| 6/12/2009 12:00:00 AM

Lujo y buen gusto

Las tendencias de algunos ejecutivos colombianos se dirigen al consumo sunturario, de cuya oferta buena parte ya está disponible en el país.

Teléfonos celulares entre US$4.500 y US$400.000, cerca de $1.000 millones, podrían llegar a Colombia. Las tendencias en joyería de algunas ejecutivas colombianas harían posible que la venta de los sofisticados aparatos con incrustaciones de diamante y rubí de la marca Vertu sean un buen negocio. Así como la joyería no para de innovar, las últimas tendencias en relojería, ropa, accesorios y vehículos agregan cada vez más valor a sus productos para conquistar a los consumidores más sofisticados.

El hecho de que un celular pueda costar lo mismo que gana el presidente de Estados Unidos al año es una clara señal de la importancia que dan algunas mujeres a los accesorios que utilizan. Y los hombres no se quedan atrás, con la reciente apertura de un concesionario de Maserati en Bogotá, y el lanzamiento en el país del último modelo de la Clase E de Mercedes Benz así como del deportivo Z4 de BMW, se amplía el portafolio de gustos que podrán satisfacer los ejecutivos colombianos sin salir de las fronteras.

Diamantes para siempre

A las principales joyerías del país no les ha ido tan mal como se temía en la coyuntura actual. Algunas han aprovechado el fracaso de unas pequeñas joyerías para ganar participación y consolidarse, fruto de políticas encaminadas a soportar las vacas flacas con estrategias agresivas en las temporadas y días que generan mayores ventas.

Al respecto, Alan Bursztyn, gerente de Sterling, afirma: "el mercado se está volviendo más pequeño pero, gracias a estrategias que hemos tomado, no nos hemos visto tan afectados. El gremio ha sentido la crisis pero nosotros nos hemos mantenido e incluso hemos ganado participación". En este mismo sentido, para Andrés Schumacher, jefe de diseño y producción de la Joyería Schumacher, "el mercado está lento por tratarse de un mundo de lujo, el primero que abandona la gente en una crisis. Sin embargo, las personas se siguen comprometiendo y el pasado día de la madre fue bueno".

Las tendencias actuales en joyería tienen las piedras de color como principal hito en la moda. Las piedras semi-preciosas se están vendiendo muy bien y, aunque llevan cerca de cuatro años de moda, ahora la tendencia se ha fortalecido porque brindan la posibilidad de elaborar un anillo grande, como los que dominan actualmente el gusto de las colombianas, a un buen precio. No obstante, "el diamante es y seguirá siendo el rey", afirma Bursztyn.

Uno de los hitos que marcaron la moda en joyería en los años recientes fueron los diamantes de colores naturales. En Colombia no entró muy fuerte esta tendencia, principalmente por su elevado precio. En contravía con gran parte del mundo, en el país sigue el auge de las joyas en oro blanco, mientras el oro amarillo marca la pauta en Europa, Japón y Estados Unidos. Por su parte, el uso del oro rosado sigue creciendo y es el segundo más buscado, mientras en el mundo es el tercero.

El diseño es otro elemento clave. El consumidor, en busca de exclusividad, quiere nuevos e irrepetibles diseños. "La mujer actual busca diseños que no tenga todo el mundo, lo que nos permite jugar con la textura de las joyas", comenta Schumacher. Pero agrega que es difícil desplazar las joyas conservadoras y, respecto a los diamantes, precisa que la ventaja de esta piedra es que es casi indestructible, además de "tener el valor mitológico de ser una piedra fuerte, como el lazo del amor que debe durar para toda la vida, además de poder ser heredada".

La joyería en el país está madurando. El consumidor se está convenciendo de utilizar, no lo que está de moda, sino lo que le gusta y lo hace sentir más cómodo. El platino, por ejemplo, que vale dos veces lo que vale el oro, no logró posicionarse en el país con la fuerza con que lo hizo en Estados Unidos y en Europa, en donde la moda de argollas y anillos de compromiso de platino con incrustaciones de diamantes es muy marcada.

