| 9/12/2008 12:00:00 AM

Glencore se consolida en el país

Hace diez años comenzó a invertir en. Hoy es propietaria de minas de carbón, de un puerto, de una línea de ferrocarril y de gran parte de la refinería de Cartagena.

Ivan Glasenberg, CEO de Glencore, ve en Colombia un país favorable para la inversión, pues considera que tiene un adecuado marco jurídico y un régimen de licencias claro que a su juicio es muy importante para cualquier inversionista.

Glencore es una empresa de origen suizo dedicada a la explotación de minerales, metales, petróleo, carbón y productos para la actividad agrícola. Opera en 50 países a través de 60 oficinas y en América Latina tiene presencia en Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay, Brasil, Uruguay, Argentina y Chile, siendo Colombia uno de los países más importantes para las operaciones de esta multinacional.

En efecto, la cartera de inversiones de Glencore en Colombia comprende diversas operaciones de minería de carbón y un 51% del título de propiedad en una refinería de petróleo. Si bien para Glencore el principal atractivo para invertir en Colombia se basa en la disponibilidad de reservas de clase mundial, también lo motivan las buenas relaciones que tiene el Gobierno con las empresas mineras, la infraestructura probada y la estabilidad económica y política, según lo manifestó Glasenberg, quien está a la cabeza del Grupo desde 2002.

Esta multinacional ha tenido inversiones representativas en Colombia desde hace más de 10 años y, actualmente, es propietaria de las minas Calenturitas y La Jagua, en el norte del país; del puerto de Prodeco y del 40% de la línea de ferrocarril Fenoco. También es propietaria del 51% de la Refinería de Cartagena, una refinería de petróleo integrada con una capacidad actual de procesamiento de 80.000 barriles de petróleo crudo por día, y del 34,5% de Xstrata, un accionista en la operación de carbón de El Cerrejón, para la cual hay planes de expansión en el futuro.

La visión de la casa matriz es afianzar aún más las inversiones en Colombia, para lo cual tiene en marcha un rápido plan de expansión que busca duplicar la producción de carbón para llegar a más de 20 millones de toneladas al año durante los próximos cuatro años, lo mismo que la expansión de la capacidad ferroviaria a lo largo de la línea de Fenoco. Glencore también será un importante accionista y usuario de una nueva carga directa de carbón en el megapuerto que se construirá en Ciénaga. En la Refinería de Cartagena le apostará a un proyecto de expansión que ya está en curso y que pretende duplicar la capacidad para un total de 165.000 barriles por día.

Dentro de las grandes satisfacciones que destaca Glasenberg de la inversión en Colombia es que "cuando Glencore comenzó a operar en Colombia, las normas ambientales eran inmaduras. Glencore ha realizado considerables esfuerzos para mejorar la situación, ha adoptado con éxito en todo el mundo las normas de la industria minera y ha logrado el cumplimiento de la reglamentación ambiental".

En lo que respecta al capital humano el CEO de Glencore y todo su equipo en Suiza destacan el compromiso de los colombianos para trabajar, pero también les preocupa la escasez de profesionales para ocupar cargos en determinados aspectos de la minería, "lo cual es cierto para gran parte de la industria minera en todo el mundo".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?