| 2/18/1998 12:00:00 AM

La carrera continúa

Actualización permanente, buenas relaciones, agilidad empresarial, ventajas competitivas. Esos son los atractivos de la educación continuada.

Una revolución cultural está transformando a Colombia. Es la revolución de la cultura empresarial que ha puesto a la Policía Nacional y al Ejército a marchar al lado de las compañías del sector público y privado. La concepción de las organizaciones como empresas es el núcleo de esta revolución y la capacitación y educación son las armas principales.



La apertura económica generó una gran necesidad de actualización para competir en el medio internacional. Luis Carlos Villegas, presidente de la Asociación Nacional de Industriales, ha insistido en la preocupación de los empresarios ante la deficiencia de la calidad y la cobertura de la educación en Colombia, comparadas con los parámetros internacionales.



Entre las principales limitantes del recurso humano identificadas por los empresarios se encuentran la deficiencia en la formación inicial de los trabajadores, el insuficiente número de personal calificado, la resistencia al cambio y la falta de centros de formación.



Por eso, es apenas natural que las empresas soliciten hoy en día procesos integrales de educación y capacitación de personal y de actualización de los ejecutivos, según coinciden en señalar los directivos de las instituciones educativas y de consultoría. Las áreas de mayor interés son finanzas, mercadeo, habilidades gerenciales, recursos humanos, productividad, procesos y estrategia.



Antes de la apertura económica, las empresas invertían poquísimo en capacitar el talento de su personal, recuerda Alan Mills, gerente de Educación de la firma consultora Arthur Andersen.



Oferta infinita



La continuación de la educación se puede adelantar en varias modalidades: especializaciones, cursos, talleres, seminarios, foros, simposios y congresos.



Las especializaciones duran seis meses o más y el título otorgado tiene aprobación oficial. Los demás programas se completan en un tiempo menor y se consideran educación no formal, sin validación estatal, a pesar de que las entidades que los ofrecen están reguladas por el Ministerio de Educación.



La calidad del conferencista es la clave al escoger un curso de educación continuada. Por esta razón, sobresalen los eventos en los que se presentan personajes destacados que ofrecen a los asistentes garantías por su conocimiento y desempeño, como el anunciado por la firma Seminarium con Philip Kotler, gurú del mercadeo.



"Nadie es profeta en su tierra", comenta Mauricio Duarte, gerente de mercadeo de Mind Trainer y socio de Marc S.A. (Mecanismos Alternativos de Resolución de Conflictos). "Los conferencistas colombianos reciben críticas de los colegas pero nuestros profesionales son apreciados por los cazadores de talentos para trabajar en los países vecinos".



Aunque el objetivo de la educación continuada es actualizarse, no es extraño que algún participante en los cursos y seminarios concurra con el objetivo de colgar en la oficina, visible al público, el certificado de asistencia.



"Unos pocos vienen, se sientan, cruzan la pierna, se toman el coffee y esperan el diploma", comenta Javier Cifuentes, coordinador académico de la facultad de Educación Continuada de la Universidad del Rosario.



A la altura



No es lo mismo dictar clases a estudiantes de una carrera de pregrado que a ejecutivos y funcionarios con experiencia laboral. Por eso, la exigencia de los asistentes ha obligado a las instituciones a mejorar la calidad de sus cursos.



La mayoría de las universidades han abierto departamentos de Educación Continuada, otras modificaron su organización interna o efectuaron grandes inversiones para darles espacio. Las universidades Javeriana y del Rosario abrieron una facultad dedicada exclusivamente a la educación continuada y en la Universidad Externado de Colombia está en construcción un nuevo edificio que albergará las especializaciones. Así mismo, se han firmado convenios con universidades del extranjero.



"Estamos abiertos a las alianzas estratégicas", afirma Marta Cecilia Bernal, directora de Desarrollo Gerencial de la Universidad de los Andes, uno de los programas pioneros de educación gerencial en Colombia.



En los programas de los Andes participan profesores extranjeros gracias a un convenio con la Universidad de Tulane, al tiempo que mantiene intercambios con universidades de Canadá, Venezuela, Costa Rica y Ecuador. Incolda y CESA ofrecen programas en conjunto con el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey y otras universidades también cuentan con la colaboración de entidades internacionales.



Las universidades se han acomodado a la nueva situación de las empresas colombianas. Ofrecen programas abiertos de acuerdo con la coyuntura y en cursos especializados amplían y fortalecen las habilidades individuales. Pero el campo de mayor crecimiento está en los programas corporativos que se aplican a la medida de las organizaciones y de acuerdo con sus necesidades.



El portafolio de los Andes, por ejemplo, incluye programas abiertos, para satisfacer la permanente necesidad de las empresas, como finanzas para no financistas y programas de coyunturas, como Valoración de Empresas, originado en la ola de fusiones reciente, además ofrece 'in house training' para lo cual está en capacidad de poner a disposición de la empresa los recursos de la Universidad, para diseñar y aplicar programas que cubran desde administración hasta ingeniería mecánica.



La dinámica económica y la competencia en el mercado de la capacitación, en el que es frecuente la queja de "copialina" de programas, le imprimen un movimiento de renovación y actualización a las organizaciones educativas que, vaticinan, depurará la oferta de los programas.



En el sector empresarial también se presentan incursiones en el sector de la educación. IBM abrió su división de Educación y Entrenamiento a particulares y empresas, que ofrece certificados en programas de capacitación, seminarios de actualización y cursos en el exterior, explica María Fernanda Gutiérrez, gerente de Educación del big blue.



Nuevo rumbo



El empuje actual de la administración en Estados Unidos y la situación del país han llevado al replanteamiento de la formación empresarial. El nuevo rumbo se enfila hacia la ética y los negocios. Sus fundamentos son la responsabilidad social de la empresa y la gestión humana.



Como consecuencia, la Educación Continuada cambia de orientación: de la preparación para el empleo se dirige hacia la capacitación y el desarrollo de las personas y las organizaciones.



EAFIT está ofreciendo mucha presencia de la variable humana en la parte de formación. Implementa un modelo basado en el hombre como centro de la actividad económica, anota Juan Guillermo Angel, director de Educación Continuada de esa universidad.



También se percibe un auge de la capacitación vivencial, con un aprendizaje continuado más individualizado, con menos presencia en aulas y "justo a tiempo".



En la actualidad, la proporción de tiempo y la jerarquía de la capacitación se han invertido y comienzan en los presidentes y gerentes, que deben transmitir el conocimiento a todo el personal.



Alberto Pérez La Rotta, gerente de Wilson Learning Andina y Río de la Plata estima que para enfrentar la actual competencia la claridad frente al negocio es imprescindible para alcanzar el éxito. "No es suficiente entrenar para hacer bien o mejor el trabajo, es necesario entender cómo se agrega valor al negocio, a la satisfacción del cliente y qué se puede hacer para diferenciarse de la competencia", precisa.



Los especialistas indican que la economía mantiene su rumbo hacia la mundialización y en consecuencia se necesitarán personas capaces de adelantar "negocios multiculturales".



La empresa apreciará al profesional especializado, con visión amplia, versátil, con mayor autonomía, dominio de idiomas y conocimiento en sistemas internacionales y variables culturales, vaticina Juan Guillermo Angel.



En el mundo globalizado de la nueva era y la teoría del caos no sería de extrañar un curso de Investigación de Mercados con Walter Mercado.



Poder & Dinero presenta una completa lista de las especializaciones, cursos de alta gerencia, seminarios, talleres y cursos que se realizarán en los próximos meses.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?