| 8/3/2007 12:00:00 AM

Los negocios de Panamá

El país vecino tiene tal vez la economía más vigorosa del Continente. ¿Dónde se abren oportunidades para los empresarios colombianos?

Este año la economía panameña crecerá 8,5%, más que cualquier otro país del hemisferio. En 2008 también será la estrella regional cuando su PIB aumente cerca de 7,5% y complete así cinco años consecutivos creciendo por encima del 7%.

Lo más seguro es que no pierda este protagonismo porque no hay razones a la vista para que este país, de algo más de tres millones de habitantes, deteriore ese extraordinario desempeño. Las cifras de inversión son enormes. Solo si se construyeran los proyectos de energía, puertos y finca raíz que se están iniciando ahora, la inversión superaría los US$15.000 millones en los próximos cinco años, casi tres veces más de lo que cuesta la expansión del Canal, el proyecto insignia que comenzó a ejecutarse en julio.

Pero adicionalmente su sector exportador de servicios se beneficiará del auge mundial de los próximos años. "Es el mayor de la región. Representa el 25% del PIB, comparado con menos de 5% para Colombia", dice la analista de la firma calificadora de riesgo Moody's, Alexandra Alecci. "La exportación de servicios tiende a ser más estable que la de materias primas básicas o la de exportación de bienes", agrega.

Y por si esto fuera poco, el auge de la construcción de rascacielos y vivienda para jubilados, que comenzó en 2004 y que no está incluido en la cuenta de los US$15.000 millones, podría acelerar más el paso de la expansión económica. Si se mantiene la tendencia, en los próximos cinco años se construirían en Ciudad de Panamá tantos rascacielos como los que se hicieron en Miami en los últimos diez. Aún si se redujera drásticamente su marcha, en algún momento tendrá que regresar el vigor al mercado por cuenta de los 74.000 empleos directos e indirectos que generará la expansión del Canal en el pico de su construcción.

La estabilidad de la economía dolarizada, una situación fiscal buena, que mejoró tras una reforma pensional en 2005, un perfil de la deuda manejable —el vencimiento promedio de la deuda pública está en 14 años— y su tranquila situación política, seguirán siendo atractivos para los inversionistas.

Como en todo, hay riesgos. La inflación puede llegar a 6% en diciembre, una cifra que pulverizaría todos los récords panameños recientes. El promedio de los últimos seis años es de 1,8%. En el primer semestre la inflación acumulada alcanzó 3%, el doble de la del año anterior para el mismo lapso. No obstante, seleccionando con cuidado los negocios, las oportunidades para hacer empresa en Panamá son muy grandes. Dinero muestra algunas de las principales.

En qué va el Canal
En octubre, los panameños votaron a favor de la expansión del canal de Panamá, un proyecto de US$5.200 millones. En julio se adjudicó el primero de ocho contratos que componen el megaproyecto, que si bien no es el más grande del mundo, si es el más importante en términos de imagen.

El programa tiene dos contratos de dragado de las vías navegables de acceso al Canal, cinco de movimiento de tierras —de los cuales ya se adjudicó el primero—, y uno para la construcción de los dos nuevos juegos de esclusas que conforman el corazón de la expansión, porque son el 60% del valor de toda la obra, explica Jorge de la Guardia, gerente del Programa de Expansión del Canal.

En agosto se licitará el dragado del Pacífico y se recibirán ofertas en noviembre, después de que se hayan hecho los estudios geológicos. La celeridad en la contratación se consiguió en parte porque tenían el plan de actividades bien establecido. Después del referendo, contrataron como asesores a la casa japonesa Mizuho (financiero), y a Mayer, Brown, Rowe & Maw (legal). Con ellos diseñaron una serie de mecanismos novedosos para acelerar las obras y atraer a las mejores firmas de ingeniería del mundo. Ambas metas las están logrando (ver recuadro).

TLC con estados Unidos
A mediados de julio, la Asamblea Nacional panameña aprobó el texto del TLC con Estados Unidos. Ahora espera que a su regreso de vacaciones en septiembre, el Congreso estadounidense lo apruebe.

A partir de la ratificación del tratado, las exportaciones de bienes industriales y agrícolas entrarán sin arancel a Estados Unidos, le dijo a Dinero la viceministra de Comercio Exterior, Carmen Gisela Vergara. Esto permitirá dinamizar unas ventas que han perdido participación en el total de exportaciones. Hace tres años Panamá hacía el 50% de sus exportaciones a Estados Unidos y hoy, apenas el 38%.

El TLC es atractivo para empresas que escojan a Panamá como base para llegar a Centroamérica donde también hay tratados de libre comercio. Además hay incentivos tributarios, como el Certificado de Abono Tributario (CAT), que les devuelve una parte del valor agregado local. En parte por ellos y por las condiciones de mercado, en los últimos años aparecieron 404 empresas exportadoras nuevas, se abrieron 11 mercados y aumentaron la oferta exportable en 255 productos, "la mayoría con valor agregado", dice la Viceministra.

