Ocasiones para comerciar

| 5/2/2003 12:00:00 AM

Ocasiones para comerciar

El Día de la Madre es un dinamizador del comercio y, aunque los colombianos han restringido su consumo, los comerciantes esperan con optimismo las ventas de mayo.

Mayo solía ser un mes con un comportamiento atípico, durante el cual se disparaban las ventas en todos los sectores de la economía. La celebración del Día de la Madre era una fecha importante para el comercio. Según Rafael España, director económico de Fenalco, "desde hace unos tres años, los picos que se presentaban en este mes ya no son tan pronunciados como antes y las ventas ahora son mucho más parejas a las de los demás meses del año". La explicación de este fenómeno está por un lado en las agresivas promociones que se han vuelto casi permanentes en el año. Y por otro, en la disminución de la capacidad de compra de los colombianos y el estancamiento de la demanda. El desempleo, la congelación de los salarios y la nueva reforma tributaria son factores que no ayudarán a que la demanda repunte este año. A pesar del panorama, los comerciantes se preparan para hacerle frente a la situación y sacarle el mejor provecho a la fecha.

Los pronósticos son reservados y al parecer los comerciantes no podrán hacer su agosto en mayo. Aun así, el Día de la Madre sigue siendo muy importante para muchos negocios, como centros comerciales, restaurantes, tarjetas de crédito y flores. "El Día de la Madre es una fiesta tradicional muy importante para el colombiano, que la celebra a cualquier precio y a toda costa", afirma Lilia Linares, directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de Restaurantes, Acodres. Por esta razón, muchos de ellos tienen listas estrategias bien planeadas para disparar sus ventas.

Los centros comerciales, con todos los locales y almacenes que agrupan y que están a su alrededor, son los más beneficiados por esta fiesta. De acuerdo con Clara Ferro, administradora de Centro Chía, "a los comerciantes de este centro comercial les gusta mucho la temporada de las madres, que es tan importante como la de Navidad y para ello se preparan con meses de anticipación".

Según Paola Joly, gerente de mercadeo del Centro Comercial Andino, el número de visitantes del sábado anterior al Día de la Madre es de 36.000, 10.000 más que un sábado corriente. Sus estrategias hacen énfasis en la "personalidad" del centro comercial (ver recuadro), acompañadas por rifas para incentivar la compra. Andino rifará $20 millones en bonos de recompra entre 4 clientes del lugar, mientras que Centro Chía rifará un viaje para una mamá al sitio de Colombia que ella escoja.

Otro negocio que se beneficia con estas fiestas es el de los restaurantes. El Día de la Madre, la ocupación en número de mesas aumenta en un 30% frente a un domingo normal y llega hasta el 90% de la capacidad total. "Por obvias razones, ese día nos va bien; sin embargo, esto no nos soluciona lo de un mes. Nuestra capacidad instalada es fija y, por tanto, no podemos duplicar las sillas y las mesas para una fiesta", comenta Linares.

De todas formas, los restaurantes se verán favorecidos con la campaña de celebraciones MasterCard, pues durante 2 meses los clientes que usen su tarjeta en restaurantes entrarán en la rifa de 1.000 cenas gratis en cualquiera de los 4.000 establecimientos que la reciben.

Por su parte, el negocio de las flores de exportación duplica su capacidad para satisfacer una de las mayores demandas del año. Según Augusto Solano, presidente de Asocolflores, la celebración del Día de la Madre en Estados Unidos puede compararse con la de San Valentín en febrero, que es la época más importante del año para los cultivadores colombianos, con 900.000 cajas de flores exportadas. No solo los productores deben organizar sus podas para cumplir los pedidos; los transportadores internacionales también tienen que pasar de 2 vuelos diarios en una temporada normal a 5. La situación actual de Estados Unidos, principal importador de flores colombianas, tiene en vilo a los exportadores, que no han podido estimar la demanda real para este año.

Las llamadas telefónicas tampoco se van a quedar atrás. En un día tan especial, todos quieren oír la voz de sus seres queridos. "Para nosotros, el Día de la Madre genera incluso más tráfico que Navidad y Año Nuevo", comenta Freddy Solano, gerente de producto de ETB. Según María Claudia Caicedo, vicepresidente de mercadeo masivo de Orbitel, el tráfico de llamadas de larga distancia aumenta 75% frente a un día normal. Para este año, estas compañías esperan que el comportamiento de la demanda sea similar al de años anteriores, en los cuales la capacidad de las redes se ha copado completamente y por esto han preparado planes especiales (ver cuadro).

Al parecer, las rifas y los sorteos de todo tipo son las estrategias más populares para incrementar las ventas durante esta fiesta. Aunque estas estrategias no logren que la demanda de mayo vuelva a los niveles de hace 5 años, con seguridad ayudarán a que las ventas repunten en este mes.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.