| 2/20/2009 12:00:00 AM

Oficinas para todos los gustos

En 2009 se registrará un auge en la construcción de centros empresariales. Habrá variedad de oficinas y bodegas de todos los tamaños.

Este año se dará una fuerte competencia en la construcción de espacios dirigidos al segmento empresarial, de acuerdo con el presidente de Ospinas, Andrés Arango. Esta percepción es ratificada por los estudios de Collier International, los cuales indican que sólo en Bogotá hay 94 propuestas nuevas de oficinas, de las cuales 58 ya iniciaron construcción y 36 están sobre planos. Esta cifra es significativa si se tiene en cuenta que para diciembre de 2005 figuraban en los registros de Collier solo diez proyectos de nuevas oficinas en la Capital de la República.

Medellín y Cali también están aumentando su oferta. Según las estadísticas que se manejan en el sector, hay 13 nuevos proyectos en la capital antioqueña, de los cuales cuatro ya iniciaron construcción, mientras que en Cali hay cuatro propuestas: una en planos y tres en ejecución.

El común denominador de estos proyectos es el estar integrados en grandes ciudades empresariales dotadas de modernas tecnologías, amplios espacios peatonales y variedad de servicios que apoyan la actividad empresarial. La mayoría se concentran en zonas estratégicas consideradas por los empresarios del país como plataforma para la expansión de la industria y el comercio.

Un botón para la muestra es que en Bogotá, a lo largo de la calle 26 entre las avenidas Rojas y Boyacá, se construyen más de tres complejos empresariales.

Además de este proyecto, en la misma zona está el Bogotá Corporate Center de las empresas Ekko y Grupo Roble; el Edificio Torre 26 de la constructora Amarilo, y el Centro Empresarial Arrecife de Construcciones Arrecife.

Para el gerente de mercadeo del Grupo Roble, Nicolás Llano, este es un sector de alto desarrollo para la ciudad por su cercanía con el Aeropuerto Eldorado y con el Centro de Bogotá, y es por esta razón que también concentrará una alta oferta habitacional y de centros comerciales.

Otro foco de desarrollo para oficinas en Bogotá es el sector comprendido entre las calles 93 y 100, entre las carreras 11 y 15. Igualmente, los industriales encuentran atractiva la Avenida Boyacá desde la calle 138 hasta la calle 170 y el Centro Internacional, donde se vienen desarrollando proyectos de renovación de edificios existentes.

En Cali, uno de los proyectos de mayor magnitud es el del Centro Empresarial Chipichape ubicado en el sector que lleva su mismo nombre. Este proyecto es desarrollado por la Constructora Normandía y pretende colmar parte de la demanda de oficinas que se presenta en la ciudad.

Cambio de estrategia

Pero la demanda de oficinas estaría llegando a su fin y es por esta razón que los empresarios consideran necesario tener estrategias claras para obtener buenos resultados en la comercialización. Martha Cala, gerente comercial de Amarilo, opina que "la cantidad de metros cuadrados para oficina que se construyen actualmente es más que suficiente porque se corre el riesgo de saturar el sector".

De hecho, el estudio de Collier International proyecta que para 2011 el 40% de la nueva oferta de metros cuadrados estará desocupada, cifra preocupante si se tiene en cuenta que la tasa de desocupación de oficinas se mueve actualmente entre el 1,5% y el 2%.

Para protegerse de esta situación, la constructora Ospinas optó por buscar clientes corporativos que requieran edificios hechos a la medida de sus necesidades. "El ideal es encontrar empresas que sean dueñas de sus terrenos y nosotros les diseñamos y desarrollamos el proyecto", explica Arango.

Avianca es un claro ejemplo de la nueva estrategia de Ospinas, donde la alianza entre constructoras y empresarios permite el desarrollo de proyectos que garantizan un alto porcentaje de ocupación desde el momento en que se inaugura la obra. La aerolínea es dueña de los terrenos ubicados en la Avenida Eldorado con calle 26 donde la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo y la Constructora Ospinas edifican la Ciudad Empresarial, un proyecto de $2 billones.

Desde la óptica de Arango, este tipo de proyectos resultan de más fácil comercialización porque la presencia de grandes empresas como Avianca despierta el interés de otras compañías por centralizar sus operaciones en el mismo lugar. La ventaja para el constructor es que no se asume el riesgo de salir a competir con proyectos de oficinas, donde la oferta es alta.

Para Rosa Helena Bonilla, gerente comercial de Arrecife, lo fundamental en el desarrollo de todo nuevo proyecto radica en asegurar las inversiones ya sea con estrategias diferenciales o con la planeación adecuada de las obras para cumplir con los requerimientos de los empresarios.

Auge en bodegas

La nueva reglamentación de zonas francas propició una explosión en la oferta de bodegas y áreas especiales de comercio y producción de bienes y servicios. Muestra de ello es que mientras la reducción en la solicitud de licencias fue la constante en comercio, hoteles, vivienda y comercio, la de bodegas repuntó evitando que el bajonazo fuera superior.

Las estadísticas del Dane indican que la adjudicación de áreas destinadas a la construcción de bodegas creció en 53,5% lo que hace prever un incremento aún mayor en la oferta de este tipo de espacios.

Según Aurora Turriago, directora de investigación de mercados de Colliers International Colombia, cerca de 32 nuevas zonas francas han sido aprobadas desde el año pasado, las cuales se suman a las 16 zonas francas que están actualmente en operación, con lo cual la demanda de bodegas y terrenos en los complejos industriales va a aumentar considerablemente en los próximos años.

Camilo Hernández, gerente general de Inacar, ve en este segmento una buena oportunidad y por eso tiene en marcha un proyecto para la construcción de 18 bodegas que sumarán un área de 16.000 m2 para arrendar. En este proyecto Inacar está realizando una inversión de $22.000 millones.

Es evidente que hay una tendencia hacia la modernización empresarial y que los requerimientos de espacios empresariales abrirán nuevos escenarios de competencia en los próximos dos años, pero finalmente el termómetro para definir el futuro de este segmento será medido por los empresarios, quienes se encargarán de mostrar si hubo exceso en la demanda o, por el contrario, fue suficiente para responder a sus nuevos desafíos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?