Desde septiembre el gobierno ofrecerá un programa para mejorar la competitividad de las empresas, cofinanciado con el sector privado. Flexibilizaría los contratos laborales, para facilitar la contratación y el despido de personal y que las primas que se pagan ocasionalmente por productividad no se conviertan en parte del salario, entre otras cosas.

Finca raíz
Las cifras del Ministerio de Vivienda muestran que hoy se construyen en Panamá 175 edificios, hay 125 anteproyectos aprobados y 80 en proceso de aprobación. El boom que empezó en 2004 parece no tener fin.

No obstante, el futuro tiene signos cruzados. A la vez que parece desacelerarse la construcción de rascacielos, la firma británica London & Regional y el colombiano Jaime Gilinski anunciaron el despegue del proyecto inmobiliario más grande de latinoamérica en la antigua base aérea de Howard. Mientras que el crédito hipotecario se restringe, aparecen nuevas oportunidades de negocio en vivienda para jubilados y casas de recreo.

Ya hubo la primera advertencia de problemas en el sector. Tres rascacielos, Ice Tower (104 pisos), Palacio de la Bahía (97 pisos) y Park 32 (54 pisos), abortaron su construcción. La razón principal, la mala planeación frente al aumento de costos de construcción.

El incremento en el precio de la tierra ha sido enorme. En Costa del Este, una de las zonas de mayor desarrollo, hace tres años un metro cuadrado de lote valía US$350. Hoy se vende por US$1.600. "Para que un proyecto sea rentable se deben hacer edificios de 70 y 80 pisos. Pero lo que la gente no sabe es que los costos promedio no bajan, sino que suben de manera exponencial cuando se hacen edificios tan altos", explica Jorge Alonso Sánchez, gerente de Conconcreto Panamá. Estima que el costo de construcción pudo haber aumentado 35%.

Los bancos están muy cautelosos. Se ponen difíciles al aprobar créditos en proyectos que valgan más de US$2.000 por metro cuadrado y han endurecido las condiciones para prestarles a los extranjeros.

Con todo, hay quienes están tranquilos con la situación del sector. "La mayor parte del auge está destinado a vivienda para bajos ingresos y para atender el déficit de vivienda en el país. El 80% de las hipotecas son menores de US$75.000 (muy pequeñas)", argumenta Alexandra Alecci, de Moody's.

Además, las oportunidades no han desaparecido. Panamá seguirá siendo el refugio de los latinoamericanos y sitio de vivienda para una parte de los 7 millones de estadounidenses que según Henry Kardonsk, gerente general de la filial de London & Regional en Panamá, se jubilan cada año y que le empezaron a huir a los precios altos de Costa Rica.

Conconcreto tiene tres proyectos terminados con US$70 millones en ventas, promueve un apartahotel y es contratista en la tercera torre de Torre de las Américas, un edificio de 36 pisos que tiene un costo de construcción cercano a los US$ 28 millones.

Para Frank Morrice, de Century 21, los mejores negocios los encuentra en las costas. Le gustan los predios en playas del Pacífico a menos de 100 kilómetros de la capital. Los inmuebles cerca de Colón son atractivos porque se valorizarán cuando se termine la autopista que unirá esta ciudad del Atlántico con Ciudad de Panamá. También le entusiasman las tierras de Boquete, en la provincia de Chiriquí, que tienen una buena demanda de extranjeros que buscan el clima templado de la zona cafetera panameña.

En Ciudad de Panamá le parece interesante la zona de Clayton, hacia donde se estará trasladando la Embajada de Estados Unidos en pocos meses. ¿Una idea de precios?

Apartamentos de 120 m2 al sur de la ciudad, hacia la costa, valen entre US$1.600 y US$3.000 por m2. En el norte, entre US$1.000 y US$1.400 por m2.

El desarrollo de la antigua base militar de Howard, en el pacífico panameño y de Santa María Golf & Country Club, son caso aparte. El primero es, según sus promotores, el proyecto más grande de construcción en toda la historia de Panamá. London & Regional y Jaime Gilinski y otros inversionistas que llegaron posteriormente, girarán US$405 millones en los primeros seis años y US$300 millones adicionales en los 34 siguientes. Ya entregaron los primeros US$20 millones para comenzar algunas obras en sus 1.040 hectáreas.

Howard tendrá vivienda, lugares comerciales, un parque logístico y zona libre de impuestos para quienes se establezcan allí. Las empresas de telecomunicaciones y ensamblaje gozarán de un régimen laboral más flexible que el local, dice Henry Kardonski. Pero adicionalmente tendrían una 'ventanilla única' con el gobierno, donde podrían conseguir desde permisos de construcción hasta licencias para empezar negocios.

Logística
"Panamá se está consolidando como un líder mundial en actividades de trasbordo y de puertos, lo mismo que un centro clave de redistribución regional", dice Alexandra Alecci.

"El canal trae puertos", dice Jorge de la Guardia. El comercio en barcos post-panamax, que podrán pasar por el canal en unos años, es fundamentalmente Este-Oeste. Panamá puede convertirse en centro de distribución para centro y Sudamérica y ser el eje para el comercio norte sur. De hecho, ya se proyecta una gran expansión en todos los puertos en ambos océanos con inversiones que se calculan en US$1.000 millones.