De otra parte, muchas mujeres buscan piedras que dan energía. El esoterismo en la joyería, dice Bursztyn, se está presentando, pues "la gente siente que necesita energía en la crisis y las perlas míticas son consideradas buenas transmisoras de energía".

Relojes, el tamaño sí importa

La tendencia en relojería, tanto masculina como femenina, está enfocada en el tamaño. Atrás han quedado los modelos mini de las más prestigiosas casas de relojes del mundo, tan populares a finales de los ochenta y comienzos de los noventa. Es tal el tamaño que han adquirido los relojes -desde 39 mm hasta 50 mm-, que las referencias que anteriormente usaban los hombres han pasado actualmente a ser del gusto de las mujeres. De hecho, ahora se presenta una moda de relojes unisex de gran tamaño.

Además de ser más voluminosos, el tamaño de los relojes femeninos de hoy permiten incorporar cambios en la parte mecánica del mismo; así, los modelos automáticos han ganado terreno. De otro lado, el consumidor colombiano se está volviendo cada vez más conocedor en el tema de relojería y busca marcas más exclusivas, series limitadas y ediciones especiales. "Marcas como Panerai identifican en la actualidad a un conocedor del mundo de los relojes y la gente está buscando estas piezas especiales. Esto demuestra que hay una nueva cultura en el tema de relojería en el país", comenta Bursztyn.

Aunque muchas de las casas tradicionales de relojes como Cartier, Bulgari, Panerai, Bucherer, Graham, Omega, Tissot o Patek Philippe le siguen apuntando a tamaños medianos y no pierden su enfoque en las líneas clásicas, se nota una tendencia hacia un mayor tamaño.

En la línea femenina hay otra tendencia que se viene consolidando en pulsos y correas: el caucho combinado con metales preciosos. Cartier ha lanzado modelos que mezclan el caucho con oro amarillo y oro rosado y ya se consiguen en Colombia.

Los hombres, por su parte, cada vez buscan relojes más complicados. Relojes tradicionalmente solicitados por coleccionistas, como aquellos que incluyen dispositivos mecánicos como el tourbillon, ahora son apetecidos por los clientes conocedores sin importar su elevado costoso. Además se están imponiendo las cajas en platino y regresaron con fuerza las correas en cuero.

Los cronógrafos siguen generando un enorme impacto entre los relojes masculinos, segmento en el que marcas como Tag Heuer consolidan su presencia. Pero a esta categoría se suman actualmente relojes con movimientos y maquinarias ingeniosas, como el Calibre S de esta misma casa, o aquellos que incluyen la opción regata. De hecho, Tissot lanzó recientemente su modelo T-Touch, un reloj multifuncional que incluye en su pantalla táctil las funciones de altímetro, barómetro, termómetro, brújula, alarma y cronómetro.

Los colores marcan la pauta en ropa

La recesión tampoco parece haber tocado la puerta de las grandes casas de ropa del país. Alex Zielke, propietario de la franquicia Le Collezione para Colombia, especialista en ropa para ejecutivos, sostiene que la crisis los ha golpeado aunque muy poco y que continúan en la senda de crecimiento (casi 10% en lo corrido del año). "Nosotros seguimos creciendo y pienso que vamos a terminar el año mejor. Aunque hay ciertos ejecutivos de altísimo nivel que están algo golpeados, el ejecutivo gerente sigue devengando buenos ingresos, así sus bonos anuales sean menores", señala.

Hay cargos que exigen estar muy bien vestido, por ello los ejecutivos no pueden descuidar su apariencia, esté o no la economía afectada, porque deben verse bien en cualquier momento y lugar. En zapatos para hombre, Ferragamo sigue marcando la tendencia y los de amarrar son los que se imponen en la presente temporada. "Lo primero que le miras a un ejecutivo son los zapatos", comenta Zielke, y es por esto imprescindible portar siempre unos zapatos que mejoren la apariencia de un vestido.

