| 10/13/2006 12:00:00 AM

La huella de los Penagos

Más de un siglo de trabajo enmarca el arraigo de esta familia española con el desarrollo industrial y empresarial de Santander. En mayo de 1882, los hermanos Mariano y Eugenio Penagos constituyeron una sociedad colectiva cuyo objeto principal era el estudio, promoción y ejecución de proyectos industriales. Desde entonces, este grupo familiar ha contribuido con la creación de por lo menos 30 empresas en el departamento de Sanatander en diferentes sectores.

Siempre se les consideró autodidactas que entregaron sus conocimientos y trabajo a la construcción de fuentes de producción y empleo, enseñando sus técnicas y disciplinas, construyendo máquinas e implementos, instalando fábricas, estudiando y desarrollando proyectos decisivos para el desenvolvimiento social, industrial y agrícola de la zona. Contrataron estudios de expertos para centrales eléctricas, como la de Lenguaruco, el Fonce, Sogamoso y Lebrija, así como para los acueductos de Bucaramanga y Floridablanca.

El 30 de noviembre de 1911, por ejemplo, presentaron el proyecto del Tranvía Eléctrico Urbano de Bucaramanga y Floridablanca, con una extensión de 15 kilómetros y con un costo total de $21.557. Y a finales de 1926, incursionaron en la fabricación de cigarrillos, por medio de la Sociedad de Cigarrillos La Imperial. La empresa empezó a funcionar y a producir cigarrillos en un local de la calle 5ª (hoy 35) con carrera 19, frente a lo que es hoy el Hotel Bucarica. Posteriormente, se vendieron los equipos de hacer cigarrillos y la marca Imperial a la Colombiana de Tabaco, que continuó fabricando cigarros.

Eugenio, con su ingeniería eléctrica, y Mariano, con su mecánica, fabricaron e instalaron en Floridablanca (Santander) su propia planta eléctrica para accionar los motores de su taller. Esta planta generó potencia para accionar las máquinas. La energía sobrante fue utilizada para alumbrar las calles de Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Lebrija. Años más tarde, la Empresa Eléctrica Penagos se extendió por otros municipios que hoy forman el área metropolitana de Bucaramanga.

En septiembre de 1957, junto con un grupo de empresarios, crearon Cajasan (Caja Santandereana de Subsidio Familiar). Y en agosto de 1958, la seccional Bucaramanga de la Andi. Cuatro años más tarde, la familia incursionó, por medio de Ladrillos & Tubos Ltda., en la fabricación especialmente de ladrillos y rejas de arcilla y hoy es una de las industrias más prósperas y modernas de la región, con cubrimiento de Bogotá, Barranquilla, Santa Marta y Cúcuta, primordialmente. Con la vinculación de Mariano y Eugenio se fortalecieron las importaciones y se ensancharon los canales y los puntos de distribución. En 1962, ante la necesidad de penetrar nuevos mercados y producir nuevas líneas, los Penagos fusionaron su rama metalmecánica en una sociedad que se llamó Fundiciones y Máquinas S.A.

Una de las jugadas más importantes en el desarrollo de esta industria familiar se dio en abril de 1972, cuando Fundiciones y Máquinas se asoció con Dana Corporation, con sede en Toledo, en el estado de Ohio (Estados Unidos), líder mundial en el suministro de ejes, tractores y otros componentes para la industria automotriz. Así constituyen la compañía Transejes, que hoy continúa siendo uno de los principales proveedores de partes de la industria automotriz de Colombia, Venezuela y Ecuador. Además de proveer partes y repuestos a otras regiones del mundo.

En 1975 regresaron de Estados Unidos, después de culminar sus estudios, Mariano (ingeniero eléctrico especializado en electrónica) y Alfonso (administrador de empresas con énfasis en mercadeo). Esta tercera generación diversificó más las actividades industriales. Estableció asociaciones con compañías españolas y estadounidenses para la fabricación de bombas de agua y generadores eléctricos. El 4 de julio de 1978, Penagos se asoció para crear Sistemas y Computadores, empresa generadora de soluciones informáticas integrales, cuyo liderazgo es conocido en Colombia y los países vecinos.

Penagos, en el sector de beneficio húmedo del café, con su tecnología de punta, también está presente en todas las zonas productoras de café: África, India, China, Vietnam, Australia, Polinesia…

En la década del 90 y con la vinculación de Mariano al sector del gas, los Penagos empezaron a fabricar accesorios para gas, mientras la compañía Tecnologías Unidas, Tecun Ltda., se concentraba en la comercialización. Hoy, Penagos está presente con sus accesorios en gran parte de las instalaciones de gas domiciliario y próximamente, con el asocio de compañías estadounidenses y europeas, en el diseño y desarrollo de las estaciones de regulación y medición del tipo comercial e industrial, consolidándose con este nuevo aporte tecnológico al desarrollo industrial y energético del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?