| 6/23/2006 12:00:00 AM

Récord a la vista

Los resultados del sector automotor en Colombia hacen prever que este año la industria venderá más carros que en cualquier otro, y las marcas preparan sus mejores cartas para aprovechar la coyuntura. El producto será la clave para ganar mercado.

En medio de un crecimiento sin precedentes en la industria automotriz del país, ensambladoras e importadoras compiten cada vez con mayor agresividad no solo para aumentar sus ventas, sino para hacerlo en mayor proporción que sus competidores. La economía nacional atraviesa un buen momento, las tasas de interés son bajas, los precios de los vehículos cayeron el último año y la demanda por carros nuevos parece insaciable. Sin embargo, ante la evidente oportunidad de mercado actual, la oferta crece tanto que ahora paradójicamente podría estar más amenazada la supervivencia y el posicionamiento de cada marca en Colombia. Los errores serán caros y todo dependerá del criterio de las compañías del sector para elegir los productos adecuados de cara al futuro.

Por eso, en este momento, cuando se avecina el segundo semestre más movido de la historia automotriz, la estrategia de producto cobra mayor importancia y, en consecuencia, cada uno de los innumerables lanzamientos que vienen deberá estar sustentado en un frío análisis del mercado. Ahora, las empresas del sector necesitarán tener más claro que nunca en qué gamas y con vehículos de qué características lograrán ventajas competitivas reales.

La tendencia actual muestra, por ejemplo, gran dinamismo en los segmentos pequeño e intermedio bajo, en los cuales la demanda del consumidor colombiano ha superado todas las expectativas. También, oportunidades claras en vehículos comerciales, livianos y medianos; en utilitarios (4x4); en la gama media alta, y en carros de lujo. "Hay que estar en alguno o en varios de estos nichos", sentencia un empresario de la industria automotriz.

El comprador está muy informado y busca vehículos con más tecnología, mejor diseño, mayor espacio interior, mucho confort, alto nivel de equipamiento, menor gasto de combustible, mayor protección ambiental, exclusividad, conexiones inalámbricas y altos estándares de seguridad. Quien sepa interpretar con su oferta estas necesidades de la demanda será el ganador de la actual época de 'vacas gordas' del sector automotor. Frente a ese reto, ¿a qué le apostará cada marca este año?



La marca de los líderes

Gran parte del dinamismo actual se debe a las acciones comerciales del líder del mercado GM Colmotores. "Vamos a continuar la renovación de nuestro portafolio de productos de acuerdo con las necesidades de los colombianos, fortaleciendo nuestra oferta en los diferentes segmentos. El mercado puede esperar nuevos lanzamientos nuestros, especialmente en el segmento de utilitarios, vehículos pequeños y vehículos de lujo", anuncia José Román, gerente nacional de ventas de GM Colmotores.

La ensambladora hará énfasis en ofrecer productos de calidad; con diseño y estilo fresco e innovador, y alta tecnología, gracias a avanzadas opciones de comunicaciones y seguridad como el ChevyStar. Apostará su liderazgo a productos como el Optra y el Aveo en sus diferentes versiones; al Spark como 'el auto de ingreso' a su marca por parte de los compradores más jóvenes, y a sus taxis Chronos y 7:24, a la Chevrolet Luv D Max; al Grand Vitara y al Vitara; al Chevrolet Vivant, y a la Serie N.

Otro gran protagonista del mercado colombiano es Sofasa, y sus marcas Renault y Toyota. La ensambladora buscará este año consolidar su presencia en los segmentos que ya cubre y buscar nuevas oportunidades en otros, "para lograr un crecimiento rentable de la compañía, acorde con los objetivos globales de nuestras marcas", explica un vocero del área comercial de Sofasa. La empresa le apuesta este año en producto al Toyota Prado y al Toyota Corolla, ambos en sus 3 versiones, y a sus exitosos modelos Renault Twingo, Clio, Symbol, Citius, Mégane y Logan.

La idea es lanzar series especiales de sus modelos actuales e ir al ritmo de las tendencias: "sistemas como el de encendido con tarjeta del Mégane II, las válvulas inteligentes de tiempo variable (VVT-i) de Corolla y Hilux, el Common Rail de la Hilux diesel, entre otros elementos, les dan valor agregado a nuestros vehículos y cobran cada vez mayor importancia entre los clientes, quienes buscan tecnología y mayor seguridad y confort", agrega el vocero de Sofasa.

En cuanto a Distoyota, el importador exclusivo de Toyota, la estrategia este año consiste en lanzar nuevos productos con mejoras radicales en tecnología, diseño, protección del ambiente, seguridad y consumo de combustible. Algunos ejemplos son las actuales 4Runner, Rav4 y Land Cruiser 100 y los nuevos Yaris, en versiones HB y Sedán, y Camry. "Nuestra apuesta para crecer estará centrada en los vehículos importados de Japón, los cuales garantizan la calidad y la tecnología líder de la marca en el mundo", afirma una fuente autorizada de la compañía, que anuncia también nuevos lanzamientos en el segmento de automóviles particulares donde ya tiene al Corolla.

