Londres

| 6/23/2000 12:00:00 AM

Londres

Historia, cultura y un papel protagónico en el mundo financiero la convierten en un sitio privilegiado para hacer negocios, divertirse y aprender. El Big Ben, el palacio de Buckingham, y la catedral de Saint Paul son algunos de los lugares que no se pueden dejar de visitar. Julio 7 del 2000 Dinero

Una de las mejores épocas para visitar Londres es durante julio y agosto. El verano permite que la ciudad, tradicionalmente nublada y lluviosa, disfrute en promedio de seis horas de sol al día, de solo 45 minutos de lluvia, y de una temperatura mínima de 14,5°C.



Londres es una ciudad para todos los gustos. Su milenaria tradición, su intensidad cultural y su papel protagónico en el mundo financiero la convierten en un sitio privilegiado para hacer negocios, divertirse y aprender.



La ciudad sorprende por su orden y por su señalización. Ningún "continental" tiene excusa para confundirse por el sentido de las vías, que es contrario al que impera en el resto del mundo, porque todo está perfectamente demarcado para evitar que un turista distraído se equivoque.



La mejor forma de conocer Londres y no perderse es utilizar el "corazón" de la ciudad. El "underground". Además, tiene el aliciente de ser el metro más antiguo del mundo, ya que la fase entre Paddington y Farringdon Street fue construida hace 137 años. Claro que si usted sufre de claustrofobia, la experiencia puede no ser tan agradable, porque hay líneas construidas 20 metros por debajo de la tierra.



La estación más antigua es Victoria Station, que se encuentra en el centro de la ciudad y donde convergen no solo distintas rutas del metro, sino de los trenes que conectan Londres con los pueblos cercanos.



Para utilizar el metro de Londres debe comprar un tiquete llamado travel card, que también le sirve para el servicio de buses. Se puede adquirir en cualquier estación por un precio de 3,80 pounds, a partir de las 9:30 a.m. Eso sí, tenga cuidado de no perderlo porque en cualquier momento un agente del transporte se lo pedirá para verificar que esté bien diligenciado y si no lo tiene, deberá pagar una multa costosa.



Viaje a la historia



Uno de los principales atractivos turísticos de Inglaterra es la monarquía, que llama la atención del visitante hacia los grandes palacios, comenzando por el Buckingham Palace, la residencia de los monarcas británicos, en donde se agolpa el público para disfrutar del espectáculo del cambio de guardia. También vale la pena ir las afueras de la ciudad y visitar Windsor Castle y Leeds Castle.



Otros lugares que no se puede perder son Saint Paul's Cathedral y la Abadía de Westminster, donde están sepultados algunos de los personajes más importantes de la historia británica.



La Torre de Londres es un sitio obligado, no solo por su importancia histórica, ya que allí fueron mantenidos prisioneros y ejecutados distintos opositores reales, sino porque ahí se expone el tesoro de la Corona Inglesa, una colección de joyas de incalculable valor.



Pero si quiere saber cómo vivían los romanos en su época y qué clase de cuidados para la belleza utilizaban, visite Bath, un pueblito aledaño cuyo principal atractivo son los baños romanos y donde podrá pasar un rato agradable escuchando en boca de los guías toda la historia de esa época.



Si de museos se trata, en el Museo Británico encontrará muestras de todas las riquezas extraídas de las colonias. Eso sí, programe varios días para que puede aprovechar todo lo que este sitio tiene para ofrecerle.



Las carreras



Si prefiere los partidos de polo, el destino es Ascott, donde se reúnen los cracks europeos de este deporte. Además, solo es posible ir en esta época del año, porque el clima no permite jugar en otra estación.



Allí no solo encontrará jugadores ingleses o europeos, también están los mejores jugadores del mundo, los argentinos, que acostumbran estar en Inglaterra en esta época del año. Pero si lo que le gusta son las carreras de caballos tendrá que esperar un poco más. Estas empiezan a finales del verano y principios del otoño.



Aproveche los soleados días del verano para visitar los hermosos parques que rodean la ciudad. Hide Park tiene un lago en donde puede disfrutar de los deportes de remo. Si quiere ir de picnic, vaya a Green Park, que es un poco más tranquilo y solo pase la calle Park Lane hasta encontrar el primer Hard Rock Café que se construyó en el mundo. Aproveche para conocer el típico pub inglés, que se encuentra en la parte de abajo.



