| 3/4/1998 12:00:00 AM

Los grandes de Iberoamérica

Aquí están, éstos son... los mayores magnates de los negocios en América Latina y España

Dinero presenta en este informe especial una selección de los hombres y las mujeres (hay dos en la lista) de negocios más ricos y exitosos de América Latina. Este vistazo a las grandes fortunas de la región resulta altamente revelador sobre qué está ocurriendo con las empresas y las economías de nuestros vecinos. Se confirma, una vez más, la magnitud de las transformaciones que atraviesa el mundo empresarial en el que nos movemos.



Muchos factores actúan al tiempo para alterar el rostro de las empresas más tradicionales. En primer lugar, la generación fundadora está de salida en muchas empresas. Los herederos se han formado en las mejores universidades, han hecho sus armas en empresas internacionales de punta y llevan años preparándose dentro de sus propias firmas. Este nuevo grupo que se dispone a asumir el mando trae consigo una nueva visión de los negocios, más dinámica, más internacional y menos limitada por las verdades sabidas del pasado.



Al mismo tiempo, quienes tienen la responsabilidad de señalar la dirección futura de estas compañías reconocen una cosa: la definición del negocio que sirvió para hacer la acumulación del capital durante el siglo XX puede ser obsoleta para enfrentar el siglo XXI. Muchas de estas empresas hicieron su capital en sectores básicos, como los recursos naturales, o protegidos de la competencia externa, como la construcción. Pero hoy entienden que para sobrevivir en las próximas décadas deben aumentar su presencia en el exterior, buscar alianzas, modernizarse tecnológicamente. Incluso puede ser necesario dejar los negocios originales, ya maduros, para pasar a otros cuyos mercados están lejos de su límite de expansión, como las telecomunicaciones.



En tercer lugar, el factor que cierra el círculo: hay capital internacional para financiar estos movimientos. La crisis asiática se ha atravesado en los últimos meses y seguramente ha frenado los planes, pero los rumbos a largo plazo ya están fijados. Modernización, internacionalización, alianzas, compras. Los socios potenciales están dispuestos y los financieros también. Si el tema del Asia se estabiliza y si el manejo macroeconómico en los países latinoamericanos entra en una senda de baja volatilidad, es indudable que la revolución de los negocios continuará en los próximos años.



Y por último, están las ganancias. Si bien este informe no hace una comparación con valores del pasado, es evidente que las grandes fortunas se están incrementando y que las ganancias son elevadas, tanto en las transacciones de empresas como en la operación normal de los negocios exitosos. A pesar de la turbulencia financiera, o tal vez en parte gracias a ella, ésta es una buena época para los multimillonarios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?