| 4/1/1995 12:00:00 AM

Ranking ciervo.

DINERO presenta el ranking de desempeño de los intermediarios financieros a diciembre de 1994.

El sector financiero Colombiano continúa consolidándose. Las normas expedidas por la Superintendencia Bancaria sobre mayores niveles de apalancamiento fueron cumplidas con la capitalización de utilidades durante el primer semestre del año.

Entraron nuevos actores. El Interbanco ya está funcionando y el Banco de Boston acaba de inaugurar sus nuevas oficinas. El Banco Latino fue vendido al Banco Pacífico del Ecuador y el Banco Caldas a un numeroso grupo de comerciantes, que lo rebautizó como Banco Nacional del Comercio. El Banco de Colombia fundó una nueva corporación financiera, Colcorp. El grupo Carvajal creó una compañía de financiamiento comercial y Selfinco se convertirá en banco.

En el ranking no se incluyeron las entidades nuevas, puesto que no son comparables en términos de cifras. Interbanco sí fue incluido y en el rubro de crecimiento de activos se le aplicó el promedio del sistema, para efectos de computar el ranking en forma neutral.

El ranking se elaboró con base en indicadores de rentabilidad, capitalización, manejo de cartera, eficiencia y crecimiento. Dentro de cada indicador se clasificó a los intermediarios y se sumó la posición alcanzada en cada uno de ellos, para alcanzar el puntaje total. A menor puntaje, mejor la calificación. Los bancos se separaron en tres categorías, de acuerdo con su nivel de activos. Cabe destacar la posición del BIC, que alcanzó el primer puesto, tanto en el ranking general de bancos, como en el ranking por tamaño. En el grupo de corporaciones financieras nuevamente Corfinsura obtuvo el primer lugar, lo mismo que Davivienda en el grupo de CAVs. GMAC, la compañía de financiamiento comercial de la General Motors, obtuvo por primera vez la mejor calificación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?