| 3/6/2009 12:00:00 AM

Herramienta con valor

El Sena tiene que triplicarse para atender las necesidades del país en materia de formación e inserción en nuevos negocios.

La formación de técnicos y tecnólogos del Sena, uno de sus programas bandera, ha tenido un proceso de transformación profundo: el 80% de sus iniciativas son nuevas y han sido puestas en marcha en los últimos tres años, en áreas enfocadas a las exigencias tecnológicas y de conocimiento mundiales. “El Sena no es una oferta, es una respuesta flexible, oportuna y con sentido de anticipación, que tiene dos metas fundamentales: emprendimiento e innovación”, explica Darío Montoya, director general de la entidad.

El año pasado, el Sena ofreció más de 6 millones de cupos en todo el país en todos sus programas, cifra que para este año ascenderá a 6,5 millones. Entre ellos se destacan 265.000 en formación técnica y tecnológica; 2,5 millones en cupos virtuales y 1 millón de personas en el programa de bilingüismo.

Sin embargo, las necesidades del país en materia de formación e inserción en nuevos negocios y sectores no dan espera. “Por eso, el Sena tiene que triplicarse. Por ejemplo, solo en la formación de técnicos y tecnólogos, cerca de 1,5 millones de personas se acercaron a nuestros programas el año pasado, pero solo teníamos 249.000 cupos”, explica Montoya. La pregunta es cómo lograrlo. La estrategia pasa por varios aspectos: crear una comunidad del aprendizaje a partir de mayor integración de tecnología en los programas, más módulos virtuales y mayor convergencia.

También debe profundizar las estrategias que viene adelantando en términos de alianzas locales e internacionales para anticiparse a las necesidades del mercado. Empresas como Microsoft, Cisco, Sun, Oracle, Autodesk, Adobe, Corel, Google, Nelvana y Dasau, entre otras, están en su portafolio de alianzas. Además tiene 3.700 convenios con empresas que operan en Colombia.

Una de las mayores apuestas está en sus centros de formación, los cuales se han convertido en ejes de desarrollo tecnológico e innovación, principalmente para el emprendimiento. En la actualidad, más de 30 de los 116 centros del país han presentando planes estratégicos para los próximos diez años, en los que la tecnología y el valor agregado son los principales puntos en la agenda.

“Hoy, el problema se llama conocimiento y dominio de tecnologías, en eso se ha enfocado el Sena. Al final puede haber plata para los proyectos, pero sin estas variables los emprendedores no tendrán éxito”, sentencia Montoya.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?