| 3/16/2006 12:00:00 AM

Empresa inteligente

Tomar decisiones es una tarea crítica para la empresa. Acertar en ese momento es crucial y es el resultado de contar con el conocimiento más completo posible de la organización. La integración y la transparencia de la información con soluciones TI le permiten pensar claramente.

En los últimos años, la Fórmula 1 ha cambiado a pasos agigantados, de la mano de la tecnología, tanto en el diseño como en la puesta en marcha de un bólido. Según Dieter Gundel, responsable del área de electrónica de la escudería Ferrari Marlboro, "ya no sale un solo carro del garaje sin que el sistema de registro de datos funcione a la perfección". Mientras, Antonio Calabrese, director de sistemas de información de Ferrari, asegura que "el Ferrari Data Center constituye el corazón de la infraestructura TI, que garantiza la continuidad del negocio de aplicaciones de misión crítica para el equipo".

"Toda la información está centralizada, digitada y transmitida del bólido hasta los servidores en los pits", dice Martin Whitmarsh, director general del equipo McLaren. Por su lado, Mario Theissen, director de BMW Motorsport, sentencia: "el éxito en pista se debe también a la información. Un centésimo de segundo más para tomar una decisión puede significar la diferencia entre la victoria y la derrota en una carrera de Fórmula 1". ¿Alguna coincidencia con su empresa? Cambie Ferrari o McLaren por el nombre de su compañía, ponga su nombre o el del director de TI, y reemplace al bólido por el producto o servicio que usted ofrece. Las decisiones que tome lo harán puntear o retroceder en la grilla de su mercado. En este nivel de la pirámide, la tecnología ayuda a decidir de forma más rápida, segura y oportuna.

Ahora, una vez construida la base tecnológica, la primera capa de la pirámide, y luego de iniciar el proceso de administrar los datos, relacionarlos y capturar la información, en una segunda capa, la tecnología debe empezar a crear valor para la empresa, y la fórmula por excelencia para que esto suceda es que genere conocimiento sobre los procesos, posibilite y permita la medición confiable de variables para tomar decisiones sobre procesos, productos o servicios, con menores rangos de riesgo y claridad sobre su impacto en el balance de la compañía. Tal como sucede en la F1, donde cada dato sobre la presión en los neumáticos, la velocidad o temperatura del motor, relación ergonómica de silla y volante e incluso los niveles de hidratación del piloto, se relaciona con información anterior y así se establecen patrones para luego realizar modificaciones de cara a la competencia, su empresa puede tomar las decisiones adecuadas gracias a la información con la que cuenta.

<B>Las decisiones acertadas</B>

Si definimos la inteligencia como la vara que mide el acierto con el que un sistema logra sus objetivos, debemos tener en cuenta que para conseguir tal acierto es fundamental tener conocimiento confiable al decidir la estrategia para acertar. Como en la F1, esta es la diferencia entre ganar o perder. En los negocios es igual: el conocimiento hace la diferencia. Por esto, la llegada de soluciones integradoras sobre su administrador de recursos, ERP, de procesos, BPM, o de clientes, CRM o cualquier otra de administración, que le permita obtener un panorama completo de su empresa, haciéndola casi transparente en todos sus procesos es la clave que marcará el ritmo de competencia. Empresas como SAP, Oracle, IBM y CA cuentan con desarrollos de Inteligencia de Negocios y Gestión de Proyectos que ayudan a estructurar el procesamiento de conocimiento de una forma sencilla.

"En este nivel es vital contar con un sistema que le permita encontrar tendencias en su empresa con base en la información almacenada, que además le posibilite jugar con dimensiones como tiempo, caja, mercado, recursos. y que integre bancos de conocimiento y de proyectos previos", explica Julián Cerón, consultor de servicios de tecnología de CA.

Las soluciones de este nivel deben simplificar y unificar las aplicaciones base, para gestionar la información de las distintas áreas, y así alinear los nuevos proyectos con la estrategia general de negocios de la organización.

Estas soluciones "superadministradoras" gestionan desde la salud, disponibilidad y continuidad de la infraestructura de TI, hasta los ciclos de vida de proyectos que les darán vida a nuevas unidades de negocio internas o productos que competirán en el mercado, incluyendo la gestión de almacenamiento y seguridad de la información estratégica y confidencial que conlleva este tipo trabajo, todo ello desde un punto central y con visibilidad para la cabeza que toma las decisiones.

"El impacto estratégico de estas soluciones es muy alto, pues las organizaciones pueden encaminar sus inversiones en proyectos y productos con menor riesgo, a partir de simulaciones y análisis completos de impacto y disponibilidad que integran todas sus áreas y recursos (materiales, humanos y de contexto), y ya no solo decidir sobre los cálculos de retorno probable de una idea en su hipotética presencia en el mercado frente a sus competidores", explica Cerón, de CA.

Como en una competencia de F1, se podrá ahora conocer cada punto del negocio. El desempeño financiero y la disponibilidad de caja, el estado y disponibilidad del recurso humano de acuerdo con los objetivos corporativos preestablecidos, luego gestionar la demanda interna según las nuevas necesidades, para lograr así una relación de variables que haga visibles los riesgos, las oportunidades, la factibilidad de una idea y, finalmente, soporte una decisión acertada y alineada con sus objetivos corporativos. Decisión que le asegurará una mayor probabilidad de podio en su mercado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?