| 9/12/2008 12:00:00 AM

Nuevas empresas

Son más grandes, más internacionales y con un peso mayor en el sector servicios.

El año pasado, 47 empresas que operan en Colombia facturaron más de $1 billón. Cerca de la mitad de las billonarias pertenecen a multinacionales, y en este grupo se encuentran compañías que fueron emblemas nacionales, como Bavaria y Avianca, pero que hoy pertenecen a grupos extranjeros. Hace 15 años, las compañías que movían ese volumen de ventas se contaban con los dedos de la mano.

La transformación en el tamaño de las empresas, y en su propiedad, hace parte de la revolución que se generó con la liberación de los mercados de bienes y capitales, ocurrida a principios de los 90 y que no solo permitió la llegada de inversionistas extranjeros, sino que estimuló a las compañías locales a convertirse en multinacionales, como Cementos Argos, la Compañía Nacional de Chocolates y, más recientemente, Ecopetrol, que acaba de comprar una operación en el golfo de México por US$510 millones (todas en el listado de billonarias).

Las cifras hablan por sí solas. Tan solo en los últimos tres años, la inversión extranjera en Colombia llegó a US$25.732 millones, mientras el flujo de inversión colombiana en el exterior sumó US$6.130 millones, según un informe de la Bolsa de Valores de Colombia. Si bien el monto de recursos que entró al país más que cuadruplicó las inversiones de nuestros empresarios en el exterior, los datos muestran una actividad importante del empresariado colombiano.

Otra cifra que refleja la tendencia de crecimiento de las compañías en Colombia es el de las ventas promedio de la base de las 5.000 Empresas, que pasaron de $14.561 millones en 1995 a $93.161 millones el año pasado.

Un cambio sobre el que hay posiciones encontradas es la recomposición de los sectores. Para algunos es un gran avance el que las ventas del sector servicios hayan venido ganando peso a costa del sector industrial y del agro. Para otros, representa una acelerada tercerización de la economía. El hecho es que hoy cerca de la tercera parte de las ventas corresponde a la industria, mientras en 1995 era la mitad. Servicios, por su parte, aumentó su participación al pasar de 3,2% a 18,5%, entre 1995 y 2007.

Otra transformación tiene que ver con el mayor peso que han ganado las exportaciones de carbón. En 1993, Colombia exportaba US$564 millones por este concepto, y el año pasado esta cifra llegó a US$3.495 millones. Hoy es el segundo renglón de exportación, cuando hace 15 años ese puesto lo ocupaba el café. "Esta bonanza minera, bien manejada, con un adecuado uso de las regalías y con mucha responsabilidad social, puede ser la base para desarrollar alternativas de futuro para muchas regiones del país", afirma León Teicher, presidente de Carbones del Cerrejón.

Pero el carbón no es el único recurso minero que tiene futuro. En marzo pasado se descubrió un potencial de 13 millones de onzas de oro en la mina de La Colosa, en Cajamarca (Tolima) la cuarta parte de la mina de oro más grande del mundo (Yanacocha, en Perú). Colombia está en el radar de las grandes mineras, y si las exploraciones tienen éxito, este sector podría liderar el crecimiento en los próximos años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?