| 8/21/2009 12:00:00 AM

Oportunidades a la vista

Con la recuperación de los mercados se aclara el panorama de inversiones. Las acciones nacionales y los bonos corporativos son las apuestas de los analistas.

Es un hecho, se consolidan las señales de recuperación de la economía global y su repercusión en los mercados financieros se refleja en una mayor estabilidad y oportunidades de invertir con más calma en lo que resta del año. La cautela de los tres trimestres anteriores se desvanece para dar paso a un mayor apetito por el riesgo. Las recomendaciones de los analistas y corredores del mercado nacional se alinean y señalan las mejores oportunidades de inversión.

En el segundo trimestre de 2009 se dio un cambio en la percepción sobre el futuro de la economía a nivel global, con un sesgo más positivo, resultado de la recuperación gradual de las principales variables económicas de la mayoría de países desarrollados. "Inversionistas y autoridades económicas comenzaron a manifestar que la parte más aguda de la crisis ya se dio y que la economía mundial está próxima a iniciar un periodo de recuperación", afirma David Guillermo Santos, jefe de investigaciones económicas de Serfinco.

Sin embargo, explica Santos, las cifras de producción y consumo a nivel mundial siguen mostrando números negativos, mientras que los niveles de desempleo se siguen elevando de manera consistente, al igual que los índices de ahorro en las economías desarrolladas, los cuales tienen como consecuencia que frenan el crecimiento del consumo, principal motor de la actividad económica en los países desarrollados.

En este mismo sentido apuntan las declaraciones de Álvaro Cámaro, vicepresidente de riesgos de Interbolsa Sociedad de Inversiones, cuando afirma que "en general se piensa que la economía mundial va a estar mejor, aunque sigue habiendo un fuerte debate en torno a las amenazas que persisten".

Por su parte, Francisco Chaves, analista de investigaciones económicas de Corredores Asociados, muestra optimismo al señalar que "nuestras previsiones para el segundo semestre son positivas. Ha habido un cambio en las expectativas de crecimiento a nivel mundial, lo que generará un apetito importante por acciones y emisiones de bonos de deuda corporativa".

Entretanto, Germán Roberto Verdugo, director de investigaciones económicas de Correval, señala que "luego de un primer semestre bastante favorable para los mercados locales, soportado en la política monetaria del Banco de la República, seguramente en el segundo semestre del año no se verán las rentabilidades de los primeros seis meses del año".

Comportamientos como el presentado por la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) el pasado 30 de julio, día en el que su índice resultó ser el quinto en rentabilidad en dólares a nivel global, auguran un segundo semestre de 2009 propicio para volver a hacer apuestas en el mercado, conservando un portafolio diversificado y con la cautela propia de los tiempos difíciles.

"Ante la posibilidad de que la recuperación económica se afiance, recomendamos migrar la composición de portafolio hacia inversiones con mayores retornos esperados pero con un nivel de riesgo asociado mayor", señala a este respecto David Santos, de Serfinco.

Acciones con potencial

Los mercados accionarios nacional e internacional han presentado, en lo corrido del año, repuntes importantes que consolidan una tendencia de recuperación hacia niveles previos a los de mediados de septiembre del año pasado, momento de mayor pánico de los inversionistas tras la quiebra del banco estadounidense Lehman Brothers. En opinión de los analistas nacionales, las correcciones más fuertes pueden haber ya tenido lugar, pero se espera que la tendencia al alza se mantenga en lo que resta del año y durante 2010.

Aunque habrá oportunidades de valorización de acciones de compañías extranjeras, el consenso de los analistas favorece las acciones locales por el mayor potencial de crecimiento que presentan los índices accionarios de las economías emergentes como resultado de su mejor desempeño económico frente al de países desarrollados. A este respecto, Ricardo Pérez, director de riesgos de Alianza Valores, afirma que "no estamos ofreciendo productos de afuera porque todo el mundo le cogió miedo a eso, preferimos recomendar los activos que conocemos, los del mercado local".

"A nivel local vemos una oportunidad importante en el mercado accionario aunque no descartamos que pueda haber una corrección en el mercado en septiembre y octubre debido a las altas valorizaciones que han presentado algunas de ellas", comenta Francisco Chaves, de Corredores Asociados.

En este mismo sentido, Luisa Fernanda Charry, gerente de análisis de renta variable de Valores Bancolombia, anota que "para el tercer trimestre del año mantenemos una perspectiva positiva, ya que se espera que las valorizaciones continúen. Sin embargo, teniendo en cuenta que el pronunciado avance de la mayoría de acciones no está soportado en cambios en la situación financiera de los emisores, anticipamos un moderado potencial de valorización".

"La bolsa puede terminar el año con una valorización de entre 50% y 55%, en la medida en que la confianza del consumidor y la economía se reactiven", opina a este respecto Álvaro Cámaro, de Interbolsa.

