Posgrados bien administrados

| 4/5/2002 12:00:00 AM

Posgrados bien administrados

Más que experiencia, la competitividad de los mercados exige una preparación académica sólida que permita al profesional enfrentar exitosamente los retos de la alta dirección.

Los nuevos desafíos y las dificultades empresariales que enfrenta el profesional de hoy en la "aldea global", han producido, durante la última década, una demanda sin precedentes de educación superior en posgrados. Si para principios de los 90 las escuelas de negocios más prestigiosas del mundo como Harvard tenían en promedio 150 estudiantes por año, para finales de la década esta cifra se elevó desmesuradamente a cerca de 800. Esta tendencia, que consulta exigencias mundiales, también toca a Colombia, donde entre 1990 y 2000 el crecimiento porcentual en el número de solicitudes para acceder a programas de posgrado (especializaciones, maestrías y doctorados) fue de casi el 80%, según datos del Icfes.



Sin duda alguna, gran parte de este sorprendente desempeño ha sido jalonado por los programas de posgrado en áreas económicas, administrativas y afines, cuya demanda está acompañada de una oferta sin precedentes. El número de programas de posgrado en estas áreas pasó de 90 a principios de 1990 a más de 310 en 2000 de acuerdo con el Icfes, crecimiento liderado por las instituciones privadas con un incremento de programas de más del 70%.



¿Por qué el boom de programas de posgrado? Hay tres fuertes razones para sustentar este auge: los posgrados en áreas administrativas son la llave para que el profesional acceda a posiciones de mayor responsabilidad y de dimensión estratégica; le permitan diversificar el desempeño profesional en sus diferentes áreas funcionales dando un espectro amplio de acción y rotación por diferentes áreas de la empresa; y, en épocas de crisis tan agresivas como las que atraviesa nuestro país, se convirtió en una ventaja competitiva para lograr ser enganchado más fácilmente en un mercado laboral deprimido pero a la vez exigente.



Los programas



De acuerdo con la definición internacional de posgrados y según la ley 30 de 1992 de educación superior, los posgrados en Colombia incluyen tres tipos de programas: especializaciones universitarias, maestrías y doctorados.



Precisamente las especializaciones son el mayor fenómeno de los posgrados. Su demanda aumentó en más de 220% en la década pasada y los programas en áreas administrativas tienen la mayor valoración en el entorno colombiano. Las especializaciones permiten el perfeccionamiento en una profesión o disciplina determinada, lo que se convierte en su mayor ventaja. Sin embargo, en el momento están poco reglamentadas por la ley 30 del 92, por lo cual la reglamentación se debe actualizar para asegurar a futuro un desempeño y una calidad con estándares mínimos para la gran oferta de programas que hay en el mercado.



Las más importantes instituciones de educación superior del país han estructurado programas de especialización del área administrativa en finanzas, mercadeo, talento humano, negocios internacionales y gerencia estratégica, entre los más importantes. Su dedicación parcial ha contribuido a engrandecer las filas de egresados de estos programas. Los costos actuales oscilan entre $13 millones y $18 millones, dependiendo de la institución, el área de foco y la duración del mismo. Las especializaciones responden a una necesidad peculiar de nuestro país de dejar de tener tantos gerentes formados en el término macro y concentrarlos más en la especialización de áreas claves para los profesionales.



El desarrollo de los MBA (maestrías en administración de empresas) en el país ha sido menos dinámico. Mientras el mayor foco de las universidades es la estructuración de programas de especialización, las maestrías han mantenido su reserva por las mismas imposiciones y exigencias consignadas en la ley 30 de 1992 de educación superior. En Colombia, al contrario de otros países, los MBA deben tener un amplio componente de investigación que, dependiendo de cómo se capitalice este conocimiento, puede convertirse en la ventaja competitiva de estos programas frente a los internacionales. Actualmente, la demanda de maestrías se ha incrementado gracias al interés de profesionales de áreas como la ingeniería, la salud, las humanidades o las leyes, que se han tropezado al avanzar en sus trayectorias profesionales con conceptos y esquemas totalmente desconocidos para ellos, por su mismo carácter de especialidad.



