| 5/1/1995 12:00:00 AM

HIERRO Y ACERO (SIDERURGIA)

La industria de hierro y acero está en crisis desde hace varios años. 1994 no fue la excepción a pesar de que se registró un aumento en la producción de lo cual no evitó el persistente descenso en el grado de utilización de la capacidad instalada y el creciente deterioro de los márgenes operacionales de las principales empresas siderúrgicas. El boom de la construcción privada contribuyo a este mejor desempeño de la producción siderúrgica, al igual que el dinamismo del sector metalmecánica (incluyendo el sector automotor Sin embargo, la recesión económica en Venezuela ha inducido a los empresarios de ese país a adelantar una intensa campaña de penetración en Colombia. Se estima que ha siderúrgicos venezolanos han pasado de tener el 2% del mercado colombiano en 1992 al 30% en 1994 y eso sin contar el contrabando. Según Fedemetal el negocio para los contrabandistas es redondo. Consiguen dólares a $600 con los carteles de la droga. Por la situación cambiaria venezolana, en ese país se los pagan hasta un 20% por encima de la cotización oficial. Y para completar ingresan los productos a Colombia sin pagar aranceles ni IVA. No es raro entonces que éste haya sido uno de los principales problemas del sector durante 1994. El panorama en 1995 es similar. El contrabando y la creciente penetración de Venezuela probablemente continuarán, itero lo mismo se puede decir en relación con el auge de los proyectos de construcción privada. La eventual iniciación de grandes proyectos de infraestructura física, tanto en generación y transmisión de energía eléctrica, como en telecomunicaciones ~ distribución de hidrocarburos, es un elemento positivo Hacia el futuro. Pero, para simplemente sobrevivir, las empresas siderúrgicas, incluyendo luz del Río, necesitan seguir con profundas reestructuraciones tanto en el frente laboral como administrativo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?