Pero lo más importante en la moda masculina siguen siendo los accesorios. Una corbata Loewe, Ferragamo, Prada o Ermenegildo Zegna siempre se va a destacar en la apariencia del ejecutivo, más allá del vestido; el accesorio es lo que más marca una combinación y donde más fácil se reconoce un artículo de lujo. Esto no significa que lo demás no importe, la tendencia en camisas, por ejemplo, es el algodón suave. El diseño y confección de un vestido son también relevantes porque un buen vestido forma el cuerpo mientras uno rígido no ayuda a la apariencia.

En cuanto a colores, el hombre colombiano está usando mucho los colores pastel, con predominancia del lila y el fucsia en camisas, corbatas y suéteres. Estos colores no son nuevos en la moda del país, de hecho llevan un año en las tiendas y continúan consolidándose porque "dan un toque de colorido al vestir del hombre serio de negocios", agrega Zielke.

Sin embargo, aunque la escuela de color de Milán es la que elige los colores a usar en cada temporada, y en la actual los colores oscuros no están de moda, el ejecutivo elegante siempre va a preferir estos colores para sus trajes. Por eso, para estar a la moda, lo recomendable es acompañarlos de una corbata lila o fucsia.

En cuanto a la ropa femenina, la tendencia viene marcada desde hace seis o siete años cuando llegaron al país las grandes marcas de ropa europea. Los pañuelos continúan marcando la diferencia entre elegancia y buen gusto y las sedas se perpetúan como la fibra más indicada para las prendas finas.

En marcas como Loewe, en la nueva temporada se rescatará la esencia española de la marca. Con la llegada de Stuart Vevers como director creativo de la marca, aparecerán los motivos de la tauromaquia, las flores y se dará realce al anagrama que identifica la marca.

En cuanto a las tendencias de moda para homosexuales, en Loewe hacen énfasis en que está fortaleciéndose el uso del negro, marrón, blanco, gris y verde. Además, destacan el uso cada vez más pronunciado de bolsos grandes, que podrían ser usados por mujeres aunque no tienen un toque precisamente femenino, como es el caso del bolso de viaje Weekender.

Accesorios que dan realce

Los accesorios son muy importantes para completar el atuendo de hombres y mujeres. Cada vez más las ejecutivas en el país buscan bolsos de marcas reconocidas y el mercado muestra que los accesorios de alta gama se están vendiendo muy bien. Tal es el caso de las billeteras y carteras de Bulgari, así como los bolsos Loewe y Louis Vuitton.

Los hombres, por su parte, al no tener tanta variedad en su atuendo, han sabido aprovechar las ventajas de usar los pocos accesorios que ofrece el mercado. Así, las mancornas de plata están marcando la pauta por encima de las de oro, entre otras porque la plata es más económica y el hombre es cada vez más vanidoso y quiere tener varios pares de mancornas para poder cambiar frecuentemente.

El esfero es otro de los elementos que le permite a un hombre diferenciarse. Cada vez es más frecuente que un ejecutivo tenga un esfero fino que le aporta elegancia al momento de firmar. Esto ha motivado a que joyeros como Sterling lancen su propia marca de esferos, con una línea en plata que les permitirá diferenciarse de quienes usan cobre o cobre mezclado con plata o con oro.

Pero sin lugar a dudas el accesorio que más marca a un ejecutivo es su corbata. La corbata es para el hombre lo que la cartera es para la mujer. La exclusividad del diseño, la seda, garabatos como los usados por Hermès y las corbatas de siete pliegues marcan la pauta en este importante accesorio.

Una de las marcas preferidas por las ejecutivas del país es Tous. Las joyas y complementos de moda, como pañuelos y bolsos de esta marca española, continúan cautivando sus corazones. El reconocido distintivo de la marca ha permitido a los creativos jugar con diseño de joyería en plata, oro, diamantes, piedras preciosas y semipreciosas y perlas. Sin embargo, las carteras, de alrededor de $2 millones se han alejado un poco del uso actualmente. "Las carteras Tous son un símbolo de la mujer joven, ejecutiva, clásica y vanguardista, quedan bien con un sastre y con un jean", comenta Patricia Alfaro, directora de relaciones públicas de La Riviera.

