| 3/18/2011 12:00:00 AM

En el radar alemán

El interés de las empresas alemanas en Colombia es cada vez mayor. Nuevas oportunidades aparecen en el escenario y auguran grandes proyecciones de crecimiento.

Antes de finalizar este año, se inaugurará en Cartagena uno de los centros de distribución logística más grandes de Colombia, el cual forma parte de la estrategia regional que tiene la compañía alemana Kuehne + Nagel de implementar una moderna red de estos centros en el país para manejar las operaciones de Centro- y Suramérica. El año pasado, esta empresa realizó una millonaria inversión en la apertura de un complejo de 10.000 m2, que incluye un parque industrial, un 'puerto seco' y un grupo de empresas y centros para el almacenamiento y manejo de mercancías.

Un proyecto similar realiza la naviera alemana Hamburg Süd, que hace dos años decidió cerrar las oficinas que tenía en Chile para centralizar todas sus operaciones en Cartagena, donde hoy funciona el centro de transbordos de carga más grande de la naviera.

La decisión de estas dos compañías alemanas de radicarse y crecer en Colombia es una muestra clara del atractivo que tiene nuestro país para la inversión directa de Alemania, que en los últimos diez años asciende a US$100 millones, una cifra importante si se tiene en cuenta que a finales de los años 90 era prácticamente nula, según las estadísticas que maneja la Cámara de Industria y Comercio Colombo-Alemana.

Actualmente operan alrededor de 200 empresas alemanas en Colombia, de las cuales 42 dependen directamente de sus respectivas casas matrices, 18 son representantes o agentes directos de compañías alemanas y 140 tienen negocios de importación y exportación de mercancías.

Para Thomas Voigt, presidente Ejecutivo de la Cámara de Industria y Comercio Colombo-Alemana, "el interés de las empresas alemanas en el país se debe al potencial de crecimiento que existe en varios sectores de la economía, entre los que se destacan el farmacéutico, seguros, automotor, logística y cosméticos, para mencionar solo algunos".

De la misma manera piensa Mathias Haug, presidente de Bayer para la Región Andina, quien ve en Colombia "un país lleno de virtudes, no solo por su posición geoestratégica, sino por el potencial que ofrece en el sector agroindustrial y su estabilidad jurídica e institucional. En términos generales, es un destino con todas las posibilidades de engrosar las listas de las naciones emergentes".

Sectores en crecimiento

El consenso de los empresarios es que todos los sectores de la economía ofrecen una oportunidad de 'oro' para desarrollar negocios rentables, competitivos y con una apuesta firme hacia la generación de empleo.

Por ejemplo, en la industria de seguros donde está presente Allianz Colseguros, "la penetración no alcanza siquiera un 2% del PIB, cuando en otros países de América Latina, como el caso de Chile, ya supera el 6%", afirma Ignacio Borja, presidente de la aseguradora, quien visualiza un mayor desarrollo de este sector en la medida que se amplíen los canales de comercialización.

Para ilustrar y dimensionar el poco uso que se ha dado a los seguros en Colombia, Borja dice que "de los $10 billones que se calculan en pérdidas como consecuencia de la ola invernal, las aseguradoras solo van a pagar $2.000 millones. Esto demuestra que las oportunidades están dadas para crecer, con más inversiones y más estrategias de acercamiento a los habitantes del país".

En el sector agrícola también hay extraordinarias oportunidades porque, según Mathias Haug, "ahí está uno de los potenciales más fuertes de crecimiento para toda América Latina y si despega en Colombia llegará más inversión y se conseguirán resultados importantes".

Igual sucede en logística, donde el país ofrece grandes ventajas por su privilegiada ubicación geográfica, lo que ha permitido que compañías como DHL Global Forwarding tengan el centro de operaciones en Colombia para liderar desde aquí importantes negocios, no solo con América Latina y la Región Andina, sino también con Estados Unidos y Europa, como lo afirma el presidente de la firma, Joseph Petitjean.

La percepción de Thomas Voigt, presidente ejecutivo de la Cámara Colombo-Alemana, es que cada vez llegarán más empresas germanas a Colombia, incluso en sectores que aún no han sido lo suficientemente explorados como el energético.

Hoy, Alemania invierte cerca de US$2.000 millones en proyectos de energía renovable en América Latina y, aunque no se tiene una estadística sobre el porcentaje de esta inversión en Colombia, los empresarios dicen que ya se comienza a evidenciar un gran interés por traer capital a este sector, teniendo en cuenta la estrategia de Colombia de exportar energía y diversificar los mercados.

"Alemania tiene alta tecnología para trabajar en energía renovable y Colombia tiene muy buenos recursos renovables. Esto quiere decir que si se logran buenas alianzas podría generarse una mayor dinámica en este sector", opina Voigt.

De hecho, Siemens ve una demanda grande en el campo de la generación, transmisión y distribución de energía, así como en la automatización de procesos en el sector de agua, minas y metales, hacia donde está enfocando varias de sus actividades.

Estrategias para la competitividad

Pero, si bien es cierto que se ha despertado un fuerte interés por parte de los inversionistas alemanes que quieren hacer negocios en Colombia, también es claro que el país necesita mejorar en aspectos fundamentales como seguridad, infraestructura y desarrollo de servicios para fortalecer las relaciones binacionales y mejorar el comercio con ese país.

Nelson López, gerente General de Kaeser Compresores, considera que a pesar de que las empresas alemanas son líderes en los sectores donde operan y crecen rápidamente en sus respectivos mercados, tienen costos muy altos para la operación en Colombia. "Primero, porque el pago de impuestos es demasiado elevado y, segundo, porque los costos para transportar la carga no son competitivos. A Kaeser le cuesta casi igual mover la mercancía de Alemania a Cartagena, que hacerlo de Bogotá a Cartagena".

Los indicadores que maneja la industria alemana de logística en el país evidencian que el transporte de carga resulta un 100% más costoso en territorio colombiano, donde se pagan US$2 por cada tonelada que se moviliza, mientras en otros países de América Latina el costo es de US$ 1 por tonelada.

Ante esta realidad, Voigt considera fundamental que el Gobierno avance en la implementación de estrategias que permitan incentivar mucho más la inversión. "No hay que olvidar que Colombia compite con otros países del mundo por la inversión extranjera directa y en este sentido podemos ser mucho más críticos con los problemas que tiene el país y buscar soluciones reales que permitan acelerar las decisiones de inversión internacional", sostiene el ejecutivo.

Otro aspecto clave para mejorar la competitividad está en la formación del recurso humano en el campo de la ciencia y la tecnología, en el que Siemens viene haciendo un trabajo a través de la Fundación Siemens Colombia para capacitar a los docentes de colegios públicos en el uso de nuevas metodologías para la enseñanza de estos temas.

De otra parte, los empresarios alemanes que están presentes en el país coinciden en que Colombia aún no tiene un convenio de doble tributación con Alemania, lo cual hace que muchas empresas alemanas decidan invertir a través de Suiza o de España, hecho que hace más demorado el proceso para generar negocios en el país.

Así mismo, consideran que falta un convenio de protección de inversiones, mediante el cual se genere mayor confianza y se incentiven nuevas inversiones.

Es indudable que las oportunidades están dadas, porque los países emergentes como Colombia están en el radar de los inversionistas internacionales y en la medida que se generen las condiciones necesarias para atraer la inversión será posible mejorar la competitividad en los sectores con mayor potencial y por esta vía generar el empleo que necesita el país.

Colombia pasa por un buen momento en materia económica, pero aún requiere decisiones claras y consistentes para aprovechar bien las oportunidades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?