Energía
En Panamá hay 1.200 MW instalados y esa capacidad está utilizada al 95%. Por eso se volvió un sector muy dinámico. "Hay 15 proyectos en desarrollo", señala Louis Robert Ducruet, presidente de la corredora de seguros Ducruet. Hoy la exportación de energía no es posible, pero se avanza en dos proyectos de interconexión. Ya hay colombianos vinculados al sector, como EPM que acaba de obtener una concesión en la provincia de Chiriquí.

"La demanda de combustibles en las estaciones de servicio en Panamá es una décima parte de la de Colombia, pero crece 13% al año", dice Jorge Úsuga, gerente de la filial de Terpel, Accel. Ya hay proyectos enormes en el sector. Qatar Petroleum y Occidental firmaron un memorando de intención para construir una refinería con capacidad de 350.000 barriles de crudo diario.

Infraestructura
Hay un gran desarrollo de infraestructura previsto para los próximos años. Joaquín Obregón, gerente de la colombiana H.A. Engineering, menciona la construcción de la Cinta Costera, un proyecto de US$180 millones, y el proyecto de transporte masivo (Transmilenio) para la Capital.

Será un buen tiempo para cementeras como Argos que compró con Holcim a Cemento Panamá, la tercera cementera más grande de Centroamérica y opera un puerto en Bahía Las Minas.

Bancos
A pesar de que las grandes fusiones bancarias ya se hicieron, todavía hay espacio para una o dos adquisiciones más, como lo señala el abogado Carlos Cordero, socio de Alemán, Cordero, Galindo & Lee, la firma de abogados más importante de Panamá en fusiones y adquisiciones.

El mercado financiero local es pequeño comparado con el colombiano. Pero el negocio no está en la administración de los ahorros domésticos. "Panamá es un centro de inversión de la banca privada. Es donde aterriza el dinero de América Latina", dice el presidente de la Bolsa de Valores, Roberto Brenes. Es en parte el interés de Interbolsa y Suvalor que ya operan en Panamá.

Acciones
El éxito económico de los últimos cinco años se convirtió paradójicamente en el verdugo del mercado accionario panameño. Muchas empresas panameñas comenzaron a ser compradas "con plata pura y dura", dice Roberto Brenes. Con esas adquisiciones salieron varias empresas de la bolsa. Sin embargo, el ejecutivo espera que en 2008 haya nuevas emisiones de acciones de empresas familiares, en especial en el sector financiero y de energía.

Turismo
En los primeros informes después de su posesión, la embajadora de Colombia en Panamá, Gina Benedetti, advertía que uno de los sectores que abría más oportunidades para los empresarios colombianos era el del turismo. No se equivocaba. La cadena hotelera Decamerón ha hecho inversiones exitosas en hoteles de ciudad y playa. Pero además existe la posibilidad de desarrollar otros servicios turísticos —operadores de tours, o agencias que ofrezcan programas especiales para turistas—.
 
Ciudad de Panamá se está convirtiendo en un sitio de convenciones y congresos y sus centros de atención no dan abasto. Solo durante enero - mayo entraron casi 600.000 turistas, una cifra igual a la que entró en todo 2004. Panamá recibirá casi 1,5 millones de personas este año, una cifra mayor que la de Colombia.

Pero además hay otro negocio. Colombia es el segundo destino más importante de los panameños después de Estados Unidos. Hoy es muy popular que grupos de hasta 20 ejecutivos panameños se desplacen los fines de semana a jugar golf en los campos de Bogotá.

Seguros y salud
En seguros se está implantando desde hace poco el seguro obligatorio de responsabilidad civil para los 500.000 vehículos que transitan en el país. "Puede ser un mercado de US$400 millones", calcula Jean Ducrucet, vicepresidente de operaciones de la firma de corretaje Ducrucet-Aon.

Por su parte, la salud será un área de inversión pública importante en los próximos años, pero además habrá espacio para operadores privados. Las compañías de medicina prepagada apenas comienzan a aparecer. Operan como empresas de seguros, con requisitos de capital mínimo y tienen una buena demanda entre los extranjeros radicados en el país, dice el gerente de Medisalud, Santiago Palacino.

Agrícolas
La exportación dominante de Panamá es el banano. Con todo, en dos años el área sembrada en frutas alcanzará la del banano. "La meta era llegar a 10.000 hectáreas de frutas en 2010. Esta se alcanzó este año. Ahora se propone llegar a 15.000 hectáreas en 2015", explica el ministro de Desarrollo Agropecuario, Guillermo Salazar. Las frutas son melón, sandía sin semilla y piña de variedad MD2.

El TLC con Estados Unidos permitirá la exportación sin arancel y sin cuotas, de etanol o biodiesel, señala el ministro Salazar. Por eso industriales brasileros, lo mismo que las colombianas Manuelita y Las Flores están interesadas en entrar en el negocio.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?