| 11/28/2003 12:00:00 AM

La salud inversión de cuidado

Las empresas han tomado conciencia de la necesidad de velar por la salud de sus ejecutivos, que están más sujetos a enfermedades cardiovasculares, y a las derivadas por el sobrepeso y el estrés.

Seleccionar un ejecutivo de primer nivel, con la ayuda de una empresa cazatalentos, puede costarle a una compañía el equivalente a un tercio de su salario anual, según Alvaro Cadavid, gerente general de Spencer Stuart. Por su parte, en capacitaciones, viajes y entrenamiento, organizaciones como Hewlett Packard o BellSouth invierten de $25 a 30 millones más cada año, sin contar los salarios y beneficios de cada uno de ellos. Para las pequeñas y medianas empresas, los costos económicos son menores, pero el impacto de la ausencia de un ejecutivo es mayor porque no tienen una estructura de apoyo para suplir su aporte dentro del funcionamiento de la organización.

Tanto en unas como en otras, la enfermedad imprevista en un ejecutivo de primer nivel puede dar al traste con la inversión que la organización ha hecho y afectar el desempeño de toda la compañía. Los resultados de la falta de atención en la salud de los ejecutivos colombianos van desde la pérdida de conocimientos y el retraso en planes o cronogramas de trabajo hasta serios traumatismos en la operación en caso de empresas pequeñas que dependen de una sola persona.

El estilo de vida de los ejecutivos colombianos, que frecuentemente tienen jornadas de trabajo de más de diez horas y cada día son más exigidos física e intelectualmente, conlleva ciertos hábitos que según los especialistas tienen tres consecuencias negativas en la salud: el sobrepeso y/o la obesidad, el estrés y los problemas cardiovasculares. Estos y otros problemas de salud se han convertido en motivo de preocupación para las compañías que han comenzado a tomar medidas al respecto.



La anticipación

Cada vez es más común que las empresas sometan a su personal de primera línea a un chequeo anual, que incluye electrocardiograma, TAC y exámenes de sangre, entre otros. A las mujeres les hacen mamografías y ecografías como parte de esta rutina para la detección temprana de problemas de salud que más adelante puedan afectarlas.

BellSouth, por ejemplo, somete a sus ejecutivos a un chequeo anual en la Clínica del Country, con un costo aproximado de $1.400.000, que incluye una evaluación física y psiquiátrica. La gerente de salud ocupacional de la compañía hace un seguimiento personal a los resultados de los exámenes de los altos ejecutivos. En casos particulares, se ordenan exámenes adicionales. Los ejecutivos de la compañía han tomado conciencia de las consecuencias del sedentarismo físico y mental; por esto, el 90% de los ejecutivos practica algún deporte. "El 50% del grupo ejecutivo de BellSouth se reúne tres veces por semana para hacer deporte en un club de la ciudad, lo cual beneficia el ambiente laboral de la compañía", explica Juan Antonio Pizarro, vicepresidente de recursos humanos.

El examen ejecutivo para Hewlett Packard, que tiene un costo aproximado de $1,8 millones, incluye una evaluación de los hábitos alimentarios y un programa cardiaco especial que le permite a cada ejecutivo evaluar de manera comparativa su condición física. La preocupación de la compañía por sus nuevos ejecutivos se refleja en aspectos como la ergonomía. Según Beatriz Acero, directora de recursos humanos, "a cada nuevo ejecutivo se le hace un completo estudio ergonómico que resulta en un puesto de trabajo hecho a la medida". Este puesto, cuyo costo puede llegar a los $26 millones, incluye los paneles, el cableado, la silla y el escritorio del tamaño y forma apropiados para evitar malas posturas. Además de contribuir al bienestar físico del trabajador, esta inversión aumenta la productividad y respalda el lema de la compañía, "Hewlett Packard, el mejor lugar del mundo para trabajar", explica Lina María Díaz, coordinadora EHS (enviroment, health and safety) de la empresa.

Para las empresas, hoy, el bienestar personal de los directivos es motivo de preocupación. El estrés y las preocupaciones personales de estos ejecutivos pueden tener consecuencias en el desempeño de toda la organización. Por esto, una compañía como Laboratorios Roche "balancea el tema laboral con el tema personal de los ejecutivos de la empresa", como explica Alejandro Quintana, director de recursos humanos. Roche ofrece a sus ejecutivos un período de vacaciones anual mayor al normal, entre otros beneficios. Para Laboratorios Roche, es muy importante el resultado de los exámenes ejecutivos, y en el restaurante de la compañía se programa un menú particular para cada ejecutivo, de acuerdo con las recomendaciones médicas producto del chequeo, lo cual garantiza la satisfacción de las necesidades nutricionales en cada caso.

A pesar de que en las pequeñas y medianas empresas la enfermedad de un alto ejecutivo puede ser más crítica, en general no cuentan con los recursos económicos ni las facilidades de las grandes compañías para velar por el bienestar de sus directivos.

En un ambiente de negocios cada vez más competitivo, las exigencias físicas e intelectuales ponen en riesgo permanente al ejecutivo de primer nivel. Las grandes empresas lo han entendido así y han tomado medidas para cuidar uno de los activos más difíciles de reemplazar en la organización: los directivos de primera línea. Los chequeos médicos periódicos y el seguimiento a los resultados son parte de la gestión de las grandes compañías en Colombia y seguramente en un futuro lo serán dentro de las pequeñas y medianas empresas, ya sea por medio de terceros como las Aseguradoras de Riesgos Profesionales y las compañías de salud prepagada o con programas propios de salud para sus ejecutivos.

Por su parte, los especialistas de la salud que atienden a este grupo de la población están conscientes de las particulares condiciones de este grupo; por eso, sus recomendaciones se hacen de manera racional para buscar que el bienestar físico y mental de los directivos no vaya en contra de las exigencias de su trabajo y aseguren para las organizaciones el mejor desempeño de sus ejecutivos más valiosos y, de paso, se genere conciencia sobre prácticas más saludables en toda la organización. Su beneficio se irradia a toda la empresa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?