| 7/19/2007 12:00:00 AM

En la era de la revolución educativa

La Universidad de Antioquia cuenta con 247 grupos de investigación. Algunos estudiantes de esta y otras universidades se apoyan en el Metro para garantizar la continuidad de sus estudios y en otras empresas para afianzar sus conocimientos.

No es casual encontrarse en las calles de Antioquia con un taxista o un vendedor ambulante que salude de manera cortés a los visitantes. Hay quienes identifican al extranjero y no dudan en hablarle en inglés. Esto es el resultado de un proyecto de revolución educativa que se inició a comienzos de 2000 y que se ha venido fortaleciendo en diferentes segmentos.

El año pasado, la Secretaría de Educación, Proantioquia y el diario El Colombiano crearon el premio "Medellín la más Educada", que busca destacar los resultados de las instituciones educativas oficiales y privadas del municipio en materia de mejoramiento de la calidad. A esta primera versión se presentaron 123 instituciones educativas, 73% de ellas oficiales, y se entregaron premios por $230 millones.

La ciudad también cuenta con un laboratorio de calidad de la educación y destina grandes recursos a la construcción de nuevos espacios. La secretaria de educación, Claudia Restrepo, destaca que entre 2004 y 2007 se construyeron 1.085 establecimientos educativos, con una inversión que supera los $97.500 millones.

Las empresas también se han venido comprometiendo con proyectos educativos tanto para garantizar la profesionalización de los estudiantes como para apoyar iniciativas empresariales (ver recuadro).

Énfasis en investigación
Convertir la Universidad de Antioquia en el principal centro de Investigación del país y en una de las más importantes de Latinoamérica es uno de los retos que se ha trazado la actual administración. El año pasado, la entidad educativa recibió inversiones por $115.500 millones para apoyar a sus 247 grupos de investigación.

Alfonso Monsalve Solórzano, vicerrector de investigación de la Universidad de Antioquia destaca, por ejemplo, el trabajo desarrollado por el grupo de corrosión que le hizo un aporte a Sofasa en el diseño y fabricación de un túnel para el análisis de la corrosión en vehículos como el Logan; mientras John Fredy Duitama, quien dirige el grupo de ingeniería, resalta un desarrollo en el área de las comunicaciones, que se vendió en forma de patente a la compañía mexicana OSP y les generó ingresos por $52 millones a los estudiantes por concepto de regalías a su investigación.

La visión es generar proyectos de más largo alcance para lo cual se trabaja en la creación de un Centro de Investigación de Excelencia que tendrá una inversión inicial de $500 millones y les permitirá afianzar la investigación en las áreas de salud.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?