| 3/16/2006 12:00:00 AM

Punto convergente de la competitividad

El vínculo de las universidades y las empresas favorece la gestión científico-tecnológica de la universidad y el incremento de la competitividad de las empresas.

La universidad es motor de la ciencia y la tecnología. Y el desarrollo tecnológico y la innovación son, a su vez, pilares de la actividad empresarial. Universidad y empresa se constituyen así en los puntos convergentes del círculo virtuoso de la competitividad económica.

La experiencia de las sociedades desarrolladas indica que solo en la medida en que las naciones crean nuevo conocimiento y lo adaptan a sus estructuras productivas, alcanzan un crecimiento estable y por consiguiente, una mayor posibilidad de bienestar general.

En uno y otro propósito se legitima la intervención de las universidades. En la Universidad del Norte, grupos de investigación y empresas gestionan proyectos de investigación e innovación que han permitido acumular en los últimos diez años una experiencia valiosa.

Con 35 grupos de investigación reconocidos por Colciencias a los que está vinculado el 98% de nuestros docentes con doctorados, la Universidad del Norte ha desarrollado desde 1990 unos 239 proyectos de investigación en la región Caribe, que han demandado inversiones por $23.505 millones, provenientes de diferentes actores y fuentes de financiación, y le han valido a la Universidad del Norte el reconocimiento de Colciencias como institución líder en la ejecución de proyectos bajo la modalidad universidad-empresa.

Los recursos han provenido en 33,7% de Colciencias, 31,7% de entidades internacionales (principalmente ONG), 20,4% de la empresa privada y 11,2% de corporaciones autónomas. Esto representa un espectro interesante ante la insuficiente inversión gubernamental en estos propósitos. En cada caso, los proyectos permiten orientar la investigación hacia conseguir el mejor impacto del conocimiento, gestionar patentes y derechos de autor y, en general, optimizar procesos que multiplican la inversión mediante la integración de profesores, estudiantes e investigadores que buscan formas de incrementar la competitividad de las industrias.

Empresas como Promigas, Ingeniería Cannac, Asociación Técnica Automotriz, Zambrano Gases, Informática Integral, Quintal S.A., Carbones del Caribe, iniciaron conjuntamente con nuestros grupos de investigación, proyectos de desarrollo de nuevas tecnologías, mediante convenios que favorecen la gestión científico-tecnológica de la universidad y el incremento de la competitividad de las empresas.

Esta dinámica les ha permitido a la universidad mantener a sus profesores actualizados en tecnología de punta y a las empresas contar con los mejores científicos para sus procesos de innovación tecnológica. Para socializar la información, solo en 2005 publicamos 15 libros y 9 revistas institucionales, se enviaron alrededor de 60 artículos nacionales e internacionales a revistas indexadas y se registraron 85 obras.

Son estadísticas muy importantes para una sola institución que tiene comprometida a toda su comunidad en una visión irreductible: seguir creciendo como universidad de la investigación. Pero las demandas del país son muy grandes. El Plan de Desarrollo Visión Colombia 2019 compromete a la nación a preparar 55.000 personas en actividades de ciencia, tecnología e innovación de aquí a 13 años; a colocar a tres de las universidades colombianas entre las 500 mejores del mundo, y a llevar al sector productivo a altos niveles de competitividad a partir de la innovación, el conocimiento y el desarrollo de tecnologías. Son propósitos loables y alcanzables. En eso estamos en la Universidad del Norte.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?