| 5/13/2005 12:00:00 AM

Más que café

Cinco temas enmarcan los programas de desarrollo empresarial en el Eje Cafetero: turismo, comercio, conocimiento, metalmecánica, confecciones y agroindustria.

Los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío avanzan en la transformación de su base económica que hasta hace poco estaba cimentada casi exclusivamente en la agricultura del café. Ya tienen clara su orientación. Caldas seleccionó el conocimiento, Risaralda el comercio y Quindío el turismo.

A pesar de tener enfoques de desarrollo distintos, la región puede trabajar conjuntamente la mayoría de sus apuestas productivas. "En la agenda interna que cada uno de los departamentos elaboró, hay grandes coincidencias. Los problemas son muy parecidos", le dijo a Dinero Emilio Echeverri, gobernador de Caldas.

De hecho, los mayores proyectos que se desarrollan hoy le sirven a toda la región. El aeropuerto de Palestina (Caldas), que reemplazará la vieja terminal de La Nubia, queda a igual distancia de Manizales que de Pereira. El túnel de La Línea entre Ibagué y Armenia le da una salida eficiente a todo el Eje Cafetero hacia Bogotá y el Llano. El ferrocarril de Buenaventura llegará a La Felisa (Caldas) al fin del año, atravesando toda la región. La Autopista del Café, que une a Manizales, Pereira y Armenia podría convertir las tres capitales en la primera megalópolis colombiana. "La gente podrá trabajar o comprar en cualquiera de las ciudades, sin importar dónde viva", dice Mauricio Perfetti, director de la fundación Manuel Mejía y ex director del centro de estudios Crece, quien califica la autopista como la médula de la integración regional.

Aunque la asociación parece una condición natural para desarrollar la agenda interna, todavía hay mucho escepticismo sobre la cohesión regional. Se quejan de la visión exageradamente local de los políticos. "Es el único sitio del país que tiene cuatro aeropuertos con pretensión de ser internacionales en un radio de 200 kilómetros", mostraba como ejemplo un empresario. "Es un desperdicio de recursos", concluye.

La estrategia de cooperación parece mejor que la de competencia en temas como los de cafés especiales, flores y follajes, confecciones, software y salud, áreas que aparecen en las tres agendas. La unión de presupuestos y del conocimiento de los empresarios facilitaría el desarrollo de programas más ambiciosos para mejorar la competitividad y promover la inserción internacional.

A pesar de esto, la agenda es diversa y tiene oportunidades para los particulares. En la mayor parte de los proyectos de Risaralda, se espera que empresarios privados aporten al menos el 40% de la inversión.



Paisajes cafeteros

El gran dueño del turismo del Eje Cafetero es Quindío, que se convirtió en el segundo destino nacional más importante después de la Costa Atlántica, movido por el Parque del Café y Panaca. En los próximos años, quiere consolidar su oferta de turismo rural, incluso estableciendo una cadena para diseñar y producir confecciones de ropa, carpas y otros elementos para esta actividad.

Risaralda adecuará su zoológico (US$20 millones) con cooperación internacional. Además, desarrollará el parque de la Flora y la Fauna y el Teleférico del Nudo y quiere abrir la entrada de turismo al Chocó. Caldas dará en concesión el Nevado del Ruiz y el departamento manejará las aguas termales, un mirador y un centro de servicios, cuyo diseño está en manos del arquitecto Simón Vélez.



Oportunidades verdes

El proyecto Ecorregión trabaja en 92 municipios en un programa a 10 años para reconversión cafetera y desarrollo forestal (ver recuadro). Procuenca, que reforesta con nogal y otras especies nativas la cuenca del río Chinchiná en Caldas, es uno de los más avanzados.

En otros frentes agrícolas, Quindío quiere enfatizar la elaboración de subproductos del café, guadua, cítricos, plátano y yuca. En Risaralda se proponen duplicar el área sembrada de mora, lulo y granadilla para 2007, y convertirse en 2017 en los líderes nacionales en el mercado de productos verdes. Caldas les apuesta a los biocombustibles a base de caña, a los hongos, a las aromáticas y a la ganadería en el Magdalena Medio.



Minas y metales

Una faceta promisoria pero menos divulgada del Eje Cafetero es la minera. Caldas es el líder en estos proyectos. Propone desarrollar en los próximos años proyectos de minas y proceso de caliza, oro, carbón y manganeso.

En metalmecánica, un área muy desarrollada en Caldas, se proponen continuar en la fabricación de herramientas y maquinaria y equipo. Risaralda, por su parte, quiere duplicar su actual producción metalmecánica de $135.000 millones en 12 años.



Conocimiento:

primero lo primero


Las carencias también abren oportunidades de negocios. El conocimiento y la capacitación son cruciales para el desarrollo y la internacionalización de la región. Pero para que sea centro de conocimiento, Manizales tiene que mejorar la calidad de sus universidades. En las pruebas a los estudiantes de economía del país (Ecaes), la primera universidad caldense apareció en el puesto 40 y la siguiente en el 56.

Lo mismo en el tema del software. La apertura de ParqueSoft en Manizales no es necesariamente garantía de que el Eje se aproxime a Tata, una empresa de India que vende US$13.000 millones anuales, el valor de todas las exportaciones colombianas.

Por eso, con ayuda de las empresas y los gobiernos regionales, parece que los programas de capacitación en áreas de trabajo, bilingüismo, formación en ingenierías y ciencias biológicas tienen una gran oportunidad de expansión. Caldas acaba de aprobar un programa de $11.000 millones para empezar.



A ritmo paisa

La región cafetera sintió la crisis económica de fin de siglo más que cualquier otro lugar del país por cuenta del desplome de los precios internacionales del grano. Por eso, allí hay que resolver problemas serios de pobreza y de pérdida de capital social y empresarial. Sin embargo, es difícil pensar que allí no se lleven a cabo los programas de la agenda y se creen de nuevo oportunidades como las crearon los antioqueños que hicieron de esa región un milagro económico hace algo más de un siglo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?