIB nacional, el cuarto después de Bogotá, Antioquia y Valle, y cuyos principales aportes se derivan de la actividad industrial, el sector agropecuario, la producción de café, la minería, la construcción y el comercio.

Cabe destacar el desarrollo que han tenido sectores como nuevas tecnologías, comunicaciones, salud, turismo, industria avícola, minería (carbón y oro), educación, construcción, palma y comercio a donde están llegando las grandes del retail como Vivero, el Éxito y pronto Carrefour.

En estos sectores ha venido creciendo una generación de empresas que no solo han sobresalido en el ámbito regional sino también en el internacional. En salud, por ejemplo, se destacan la Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV) y la Fundación Oftalmológica de Santander Carlos Ardila Lülle (Foscal). La primera nació en Bucaramanga hace 20 años y hoy es la institución de salud del país con el mayor número de reconocimientos alcanzados por su calidad, resultados y modelo de gestión. La segunda, cuya creación se remonta a 1976, y que contó con el apoyo financiero del magnate santandereano, es considerada la institución prestadora de servicios de salud más completa e integral del nororiente colombiano y una de las más importantes del país.

En servicios tecnológicos, sobresale Sistemas y Computadores, que cuenta con uno de los mejores data centers de Latinoamérica, debido a la seguridad que ofrece en el almacenamiento y la transferencia de datos e información. Los resultados electorales de Colombia y de otros países de la región están en sus manos. Cuenta con instalaciones en 22 departamentos del país y genera alrededor de 800 empleos directos.

En el campo de la construcción, entretanto, se destaca el desarrollo urbanístico internacional de la Meseta de Ruitoque, el cual dirige la firma Urbanas, la misma que durante 70 años ha liderado el desarrollo urbanístico de la ciudad. Al mismo tiempo, centros comerciales como Cabecera Cuarta Etapa y La Florida se preparan desde ya para la llegada de nuevos competidores en este sector, como el Megamall, cuya inauguración está prevista para el año entrante.

Entretanto, la industria textil, concentrada en su mayor parte en la confección de prendas de vestir para niños, sigue conquistando los mercados internacionales. Proditexco S.A., por ejemplo, exporta a mercados como Inglaterra, España, Estados Unidos, Venezuela, México, Ecuador y Chile, entre otros. Al mismo tiempo, en el sector de los alimentos, Productos Alimenticios La Victoria, una tradicional industria de Santander, es la encargada de producir los snack marca propia de la cadena Carrefour en Colombia.

Con un sistema masivo de transporte en construcción (Metrolínea), un área metropolitana conectada a internet, un parque industrial en continuo crecimiento y una base educativa sostenida por un importante grupo de universidades como la UIS, la Autónoma, la Unab y la Santo Tomás, entre otras, Bucaramanga y su sector empresarial avanzan con optimismo hacia el futuro. Para lograrlo, cuentan con proyecciones como la Visión prospectiva del departamento de Santander hacia 2015. El escenario deseado es que Santander sea una 'Tierra de oportunidades': Innovador, competitivo y comprometido con la convivencia pacífica, el desarrollo social equitativo y sostenible. Con este escenario deseado se pretende una sociedad de conocimiento, donde la investigación, la innovación y el desarrollo científico y tecnológico se constituyan en soporte para mejorar la capacidad productiva e incrementar la competitividad regional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?