Sin cambiar la esencia de la formación de los MBA, algunos de estos programas han evolucionado en estructura y logística para estar disponibles a un mercado más amplio. La intensidad característica del tiempo completo se ha repartido en un esquema que concentra la totalidad de las horas, pero solo entre el viernes y sábado; la metodología ha logrado un equilibrio claro entre la cátedra y el caso, haciéndolo más adaptable a la realidad nacional.



Los posgrados buscan diferenciarse cada vez más para convertirse en la mejor opción y en este camino el gran beneficiado es el profesional. El nivel de los profesores, la proyección internacional, las aulas modernas y la altura de las escuelas internacionales, la disposición de herramientas especializadas de información, la calidad de su audiencia y la capitalización y trascendencia de las instituciones en este arte son los principales factores diferenciadores.







Estrategia para todos

Carlos Díaz, director de la especialización de mercadeo estratégico del Cesa.



El Cesa, que desde hace 6 años ofrece especializaciones en mercadeo estratégico y finanzas corporativas, ha incorporado grandes cambios en sus programas. "Aunque desde la creación de la especialización se ha buscado un equilibrio entre la gestión del mercadeo y su implantación y el foco ha sido la estrategia, hemos evolucionado para responder a las tendencias mundiales. En la actualidad, un especialista de mercadeo no solo debe saber desarrollar plataformas estratégicas, sino también generar y apoderarse de la información que permita tomar decisiones acertadas en un mercado global", explica Carlos Díaz, director de la especialización de mercadeo estratégico. En el 2002, el Cesa recibió un promedio de 120 solicitudes de admisión, 32% más que el año anterior. La mayor demanda se dio por el interés de profesionales que buscan herramientas para afianzar la toma de decisiones, y empresarios empíricos presionados por exigencias de competitividad en mercados internacionales.







El arte de la dirección - Inalde

Peter Montes, director del Inalde.




La globalización impuso un gran reto a las escuelas de negocio en el país: ofrecer programas con enfoque internacional, que permitan entender otros mercados, otras culturas, para desarrollar negocios nacionales exitosos en el contexto mundial. "El Inalde de la Universidad de la Sabana está enfocado al perfeccionamiento de la alta dirección. Los profesionales que acceden al programa tienen amplia experiencia en dirección de empresas y el Inalde los reúne con una metodología adecuada y en un ambiente estimulante para dialogar y confrontar los análisis que uno y otro hacen sobre una misma situación de negocios", comenta Peter Montes, director del programa. En sus casi 10 años de funcionamiento, el Inalde ha adaptado su metodología de caso a las exigencias de la realidad nacional. El profesor tiene la responsabilidad de administrar una asamblea de empresarios con solo dos herramientas, la pregunta y otorgar la palabra, y lograr que todos ellos después de la sesión terminen enriquecidos.







Formar empresarios - San Buenaventura Cali

Hernán Herrera, director de posgrados de la Universidad San Buenaventura.




La última década fue testigo de un relevante incremento de la oferta de educación avanzada en el país. Las universidades privadas, con una participación por encima del 67%, han sido los pilares de este ascenso. En la Universidad San Buenaventura de Cali, la calidad ha sido el eje de los programas de posgrado y, a partir de ella, ha logrado un crecimiento importante pero equilibrado. "Buscamos generar valor agregado en nuestros estudiantes como seres humanos, ante todo. Sabemos que en la actualidad el título no es garantía de trabajo; por ello, no dirigimos a nuestros estudiantes hacia el empleo sino hacia la empresarialidad, a incrementar la competitividad personal de cada uno de nuestros estudiantes", comenta Hernán Herrera, director de posgrados de la San Buenaventura. "Los posgrados están orientados a crear expertos en intermediación estratégica, identificación y resolución de problemas actuales, y capacidad para reaccionar anticipadamente a los retos del entorno", añade. Mediante un convenio con la Universidad de los Andes, los programas de especialización en mercadeo, finanzas y gerencia estratégica se han fortalecido, con el intercambio de profesores para dictar parte de esas especializaciones en Cali.







