| 11/28/2003 12:00:00 AM

Los CEO del Futuro

Dinero, el Executive MBA de la Universidad de los Andes y Korn Ferry International premian a 25 ejecutivos con potencial para convertirse en CEO en el futuro. Estos son los ganadores.

El pasado 18 de noviembre se llevó a cabo la premiación de El CEO del Futuro, el concurso organizado por la revista Dinero, el Executive MBA de la Universidad de Los Andes y Korn Ferry International, que seleccionó un grupo de 25 ejecutivos colombianos cuyas capacidades, realizaciones y personalidad son ejemplo del tipo de líderes que las empresas colombianas necesitarán para superar los desafíos de los próximos años. El concurso, que se realiza por primera vez en el país, convocó a más de 300 ejecutivos que se postularon para ser merecedores del reconocimiento. El grupo de los ganadores demuestra, una vez más, que Colombia es un auténtico semillero de capacidad empresarial.

Entre los ganadores hay hombres y mujeres de 17 sectores, cuyas edades fluctúan entre los 23 y los 38 años, y que representan más de 15 profesiones, que han acumulado unos logros realmente sobresalientes trabajando tanto en Colombia como en el exterior. Son ejecutivos con logros en el sector público y en el privado. Hay empresarios y empleados de multinacionales, como Exxon Mobil, Citibank, PricewaterhouseCoopers y Chubb. También hay ejecutivos de empresas nacionales como Avianca, Orbitel y Terpel, entre otras.



Los mejores

El proceso de selección de los ganadores no fue nada fácil. Se utilizó una metodología desarrollada por Korn Ferry International y por el profesor de la Universidad de California Kenneth Brousseau, quien -con base en un estudio que analizó más de 200.000 ejecutivos exitosos en diferentes países- identificó los factores clave que determinan el potencial de éxito de un ejecutivo que llega a la presidencia de la empresa. La metodología identifica tres factores clave: el estilo de liderazgo (la imagen que proyecta ante los demás), el estilo de decisión operativo (la manera como opera la persona en la organización) y las motivaciones profesionales (los valores que determinan su grado de motivación en el cargo).

La metodología toma como punto de partida un hecho irrefutable: las personas se comportan de una manera diferente en público y en privado. Esto hace que el proceso de selección del presidente de una empresa sea muy difícil. Cuando alguien llega a una entrevista de trabajo, normalmente se esfuerza por transmitir una imagen de seguridad, conocimiento y relaciones interpersonales. Nada garantiza, sin embargo, cómo será su comportamiento cuando nadie lo está observando. Esto es completamente normal; las personas asumen un estilo diferente cuando están liderando grupos que cuando están resolviendo problemas operativos por su cuenta. Solo el 15% de los ejecutivos exitosos, afirma el estudio, proyecta una imagen similar a su estilo operativo.

A los más de 300 inscritos se les hizo una valoración para definir su estilo de liderazgo, estilo operativo y motivaciones. De acuerdo con los resultados de la prueba, se preseleccionaron 70 candidatos con el perfil de los presidentes exitosos del estudio de Brousseau. Luego, los preseleccionados pasaron por una serie de entrevistas con un grupo de presidentes de Recursos Humanos pertenecientes a algunas de las empresas más prestigiosas del país.

El grupo, junto con los cazatalentos de Korn Ferry International, definió a los 25 ganadores. El grupo de ganadores cuenta con una sólida formación académica que incluye, en su mayoría, estudios de posgrado. Son ejecutivos con logros importantes y han tenido experiencias funcionales en el exterior o cargos que involucran roce internacional en manejo de negocios internacionales, lo que los convierte en agentes multiculturales. Algunos han construido con su talento empresas de envergadura, otros les han abierto nuevos mercados a las empresas en que trabajan. Otros, entretanto, han sacado de la crisis a empresas en problemas. No les temen a los retos. Son ejecutivos muy preparados que, a pesar de su juventud, han acumulado una importante experiencia en sus sectores. Tienen experiencia en el manejo de gente y se caracterizan por sus habilidades para entrenarla. Tienen claro que sus logros son el resultado del trabajo en equipo y, por eso, se preocupan por motivar y potenciar a sus empleados.

Poseen habilidades de planeación y consideran que la clave es demostrar y exigir resultados. Son creativos e innovadores y buscan anticiparse a las tendencias. Su estilo de liderazgo los hace personas muy sociables y participativas, con fácil empatía con la gente. Los motiva el poder y el crecimiento organizacional pero, además, se apasionan por aprender. Buscan ser ejecutivos integrales y se mueven en las diferentes áreas de una organización. Son constantes, comprometidos y muy estudiosos pero, sobre todo, buscan el equilibrio entre su vida personal y profesional y para quienes la responsabilidad con su país y la sociedad tiene una importancia sin igual.

*Uno de los CEO del futuro no pudo aparecer en esta edición por razones ajenas a su voluntad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?