| 4/18/2006 12:00:00 AM

Entre copas

A la hora de tomar vino, todos los detalles son importantes.

Temperatura. Los vinos blancos deben estar entre 6 y 8oC. Para lograr esto se deben dejar media hora en la parte baja de la nevera, nunca en la puerta, pues no se deben batir. Los tintos deben estar entre los 14 y 18oC. La temperatura ambiente puede ser la de Bogotá, pero en clima cálido se sugiere pasarlo a la nevera para bajar la temperatura. Copas. Las copas deben ser de cristal y grandes, para que ayuden al aireamiento del vino y a que los aromas se abran. Si son de vidrio, a la hora de degustarlo no se va a sentir el aroma ni el sabor porque este tipo de copas los neutralizan. Accesorios. Un corta gotas es un excelente instrumento, porque evita que el vino gotee. El descorchador debe ser de dos tiempos, para asegurar un buen descorche y el decantador se debe usar sobre todo cuando los vinos son de reserva o premium. Pasantes. Si se va a cambiar de una clase de vino a otra, es mejor neutralizar el sabor con un pan o unas galletas de soda. El agua no es mala, pero tampoco es el mejor limpiador. Sin embargo, no es necesario hacerlo. Al abrirlo. Cuando son tintos, se debe dejar por lo menos 20 minutos antes de servirlo para que se oxide, esto permite degustarlo mejor. En los vinos blancos no es necesario hacer esto. Carta. Una buena carta de vinos nunca sobra, pues con ella se puede aprender de los vinos de cada región o país y de las diferentes cepas o uvas que existen. Así se convierte en una excelente herramienta para incentivar el aprendizaje y descubrimiento de este producto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?