| 9/12/2008 12:00:00 AM

José María Bustillo. Energía ganadora

Transformó los resultados de dos compañías de energía adquiridas por Unión Fenosa en Colombia, mejoró el ambiente laboral y las relaciones con la comunidad.
Sacar de la quiebra a dos de las principales empresas de energía de la Costa Atlántica, Electricosta y Electricaribe, es uno de los principales logros en el palmarés de José María Bustillo, un ingeniero eléctrico español que, en 2000, tras estar vinculado durante 27 años con Unión Fenosa, decidió asumir el reto que implicaba la presidencia de la empresa en Colombia.

El desorden administrativo, las fallas en el servicio, las tensiones laborales y la cultura de no pago entre los usuarios de estratos más bajos, fueron los principales desafíos, que debía manejar la más grande operación de Unión Fenosa fuera de España, pues ascendía a unos US$ 2.000 millones. Además de las plantas de la Costa Atlántica, la compañía española compró la generadora de energía del Pacífico, Epsa, que ha tenido desde el principio un comportamiento muy positivo.

La experiencia acumulada por este gallego y la especial habilidad que tiene para escuchar y comunicarse bien con sus interlocutores, le permitieron sacar adelante las dos compañías costeñas y eliminar buena parte de sus problemas. Sus subalternos reconocen que Bustillo desarrolló un liderazgo muy efectivo. Hay quienes recuerdan que a los comités de gerencia que convocaba, en ocasiones hasta 30 personas, Bustillo los saludaba de mano y por su nombre.

Esta buena energía para comunicarse le permitió también enfrentar momentos críticos en las relaciones con la comunidad, cuando se tomó la decisión de combatir la cultura del no pago y, al mismo tiempo, mejorar las condiciones de servicio. Exigente en los resultados, Bustillo promovió el tema de cultura del servicio con la creación de centros especializados para atender a los usuarios.

Al término de su gestión, en octubre 2007, Bustillo mostraba cifras impensables: “logramos que el recaudo, que en 2000 estaba en el 60%, pasara al 95%”, explica Bustillo. El nivel de pérdidas de la compañía, que en 2000 estaba en el 40%, se redujo al 15%. En términos financieros, la compañía muestra hoy una situación totalmente positiva.

En 2004 creó la Empresa Social, que atiende, digna y eficientemente, la demanda de energía eléctrica de la población de menores ingresos de la Costa Atlántica.
Aunque, a finales de 2007 se retiró de la presidencia de la compañía, sigue vinculado a su junta directiva y decidió quedarse a vivir en el país, su segunda patria y donde obtuvo la nacionalidad colombiana. “Tengo esposa cartagenera y grandes amigos en este país”, explica Bustillo, quien es un entusiasta promotor de la buena imagen de Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?