Por su parte, la coreana Hyundai planea continuar la estrategia de producto que le ha permitido consolidarse como la tercera marca del país. En esencia, su exponencial crecimiento reciente responde a que su importador en Colombia se ha empeñado en traer modelos elegidos con la intención de ofrecer, en sus gamas, opciones para todo tipo de consumidor y con las mejores características técnicas, físicas y de precio. "Así hemos logrado ganar sostenidamente participación de mercado en autos particulares, en 4x4 y en vehículos comerciales", afirma Lázaro Montes, gerente general de Hyundai Colombia Automotriz. Las puntas de lanza de la marca para este año serán las nuevas versiones de la Santa Fe, la Tucson, el Elantra, el Santro, el Accent Vision, y el Getz. "Nuestra estrategia es mejor producto, desempeño, motorización y diseño, a precios razonables", concluye Lázaro Montes, de Hyundai.



Duelo de titanes

Una de las marcas que más claramente busca posicionar sus productos en mercados de nicho es Mazda, y su ensambladora —la Compañía Colombiana Automotriz (CCA)— ha logrado hacer historia en las gamas media y alta del país con sus Mazda 3 y 6. "La estrategia pasa por productos de gran calidad, tecnología y diseño, con inigualables prestaciones y con equipamiento muy por encima de lo esperado en los segmentos en los cuales participa", asegura un vocero de la CCA. La empresa mantendrá el mismo enfoque y lanzará en el segundo semestre de este año el novedoso Mazda 5, "un vehículo tipo van familiar, para siete pasajeros, con todos los adelantos de tecnología y seguridad que la marca siempre ofrece", agrega la fuente de la CCA.

A la tecnología de última generación también le apuesta la coreana Kia, "que no demora más de 6 meses en lanzar un producto en Colombia que haya sido presentado en el mercado mundial", afirma Iván Peña, gerente general de Metrokia. La importadora buscará ganar mercado este año presentando productos de mayor equipamiento que la competencia, con su camioneta Carens, los SUV Sportage y Sorento —diesel— y con los nuevos Magentis y Sedona, que serán lanzados en julio. Además, con sus referencias Picanto, Rio, Xcite y Cerato.

Por su parte, Volkswagen le apuesta al segmento medio alto con el Bora y la familia Jetta, productos altamente competitivos en su gama. Además, lanzará nuevas versiones de Touareg, Space Fox, Cross Fox y Saveiro. "Queremos participar en un mercado menos competido y más rentable, con nuestros 5 pilares: desempeño del motor, seguridad, confort, economía y status", explica una fuente de su importador Automotriz Interamericana. En el caso de Mitsubishi, Motorysa tiene grandes expectativas en su Lancer RalliArt, el cual les permite competir en el segmento más grande del mercado colombiano (automóviles particulares), y en sus próximos lanzamientos de las nuevas Montero, Outlander y Pick Up.

Mauricio Hernández, gerente de automotores Peugeot, anuncia que su marca tendrá nuevos productos en varias líneas, con cambios interiores en el 206, mayor promoción del 307 Feline —exclusivo para Colombia en la región— y una versión deportiva del 407. También dice que lanzará más productos en la gama media alta y que para la marca Daihatsu ofrecerá el nuevo Terios Okii y Sirion.



Hagan sus apuestas

El segmento de lujo seguirá dinamizado por Mercedes Benz. "Le apostaremos a la Clase A, que es la puerta de entrada al segmento y garantiza confort, espacio y distinción sin grandes esfuerzos, y aprovecharemos la acogida y éxito de la Clase C y su versión C-180 Kompressor y de la berlina Clase E y su sofisticada versión E-200 Kompressor", dice María Páez, subgerente de marca Mercedes Benz Vehículos.

La marca Honda anuncia que le apostará este año al Fit, a la CR-V, al Civic —en su octava versión— y a otros lanzamientos que se reserva. SsangYong, a gamas 4x4 menores de 2.500 c.c. y a su nueva generación turbo diesel, compuesta por el Kyron, la Rexton II y el Actyon. "Nosotros, por los buenos resultados, daremos continuidad al Grand Cherokee y al Jeep Cherokee, complementados con la introducción al portafolio del Jeep Wrangler y la Chrysler Town & Country Touring", agrega Andrés Aguirre, subgerente de Chrysler, Jeep y Dodge.

Por su parte, Subaru buscará consolidar los buenos resultados de sus modelos Impreza y Forester, y llegar a diferentes tipos de clientes con su variado portafolio. Audi disputará con fuerza el segmento de lujo mediante su más reciente lanzamiento en el país del Q7, un SUV de tercera generación, y con el A3, A4, A6, A8 y el TT. Volvo, según Inteligencia de Mercados de Chaneme Comercial, concentrará esfuerzos en el S40 y en su camioneta XC90, y lanzará el S80 en 2 versiones. El grupo Motores Británicos le apostará a reposicionar sus marcas Land Rover y Jaguar, ausentes del país por varios años, con las nuevas Discovery y Range Rover Sport y el Jaguar X-Type con motor V6 de 2.5 litros. Y finalmente, los carros chinos mantendrán su énfasis en ofertas basadas en precio y anuncian muchos lanzamientos para lo que resta del año.

El sector viene de vender alrededor de 147.000 unidades el año pasado —el récord está en 149.000, de 1997— y a mayo de este año crecía 32,1% con respecto a 2005, así que el optimismo de la industria tiene fundamento, a pesar del repunte del dólar. La expectativa es grande y el reto para las marcas aún mayor, pues el servicio posventa marcará las diferencias de largo plazo. La consigna es crecer o crecer.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?