Alfaro sostiene, además, que en La Riviera son más de 16.000 las clientes que destinan más de $700.000 trimestralmente para adquirir sus productos y especifica que una ejecutiva promedio hace compras por alrededor de $1 millón cada mes en estas tiendas.

Vehículos para ejecutivos exigentes

Cansados de ver su mismo vehículo en cualquier parte de la ciudad, los ejecutivos están siendo cada vez más exigentes a la hora de escoger su siguiente antojo. Una prueba de ello es el impulso que han tomado en el país los concesionarios de vehículos de lujo, como los de la marca Porsche, en varias ciudades del país. La más reciente de estas vitrinas de autos finos se dio en los primeros meses del año, con la apertura de un concesionario de Maserati en Bogotá, en la que además se venderán algunas referencias de Ferrari.

La tienda inició su operación con seis carros, tres Maserati y tres Ferrari con precios que irán desde los $480 millones y los $550 millones para los primeros y entre $850 millones y $1.300 millones para el caso de los Ferrari. "La meta de ventas para este año era de seis carros, pero somos optimistas y pensamos que podremos llegar a las diez unidades", afirma Frank Kanayet, presidente de la junta directiva del Grupo Petrolero Colombiano, dueños del concesionario. Y no es para menos, tan solo un día después del evento de lanzamiento, Kanayet está a punto de cerrar el negocio de venta de dos Maserati y un Ferrari.

Un elemento que muestra la enorme dinámica del sector en el país es el hecho de que, el mismo día de la apertura de este concesionario, se hiciera el lanzamiento del último modelo deportivo de la casa BMW, el Z4, tan solo unos días después de su lanzamiento en Alemania. Este es un indicio claro de la importancia que tienen los carros dentro y fuera de la oficina, el Z4 es un carro ideal para el ejecutivo joven que quiere disfrutar su vehículo el fin de semana.

Pero las marcas tradicionales no se quedan atrás e impulsan sus modelos más reconocidos. Tal es el caso de Mercedes Benz, que acaba de poner a disposición del mercado nacional la octava generación de su lujosa Clase E. Tras 60 años en el mercado, y luego de vender más de 10 millones de unidades, el Clase E sigue siendo uno de los carros preferidos por los ejecutivos alrededor del mundo.

Mathias Held, presidente de Daimler Colombia, explica que el nuevo modelo incorpora, como es costumbre cada siete años, una reingeniería completa que incluye mejoras en los sistemas de seguridad, detección de ángulo escondido al cambiar de carril, sensores de cansancio -el carro aconseja al conductor parar a tomarse un café-, además de los sistemas tradicionales (ABS, airbag, protección de peatones y el sistema pre-safe en caso de estrellarse).

El vehículo ha sido concebido para quitarle al conductor el máximo de estrés y los desarrollos en aerodinámica, llantas, motores y caja de cambios, sumados a los programas más eficientes en el consumo de combustible, hacen que el nuevo Clase E consuma 20% menos que se predecesor. Además, Held comenta que se espera en dos meses la llegada al país en su versión coupé.

En el campo de los autos utilitarios, hoy muy demandados por los ejecutivos que disfrutan de dar paseos por fuera de la ciudad, o porque requieren de espacio suficiente para cargar sus equipos de golf, por ejemplo, uno de los más pedidos en Colombia es el Volvo XC60. "Esta camioneta fue lanzada el año pasado en el salón de París y sorprendió al afirmar, con el reconocimiento que tiene la marca en seguridad, que era el vehículo más seguro inventado hasta ahora", dice Sergio Escobar, gerente de Volvo en Colombia.

Su diseño vanguardista y juvenil ha sido el preferido por los jóvenes ejecutivos, entre el 50% y el 60% de las 60 camionetas vendidas hasta ahora a un precio de US$70.000.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?