| 9/18/2009 12:00:00 AM

Franquicia, una mina por explorar

A pesar de ser una poderosa herramienta para la expansión de las marcas en el mundo, la franquicia aún es incipiente en Colombia. Proyecto del BID no tuvo los resultados esperados.

Con el objetivo de incentivar a las empresas colombianas para desarrollar esquemas de franquicias, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y las cámaras de comercio del país lanzaron en 2004 un proyecto mediante el cual ofrecían asesoría y recursos económicos durante dos años a quienes decidieran adoptar este modelo.

El proyecto, que contaba con recursos cercanos a los US$4 millones, logró despertar el interés por la franquicia en Colombia, al punto que se vincularon 116 empresas al programa, de las cuáles hoy solo quedan 20. ¿Dónde estuvo la falla?

Para el presidente de Tormo & Asociados Colombia, Julio Seneror, la iniciativa fue excelente, no solo por la cantidad de información que se generó alrededor de esta herramienta, sino porque les permitió a los colombianos conocer nuevas alternativas de inversión en diferentes negocios acreditados. Sin embargo, pecó al no exigirles a los interesados hacer mayor difusión de sus marcas y realizar un adecuado proceso de maduración para lograr los objetivos de crecimiento.

"Las empresas aprendieron la lección y hoy, en medio de la crisis, ven en la franquicia una verdadera opción para el crecimiento de sus negocios", opina Jorge Andrés Orozco, presidente del grupo Expansión de Negocios.

 

Cifras encontradas

Las estadísticas sobre el número de empresas que franquician sus negocios no son claras. Según Más Franquicias, hay actualmente 433 marcas que franquician sus negocios, pero según Tormo & Asociados son solo 210. "La diferencia está en que nosotros solo contamos los que están activos porque, además de los que se vincularon al programa del BID y se retiraron, hay otros que no superaron las pruebas e incluso hay empresas que intentaron franquiciar y hoy ya no existen", asegura Seneror. Por su parte, Isabel Cristina Martínez, gerente de Más Franquicias, admite que, si bien la franquicia aún es incipiente en Colombia y muchos empresarios se asustaron ante la llegada de la crisis, es claro que el potencial de crecimiento es grande y ahora son cada vez más los interesados en adoptar este modelo en los diferentes sectores. Por un lado, porque hay una creciente oferta de marcas internacionales en todos los segmentos y, por otro, porque quienes tienen recursos prefieren invertir en negocios ya acreditados.

En Colombia, empresas como Totto, Ellipse, Tacos & BBQ y Servientrega, entre muchas otras, son ejemplos del éxito que se logra con un modelo de franquicias bien estructurado. Estas compañías no solo han posicionado sus marcas en Colombia sino que son reconocidas en mercados internacionales por la calidad de sus productos y por la consistencia que les han dado a sus negocios.

De acuerdo con Orozco, la franquicia en Colombia pasó de ser un modelo de negocio de moda a una verdadera opción de crecimiento para las compañías nacionales. "La proyección de la franquicia en Colombia evidencia un crecimiento para los próximos 5 años de por lo menos 12% a 15% anual sostenido", dice.

En efecto, según lo indica un estudio elaborado por LFM Consulting Ltda. (Leaders for Management) hoy, el 77% por ciento de los colombianos considera que es buena idea abrir un negocio independiente. Sin embargo, el 50,6% no tiene claro el concepto de franquicia, lo cual indica que hay que profundizar en la capacitación sobre el tema, de manera que quienes quieran apostarle nuevamente a los proyectos de franquicia tengan el suficiente conocimiento para llevar a cabo los proyectos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?