Las acciones locales con mayores perspectivas de valorización, a juicio de los analistas, corresponden a las de sectores energéticos y las del sector financiero. La acción de Ecopetrol es, sin embargo, la que mayor incertidumbre genera. Aunque continuará siendo una buena posición en el mediano y largo plazo, los analistas consideran que su valor actual está sobreestimado en comparación con las de otras firmas similares a nivel global, por lo que podría haber una corrección que podría revertirse en la medida en que el precio del petróleo retorne a niveles del orden de los US$80 por barril, o por anuncios positivos en la actividad de exploración; dos escenarios inciertos.

Acciones como las de Isagen o ETB, por su parte, pueden ser interesantes oportunidades de inversión por las noticias propias de esos emisores en relación a la venta de dichas compañías. "Este atractivo los diferencia de las demás acciones y abre una posibilidad incierta. A finales de año debe quedar definido su futuro y es probable que haya valorizaciones interesantes en estas dos acciones", afirma Germán Verdugo, de Correval.

No obstante, la principal recomendación de inversión de Correval, durante los últimos meses del año, es "mantener las acciones de mayor liquidez, las más bursátiles, como Bancolombia y Sura porque mantienen las valorizaciones ahora que se recuperan los mercados".

En Serfinco coinciden en recomendar la acción de Bancolombia, con una mayor inclinación a la preferencial y ven una buena oportunidad en la acción de Isagen. La acción de Bancolombia también está presente en el portafolio sugerido por Corredores Asociados, quienes esperan un repunte importante de la misma hacia finales de año y señalan que ISA es una buena alternativa. En esto último coincide la recomendación de Alianza Valores, quienes ven buenas perspectivas en las acciones de ISA e Isagen.

En cuanto a la renta variable en el extranjero, los analistas coinciden en afirmar que se deben buscar mercados emergentes, como el caso de Brasil, y apostarle al sector energético. En Valores Bancolombia añaden a esto posibilidades interesantes en los países emergentes de Asia, donde el crecimiento de China impulsará incrementos en sectores energéticos, de materiales industriales y en alimentos. Además, en Estados Unidos los analistas tienen grandes expectativas en las valorizaciones de las entidades bancarias y consideran que seguirán fortaleciéndose las compañías del sector de tecnología.

Recomposición en renta fija

Los analistas recomiendan incrementar la exposición a la deuda corporativa de Estados Unidos, a un plazo de entre 3 y 5 años. Igualmente, se plantea la importancia de tener una posición de venta en los Bonos del Tesoro norteamericano, que se espera se sigan desvalorizando en los meses siguientes. En el mercado local, el consenso es privilegiar las inversiones en UVR en deuda pública, o aquellas atadas a la inflación, al tiempo que se recomienda una estrategia de alargar la duración de los portafolios. Los TES que más llaman la atención de los analistas son aquellos con tiempo de maduración menor a tres años.

Pero la mayor apuesta está orientada hacia la deuda corporativa nacional. Con las primeras emisiones de jugadores de amplio prestigio en el mercado colombiano, como es el caso de Avianca, Promigas, Colombina o el Grupo Nacional de Chocolates, se abre una ventana de oportunidad en inversiones de buena calidad y, dado el apetito creciente del mercado por este tipo de bonos, se espera generen buenas rentabilidades.

El tiempo de maduración de estos bonos estará entre 5 y 7 años, mientras los de los emisores financieros son de más corto plazo. Por lo tanto, esta es una apuesta interesante para los menos arriesgados, pero que esperan una buena rentabilidad de sus inversiones. En lo corrido del año se han emitido cerca de $8 billones y con la entrada de estos nuevos jugadores se esperan entre $5,5 billones y $6 billones adicionales.

Fuera de las tradicionales

Para inversores más sofisticados, los analistas recomiendan estar atentos a los precios de los commodities. La advertencia, sin embargo, es que se invierta en un índice y no en una sola materia prima. Con la reactivación de la industria a nivel global, las materias primas, principalmente los metales, verán repuntes en sus precios. Así mismo, los bienes energéticos y los alimentos pueden tender al alza y se presentarán como alternativas rentables en el mediano plazo.

Otra salvedad que hacen los analistas es que no se incluya en el portafolio una exposición muy alta en acciones de compañías de estos sectores al tiempo con índices de commodities porque el movimiento de sus precios seguirá la misma tendencia.

Para los más sofisticados, la recomendación es invertir en derivados. Esto requiere, sin embargo, una disposición por parte del inversionista a hacer un seguimiento riguroso del mercado para evitar posibles pérdidas por correcciones fuertes que podrían resultar si se presentaran nuevas señales de alarma en la economía global, que podrían llegar por cuenta del consumo, la tasa de ahorro o el desempleo en las economías desarrolladas, fundamentalmente en Estados Unidos.

La recuperación de la economía abre oportunidades para invertir más agresivamente. Mercados financieros como el colombiano empezaron una fuerte recuperación en el segundo trimestre de este año y se espera que este comportamiento se mantenga en lo que resta de 2009 y durante 2010. La apuesta: acciones en el mercado nacional, en compañías del sector energético y financiero y, en el exterior, la recomendación es interesarse por las acciones de empresas de tecnología y por índices de commodities. Adicionalmente, se espera una reactivación de las inversiones en el país con la entrada en funcionamiento de la figura de multifondos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?