| 9/15/2006 12:00:00 AM

Retos para la RSE

Pese a los más de 40 eventos que se han realizado durante los dos últimos años, solo el 42% de los empresarios dice conocer el tema.

Durante el último año, la Responsabilidad Social Empresarial se ha posicionado como un tema significativo para la mayoría de las empresas y organizaciones colombianas. El nuevo horizonte de comercio internacional promovido por el TLC con Estados Unidos, el crecimiento general de las exportaciones del país, las numerosas adhesiones al Pacto Global de Naciones Unidas, el interés por conocer las buenas prácticas que realizan las empresas, comprender y los estándares internacionales, como el Global Reporting Initiative (GRI) o el ISO26000, han logrado generar importantes reflexiones sobre el tema.

Pero hay un largo camino por recorrer. El concepto de responsabilidad social empresarial no ha sido adoptado plenamente en el país. Pese a los más de 40 eventos que se han realizado durante los dos últimos años, solo el 42% de los empresarios dice conocer el tema, según el estudio Línea de Base en RSE, realizado por la firma IPSOS-Napoleón Franco y el Centro Colombiano de Responsabilidad Empresarial, CCRE.

No obstante, las empresas consideran que el país enfrenta grandes retos — desempleo, corrupción y violencia— ante los cuales debe producirse una respuesta colectiva decisiva, liderada por el Estado. A partir de reglas de juego claras y menores costos de transacción, se hace más evidente la contribución del sector privado al desarrollo del país.

De tal manera, los empresarios reclaman menos retórica y un mayor compromiso sobre RSE. En lo fundamental, las empresas piensan que su responsabilidad se relaciona, en primer lugar, con la generación de empleo y la atención y satisfacción de sus clientes. Pero también desean conocer y adoptar enfoques y métodos prácticos que contribuyan a la solución de los problemas nacionales. La inversión social, la filantropía corporativa y el cumplimiento de las Metas del Milenio son, entre otras, dimensiones de responsabilidad social que resultan atractivas para las empresas colombianas. Es también evidente el creciente interés por generar nuevas oportunidades de negocios en la "base de la pirámide".

De cualquier modo, la gestión de la responsabilidad social por parte de las empresas encuentra algunos obstáculos importantes. La investigación disponible sugiere que hace falta mayor apoyo y convicción de los altos directivos para impulsar la agenda de responsabilidad social.

Sin un desarrollo pleno de la capacidad de las empresas para actuar de manera responsable quedarán asuntos sociales y ambientales claves sin atención suficiente. Por ejemplo, solo 1 de cada 5 colombianos cree que las empresas contribuyen al mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades vecinas.

Ser socialmente responsable implica, como mínimo, actuar de una manera ética dentro de la ley. Más allá de este requisito, la RSE invita a la creación de relaciones respetuosas y de diálogo constructivo con grupos de interés para transformar la sociedad. En este sentido, se espera que las empresas logren un equilibrio entre la búsqueda de utilidad y las expectativas económicas, sociales y ambientales de todos.

El CCRE continuará promoviendo la RSE y la ética empresarial en diversos sectores del país, impulsará el debate sobre el tema y ofrecerá la posibilidad de construir una agenda común para las organizaciones públicas, privadas y de la sociedad civil.

* Director ejecutivo del Centro Colombiano de Responsabilidad Empresarial, CCRE.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?