| 9/1/1994 12:00:00 AM

Las 125 constructoras

Información completa sobre las empresas lideres de la construcción. Cuales son las ganadoras y cuáles las perdedoras.

El sector de la construcción privada ha sido uno de los más dinámicos durante los últimos años. Su recuperación empezó a finales de 1991, luego de tres años de ciclo descendente. Prácticamente todos los centros urbanos del país han experimentado una aceleración de la actividad edificadora acompañada de fuertes valorizaciones de la finca raíz mejor localizada. Los colombianos invirtieron masivamente en vivienda como en oficinas, locales comerciales y hasta bodegas.

Los políticas monetarias expansivas con crecimientos anuales de los medios de pago superiores en 10 y hasta 20 puntos porcentuales por encima de la inflación se tradujeron en una amplia disponibilidad de crédito para, la financiación de la actividad edificadora. La entrada de capitales externos y su canalización hacia el sector reforzaron las tendencias de bonanza. Siempre que el sector externo de la economía ha sido expansivo se han presentado bonanzas constructoras como las de los últimos dos o tres años.

Menor ha sido el dinamismo de las obras públicas, las cuales estuvieron relativamente estancadas hasta 1993, con excepción de las que generó el sector petrolero. Varios de los ambiciosos proyectos de infraestructura contemplados en el plan de desarrollo del anterior gobierno se quedaron en el tintero. Solamente a partir de 1993 se reactivaron algunas de las obras públicas prioritarias tanto en el sector vial como en el sector eléctrico, pero sin que realmente se pudiera hablar todavía de un renacer de la construcción pública y de la ingeniería civil en Colombia.

Todo lo anterior tuvo su impacto en los balances de las 125 empresas constructoras más grandes del país. Las empresas que se dedican con prelación a la construcción privada tuvieron un excelente año en 1993, en tanto que aquellas orientadas hacia la construcción pública siguen sin que les llegue su cuarto de hora. Los resultados agregados de los balances son dicientes:

Después de registrar una disminución de las ventas durante 1991, éstas se reanimaran en los dos años siguientes. El crecimiento del 52.8% durante 1993 estuvo muy por encima de la inflación del 22% y es indicativo del buen momento por el que atraviesa esta actividad. Los indicadores de rentabilidad y de endeudamiento confirman la tendencia favorable de los últimos dos años. De hecho en 1993 los márgenes de rentabilidad promedio de las grandes empresas de la construcción fue superior a los promedios de las empresas líderes de la industria y del comercio (7.9% versus 7.4% y 2.2% respectivamente).

En lo que sigue se presenta una serie de cuadros estadísticos basados en los balances de cada una de las 125 empresas comerciales. según información suministrada por la Super intendencia de Sociedades, las Cámaras de Comercio y las mismas empresas. En el primer grupo de cuadros se incluyen las cifras básicas del balance y la posición de cada empresa por volumen de ventas. activos y patrimonio (el ordenamiento se establece de acuerdo con las ventas). El segundo conjunto de cuadros, a partir de la página 194, contiene los principales indicadores de desempeño. Los últimos cuadros, comenzando en la página 206, muestran las empresas donas y perdedoras en aspectos tales como variación en ventas. utilidades v pérdidas. endeudamiento ) y (diferentes indicadores de rentabilidad. Finalmente la página 214 presenta el índice de empresas de esta sección de construcción.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?