| 9/15/2006 12:00:00 AM

RSE: un tema de Dinero

Los éxitos económicos acompañados del fracaso humano, no son éxitos. Son cifras, pero no logros. En este contexto, la RSE adquiere un papel determinante.

La Responsabilidad Social de la Empresa —RSE— es hoy uno de los temas más importantes para las empresas, y evoluciona y se posiciona en los últimos años como una herramienta vital de acceso al mercado. Pero no es un tema de reciente aparición en la agenda empresarial colombiana, sino que anima desde siempre al sector privado nacional.

Los resultados de la Encuesta de RSE que la Andi ha practicado entre sus afiliados en los dos últimos años, dan cuenta de esta realidad: cerca del 100% de los encuestados consideran que deben asumir responsabilidades de carácter social con sus trabajadores, la comunidad u otras partes, más allá de lo legal.

La RSE y las prácticas que se generan son parte de una evolución conceptual. Hemos avanzado desde prácticas puramente filantrópicas a la consolidación de la RSE como elemento para la gerencia estratégica y la inserción internacional exitosa en el mercado globalizado. Este será finalmente el que supere la voluntariedad de la RSE. Y para ello no será necesario esperar mucho, hoy exige que detrás de la producción de los bienes y servicios, haya probadas buenas prácticas de responsabilidad social con todos sus grupos de interés, incluidos los eslabones de su cadena productiva. La Alianza Europea para la RSE y la Alianza Latinoamericana, que en Colombia liderará la Andi, otorgarán un sistema generalizado de preferencias plus a los bienes y servicios que provengan de naciones y empresas que acrediten el protocolo de prácticas socialmente responsables, es decir, abrirá la puerta a los mercados.

La RSE no se agota con acciones filantrópicas —aunque sean sostenibles y de alto impacto— ni con prácticas de buen gobierno corporativo. Tampoco se llena el concepto con el mercadeo social o la ética empresarial. Todos hacen parte de la RSE, concepto que viene siendo absorbido por el de Sostenibilidad Empresarial, basado en el modelo de la gerencia del triple resultado: económico, social y ambiental (Sustainability Scorecard del Grupo Amanco).

La RSE implica acciones en cada uno de los grupos de interés de la empresa. Así lo enuncia el Código de Principios Éticos del Empresariado Colombiano de la Andi, desde los años 90.

Fortalecer la democracia y la economía de mercado es requisito para que naciones y personas sean agentes activos de la globalización y aprovechen sus beneficios. Las consecuencias de la globalización, buenas y malas, dependen de los valores que soportan los sistemas y cómo son entendidos y ejercidos por todos los actores.

Los gobiernos tienen la responsabilidad de aplicar políticas para desarrollar la infraestructura, incrementar la cobertura y la calidad de la educación, facilitar la transferencia de tecnología y la innovación y promover el desarrollo social y la inserción de las regiones para aprovechar las oportunidades del desarrollo de los mercados.

En cualquier política, pública o privada, lo fundamental es el desarrollo humano. Los éxitos económicos acompañados del fracaso humano, no son éxitos. Son cifras, pero no logros. En este contexto, la RSE adquiere un papel determinante. El sector privado debe contribuir a que quienes tienen mayores dificultades para insertarse en la economía de mercado puedan hacerlo y a que los beneficios de la nueva dinámica mundial se democraticen y den bienestar a la sociedad. Si el objetivo de un modelo económico no es incrementar el bienestar de la mayoría, ¿qué lo justifica?



* Gerente de Responsabilidad Social Empresarial de la Andi.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?