| 9/17/2010 12:00:00 AM

Hoteles impulsan actividad edificadora

La industria hotelera invertirá en los próximos tres años unos US$1.500 millones para expandir su infraestructura y aprovechar oportunidades de negocio que traen la inversión minero-petrolera y los tratados de libre comercio.

El aumento en la construcción de hoteles a lo largo y ancho del país se está convirtiendo en un buen indicador del optimismo empresarial frente al comportamiento de la economía durante los próximos años. Y no es para menos. La expectativa de un aumento en la inversión en petróleo, gas y minería en los próximos cinco años, que se calcula en US$45.000 millones, la entrada de inversionistas de Brasil y Chile interesados en ampliar su presencia en Colombia y la entrada en vigencia de tratados comerciales con Canadá y a Unión Europea -entre otros- han motivado a los constructores a expandir la infraestructura hotelera.

Solo en Bogotá, un destino enfocado principalmente al turismo corporativo, se adelantan unos 15 proyectos de alto nivel, mientras en el resto del país más de una decena de constructores se han sumado a esta nueva ola. ¿Cuáles son las expectativas del mercado y quiénes los protagonistas de este cambio?

De acuerdo con datos de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) entre enero y junio de este año el comportamiento del sector edificador fue positivo, con un aumento del 8,5% en las ventas en unidades; del 11,8% en el lanzamiento de nuevos proyectos y un crecimiento de 8,8% en las iniciaciones de obra. Expertos del sector hotelero calculan en unos US$1.500 millones las inversiones en los próximos tres años.

Alejandro Morales, vicepresidente de la Organización Germán Morales e Hijos, que maneja la cadena de hoteles BH, señala que, entre 2006 y 2010, la oferta de nuevos hoteles en el país ha crecido alrededor de 55%, en buena medida como consecuencia de la recuperación económica y las mejores condiciones de seguridad. La hotelería en Bogotá muestra quizá la mayor dinámica. Nohora Vargas, directora del Instituto Distrital de Turismo (IDT), explica que "Bogotá es la sexta ciudad en América Latina, tanto por PIB como por población, y es un mercado muy importante que atrae a mucha gente que viene por negocios".

Para la directora del IDT, la creciente importancia que ha cobrado la capital colombiana está generando un fuerte proceso de inversión en hoteles, que desde la administración distrital está acompañado de un mayor enfoque en la atracción de turismo corporativo y de convenciones, los que dejan mejores réditos a una ciudad.

Luis Fernando Correa, presidente de la Red Empresarial Luis F. Correa, explica que esta tendencia es muy marcada porque "muchas multinacionales y empresas extranjeras están llegando a Bogotá, epicentro económico, pero también a Cartagena, Barranquilla y Santa Marta, pues sus puertos y sus zonas francas les brindan todo lo necesario para instalarse. También están llegando porque Colombia les ofrece un escenario seguro y estable, a diferencia de otros países vecinos, y hoy nos reconocen como la esquina estratégica".

La llegada de nuevas compañías extranjeras, atraídas por los cambios económicos y la mayor seguridad que registra Colombia, son una gran oportunidad para la hotelería, explica Carlos Alberto Agudelo, vicepresidente de AR Construcciones, que acaba de inaugurar su primer hotel en Ciudad Salitre. Para Agudelo, mientras en el mundo el turismo cayó el año pasado, en Colombia creció 20%, lo que motiva al país a prepararse para crear infraestructura.

"Todas las cadenas internacionales tienen a Colombia en la mira porque el país estuvo rezagado por muchos años en el tema hotelero pero hoy tenemos altos estándares y nos debemos preparar para pasar de 1,5 millones de turistas a por lo menos 3 millones en los próximos años", dice.

Algunos empresarios hoteleros han comenzado a alertar sobre una posible saturación en el sector, como consecuencia del boom que hoy registra la construcción hotelera. Uno de los indicadores que exhiben muestra que, mientras en 2007 la ocupación hotelera de una ciudad como Bogotá llegó a 73%, hoy es apenas de 50%. Pero, otras cifras alientan el optimismo, como, por ejemplo, que las tarifas en junio crecieron por encima del 1%, y los ingresos reales del sector, entre enero y junio, aumentaron 2%.

Para Luis Fernando Correa, la perspectiva del negocio es muy buena y lo que los empresarios deben entender es que el país cambió totalmente. "Hoy no se parece nada al de hace diez años y tenemos razones para confiar en un crecimiento sostenido para el cual tenemos que prepararnos", dice.

Proyectos a toda marcha

El ingreso de cadenas internacionales a la hotelería del país está generando una nueva dinámica y va en aumento la construcción hotelera. Estos son algunos de los proyectos más destacados. La cadena AR abrió en agosto su primer hotel en Ciudad Salitre con un concepto LifeStyle que combina diseño y tecnología de avanzada. Tiene 163 habitaciones ejecutivas; 34 suites de negocios y dos suites presidenciales, además de un centro de convenciones para 600 personas. La inversión fue de $46.000 millones. Es operado directamente por la compañía.

La Red Empresarial Luis F. Correa construye el complejo hotelero Capital Towers frente a la Embajada de Estados Unidos, con 557 habitaciones y una inversión de $160.000 millones. El complejo incluye un hotel de lujo de la franquicia Wyndham, y el hotel ejecutivo Diplomat. También desarrollará el Park 98, de 90 habitaciones, con una inversión de $25.000 millones; el hotel Montebelo en La Calera, con 80 habitaciones y una inversión de $18.000 millones, y el Diplomat Palmas de Iraka, en La Mesa, con 100 habitaciones y una inversión de $15.000 millones.

La cadena BH, de la firma Germán Morales e Hijos, acaba de inaugurar el BH Parque 93, con 60 habitaciones, en el que se invirtieron $12.000 millones y está por terminar en Medellín el BH El Poblado, de 63 habitaciones e inversión de $12.500 millones. También avanza en el BH Bicentenario, con 60 habitaciones y una inversión de $12.000 millones. En Medellín, la constructora Convel abrió el Diez Hotel Clase Colombia, un hotel temático en El Poblado, con 115 habitaciones y una inversión de US$9 millones.

El Grupo Accor acaba de abrir con su marca Ibis el hotel El Museo en el centro internacional de Bogotá, con 216 habitaciones y en el que invirtió $32.000 millones. Accor planea otros tres hoteles en el país, uno de ellos en Medellín, con una inversión de US$12 millones, otro de la marca Pullman en Cartagena y un Novotel en Bogotá. En agosto se inauguró el hotel JW Marriot, el primero de la marca de lujo y segundo de la cadena en el país, con 264 habitaciones y está ubicado en el sector de la calle 72 en Bogotá. Terranum Hotels, del Grupo Santo Domingo, planea invertir US$200 millones en ocho hoteles que construirá en Colombia, Perú, Costa Rica y Panamá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?