MBA, el pilar - Uniandes

Jorge Hernán Cárdenas, decano de la facultad de administración.



En los últimos 4 años, la Universidad de los Andes ha consolidado sus programas de administración como una de las opciones de mayor espectro en cuanto a formación integral y especialista se refiere. El programa pilar es la maestría en administración de empresas, que en cualquiera de las tres modalidades de programa que hay en la actualidad (MBA tiempo completo, MBA tiempo parcial, MBA ejecutivo) empoderan al profesional en destrezas gerenciales y administrativas.



"El profesional se da cuenta de que necesita tomar un programa de posgrado en administración cuando se le asciende a un cargo de mayor responsabilidad y empieza a desconocer temas estratégicos, de toma de decisiones y manejo de personal", comenta Jorge Hernán Cárdenas, decano de la Facultad de Administración. En la actualidad, los Andes permite a los egresados de sus especializaciones continuar el MBA de tiempo parcial y obtener el título de maestría. En la maestría de los Andes cabe mencionar la relevancia de las líneas de investigación en temas relacionados, en las que conjuntamente profesores y alumnos trabajan en pro del enriquecimiento de los programas.







Por la capacitación internacional - Uninorte

Alberto Roa Varela, vicerrector de la Universidad del Norte.




La Universidad del Norte ha sido escenario de importantes desarrollos de programas de posgrado que van muy de la mano con la investigación, las necesidades empresariales de la región y las exigencias de desarrollo de los egresados de pregrado de la institución. "Se ha presentado en la última década un cambio de foco en la formación profesional. Ya no se habla de una preparación exclusiva de pregrado, sino de una Universidad para toda la vida", comenta Alberto Roa, su vicerrector. Parte de esta evolución se ha dado por la creciente preocupación de las empresas por capacitar a sus empleados y acercarse de una manera más competitiva al entorno internacional. "Uno de los factores que ha enriquecido los posgrados en nuestra institución es el envío de profesores al exterior para que se capaciten en maestrías y doctorados y de esta manera traigan los conocimientos y las líneas de investigación que están imperando en el mundo", comenta Roa. Entre sus principales metas está la creación de nichos de investigación con profesores de reconocida trayectoria en la materia, que ante todo permitan mantener un equilibrio adecuado entre el carácter investigativo y profesionalizante de un posgrado internacionalmente.







Gerente ante todo investigador - Externado

Luis Fernando Restrepo, director de la Maestría en Administración del Externado.




Con grandes fortalezas en su énfasis investigativo, el MBA del Externado le saca partido a una exigencia de ley para las maestrías en Colombia. En la actualidad, maneja 4 líneas de investigación en gerencia integral, organización como unidad económica, el empresario como actor social y competitividad, en las cuales todos los estudiantes deben involucrarse. "En los procesos de selección durante los últimos 5 años, más del 65% de los aspirantes a MBA del Externado son ingenieros que se han desarrollado en una disciplina específica y que necesitan ampliar su espectro de conocimientos hacia la gerencia para poder ascender y asumir nuevos retos", dice Luis Fernando Restrepo, director de la maestría. "Casos interesantes que han forzado a la alta capacitación directiva son los médicos que han accedido a la dirección de EPS, pues su disciplina los ha formado para una sala de cirugía y no para administrar", añade. En la actualidad, tienen convenios internacionales de doble titulación con Esade en España y Supdeco en Francia y cuentan con 4 profesores visitantes del Tecnológico de Monterrey que imparten algunas cátedras, así como uno del Instituto de Empresas, y videoconferencias con profesores del MIT.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.