| 5/9/2008 12:00:00 AM

Empresas se unen para competir

Las compras, fusiones y alianzas marcarán el camino de las compañías logísticas, que ya están dando los primeros pasos para fortalecerse y competir en grande.

El contrato de compra-venta firmado hace dos meses entre las compa-ñías Almacenar y Almagran, sumado a las adquisiciones hechas por DHL Express en el mundo y al rumor de la compra de Distriexpress, por parte de Servientrega, son una muestra clara de que el negocio logístico está cambiando y que exige competidores robustos para atender la demanda del mercado.

La lectura que hacen varios empresarios del sector es que habrá un boom en el negocio logístico de los próximos años, donde los ganadores serán los que tengan el mejor músculo financiero y el suficiente conocimiento para aprovechar la bonanza que se avecina.

Las estadísticas que maneja la Asociación Colombiana de Logística (Acolog), indican que en Europa el 80% de las empresas contrata por outsourcing el trabajo logístico, en Estados Unidos lo hace un 60% de las compañías y en América Latina el porcentaje es de 20%, lo que muestra un amplio panorama para desarrollar el negocio y explica, en parte, las movidas empresariales que se están dando en el sector.

La interpretación que le dan algunos analistas al interés de Almagran (empresa de Invernac, cuya matriz es el grupo Valorem) por quedarse con el control accionario de Almacenar es que se trata de una estrategia para ampliar su presencia en el sector logístico y convertirse en el líder del negocio, cosa que no le será difícil, si se tiene en cuenta que Almacenar reportó en 2007 su mejor balance en 52 años y registró ingresos por $110.682 millones de pesos, 44,26% más que el año inmediatamente anterior. "Hay sólo una compañía que factura más que nosotros", dice Omar González Pardo, presidente de Almacenar y de la Asociación Colombiana de Logística (Acolog).

Lo que no es fácil de entender es por qué Almacenar decide vender el 100% de su participación cuando vive uno de sus mejores momentos. El hermetismo por parte de las dos empresas sobre este tema es total. Analistas creen que se trata de la búsqueda de sinergias para mejorar los costos, mitigar el impacto económico por el incremento en el precio del combustible e integrar conocimientos para responder a las expectativas del mercado.

Finalmente, se trata de una tendencia internacional y muestra de ello es que DHL Express comenzó con la compra de empresas en Asia, luego adquirió Airborne de Estados Unidos y Sinutrans en Europa y hace cuatro meses compró a Excel Logistic, también de Estados Unidos. Con esta dinámica no tiene nada de raro que esté mirando algún negocio colombiano con la idea de seguir extendiendo sus tentáculos para mantenerse como la número uno en el negocio logístico internacional, con una participación que hoy es del 57% pero que se calcula crecerá hasta 65% en los próximos dos años.

En el sector se rumora también que Servientrega acaba de comprar a Distriexpress, con la idea de entrar con fuerza en el negocio logístico.

Esta comentada adquisición es vista con buenos ojos por los líderes del sector, quienes consideran que el país necesita competidores profesionales para responder a la demanda que se dará en los próximos años. Incluso, hay quienes apuestan a que en pocos años podría haber un gran competidor regional liderado por una empresa colombiana.

Dinero contactó a la presidenta de Servientrega, Luz Mary Guerrero, para confirmar esta compra y ampliar detalles sobre los proyectos de Servientrega de incursionar en la bolsa de valores, sin embargo, al cierre de esta edición no se obtuvo ninguna respuesta.



La gran apuesta

Paradójicamente, los traspiés que ha tenido el TLC con Estados Unidos están siendo vistos como una oportunidad de llegar a las empresas para plantearles la posibilidad de abrir nuevos mercados, apoyados en la logística. DHL Express, por ejemplo, está haciendo acercamiento con las embajadas de México, Perú y China para promover el comercio internacional de Colombia con estos países y además patrocina eventos para capacitar a los empresarios en la búsqueda de esos nuevos mercados.

Eduardo Garrido, gerente general de FedEx Colombia, sostiene que para que Colombia sea más competitiva debe adoptar la liberación y abrir su economía al resto del mundo, de manera que no dependa sólo de algunos países para su exportación. Por ello, Fedex tiene una estrategia para desarrollar portafolios integrales de servicios a la medida de las empresas.

La apuesta de las empresas de logística es la de seguir creciendo mientras que la de las de courier es llegar a ser consideradas como empresas logísticas, para lo cual trabajan en el tema. "Estamos migrando de ser una compañía de courier a ser una empresa logística. Queremos dejar de ser vistos como la empresa que transporta paquetes pequeños, de menos de 20 kilos, y comenzar a desarrollar nuestra capacidad de manejar envíos mayores de 70 kilos, en forma abierta e integral", sostiene el director de DHL Express para Colombia, José Guzmán.

La apuesta de DHL en Colombia es grande. Para este año tiene prevista una inversión de un millón de euros en la modernización de su infraestructura en el país, en la implementación de nuevas tecnologías y en la renovación de su flota, conformada por 120 vehículos, los cuales serán cambiados por vehículos híbridos que funcionan con electricidad e hidrógeno.

Las expectativas en el sector son grandes. Los empresarios visualizan dos o tres años más cargados de anuncios de fusiones, compras y alianzas, pero también de grandes inversiones para morder una buena tajada del mercado que se mueve también con la llegada de inversionistas internacionales en todos los sectores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?