Las compras



Tiendas lujosas como Harrods, mercados de las pulgas y calles llenas de almacenes exclusivos hacen las delicias del turista.



En Londres usted encuentra grandes avenidas llenas de almacenes con las colecciones de los mejores diseñadores del mundo, tiendas deportivas, inmensas tiendas de juguetes donde todo aquel que entra quiere ser niño para comprar mil cosas... Los expertos dicen que se ve más moda en Londres que en París, así que si desea estar a la vanguardia y tiene con qué hacerlo, no se prive de comprar.



Si desea artículos curiosos tiene que ir a Portobello Market, un mercado de las pulgas con infinitas variedades asiáticas y de todas partes del mundo que lo hacen un sitio bien especial, donde hay desde un escaparate indonesio hasta un fino juego de té inglés antiguo. Tenga en cuenta que solo está abierto los sábados.



Camdem es otro mercado famoso por su inmensa variedad de libros y velas. Si le apasiona el esoterismo, puede encontrar inciensos con todos los aromas imaginados, que podrá comprar por muy buenos precios.



Covent Garden es el mercado más antiguo de todos, el sitio original de reunión de los mercaderes. Este lugar ha sufrido cambios desde 1974 y a partir de los 80, las viejas construcciones se han convertido en galerías comerciales, y en sus pasillos y alrededores se pueden ver grandes artistas, músicos y comediantes.



Aproveche la noche



Londres es una ciudad donde usted puede hacer casi cualquier cosa y por cualquier precio. La mejor guía es la revista Time Out, una publicación semanal, en la que encontrará desde los eventos que ocurrirán en los barrios ingleses, las obras de teatro, películas de cine, clubes y festivales, hasta la discoteca más prendida de toda la ciudad.



Eso sí, no se puede perder grandes obras de teatro como El fantasma de la ópera original de Londres, Los miserables, Miss Saigon o El lago de los cisnes.



Una noche de verano ideal puede ser caminar por el río Támesis, viendo cómo la gran ciudad va desfilando por sus ojos, para luego entrar a uno de los restaurantes con más éxito en Londres en los últimos 3 años. Inaugurado en septiembre de 1996, OXO ofrece una de las vistas más lindas de Londres.



Mientras disfruta de un buen whisky escocés, puede sentarse en la terraza y tener una agradable velada. Al fondo, el río; a su derecha, La Catedral de San Pablo y a la izquierda, una de las estaciones más lindas de Londres, Embakment. Es verdaderamente delicioso estar en un sitio tan especial que es una buena opción para una velada, ya sea de negocios o romántica.



Pero si lo que desea es una noche menos tranquila y está cerca de Piccadilly, no se olvide de tomarse una foto al lado del Eros y siga caminando hacia Leicester Square y hasta el restaurante Capital Radio, que pertenece a la emisora más grande de Londres, en donde podrá disfrutar de su comida con la música de la emisora de fondo.



La última recomendación. No abandone Londres sin hacer algo típico inglés. A las 5 de la tarde en el Hotel Ritz podrá tomarse un té con deliciosas galletas.



Londres es muchas cosas más. Grandes negocios, casas de subastas mundialmente famosas, galerías de arte, exquisitos restaurantes, grandes hoteles y una antigua historia la hacen una de las ciudades más excitantes del planeta.



Los principales atractivos de la ciudad se desprenden de su historia y de su cultura.



La mejor forma de conocer Londres es utilizar el underground, uno de los metros más antiguos del mundo.







DATOS UTILES



Continental Airlines ofrece vuelos diarios desde Bogotá a Londres vía Houston o Nueva York, llegando al aeropuerto de Gatwick.

También tiene un servicio diario de código compartido con Virgin.

Atlantic desde Nueva York, llegando al aeropuerto de Heathrow.

En el trayecto Bogotá-Londres, el pasajero acumula 10.560 millas OnePass Continental cuando viaja en clase turista y 15.840 millas, si viaja en BusinessFirst.

El pasajero que vuele en BusinessFirst y sea miembro OnePass recibirá a vuelta de correo un voucher con el que podrá acumular múltiples premios como estadías en hoteles, compras en el dutyfree del avión, tiquetes para teatro y días de alquiler de automóvil gratuito, entre otros. En Colombia, podrá reclamar una noche de estadía en el hotel Santa Clara de Cartagena por cada voucher.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.