| 6/22/2007 12:00:00 AM

El turno para la“otra Europa”

El TLC entre Colombia y la Aelc abrirá una nueva ventana de oportunidades para las exportaciones colombianas y acelerará el acercamiento con el continente europeo.

Los tropiezos que ha tenido el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Estados Unidos en el Congreso de ese país, no han impedido que el cronograma de negociaciones de acuerdos comerciales que tiene definido el gobierno colombiano siga adelante.
 
La primera semana de junio se llevó a cabo en Bogotá la primera ronda de negociaciones para la firma de un TLC entre Perú, Colombia y los países que conforman la Asociación Europea de Libre Comercio (Aelc): Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein; lo que representa un gran avance en la búsqueda de mercados preferenciales para las exportaciones colombianas de bienes no tradicionales y servicios y el fomento a la inversión extranjera.

El objetivo de esta agresiva política comercial es tener para el año 2010 el 90% de las exportaciones colombianas cubiertas por esquemas preferenciales. Aunque la Aelc es un mercado pequeño -12,5 millones de habitantes, un tercio de la población colombiana-, firmar un acuerdo con estos países representa una gran oportunidad para el país, pues la Aelc ocupa el quinto lugar en el comercio mundial de servicios, es uno de los mercados más grandes en materia de flujos de inversión y tiene uno de los ingresos per cápita promedio más altos del mundo.

La primera ronda
Según Eduardo Muñoz, viceministro de Comercio Exterior, en esta primera ronda se encontraron con varias cosas buenas. "La primera, que la Aelc vino con una actitud muy positiva, son personas muy dispuestas al diálogo y además muy francos y pragmáticos, con lo que se prevé que encontraremos soluciones prácticas en los puntos donde se presenten diferencias. La segunda, es que pudimos trabajar muy estrechamente con Perú, país con el que tenemos muchas posiciones conjuntas y por eso logramos llegar a la mesa con propuestas concretas y unificadas", afirma Muñoz.
 
Lo mismo piensa Santiago Pardo, vicepresidente de la Asociación Nacional de Exportadores Analdex, quien se hizo presente en la negociación. "Le presagio muy buenas cosas a este acuerdo. Estos países llegaron con propuestas muy serias y claras, como la de liberalizar todo su universo industrial", dice.

Sin embargo, este primer acercamiento también permitió conocer cuáles serán los puntos más complicados. Jorge Ramírez Ocampo, socio de Araújo Ibarra, asegura que aunque el acuerdo es relativamente fácil de negociar, existe un tema en el que seguramente habrá que detenerse: el farmacéutico.
 
"Aunque los cambios que se están haciendo al TLC con Estados Unidos crean un buen precedente para facilitar las cosas en este punto, el gran interés que existe en este sector especialmente por el lado suizo puede retrasar el ritmo normal de la negociación", afirma. Muñoz, por su parte, agrega que aunque la Aelc es un bloque, no actúa como tal en todas las mesas. "En los temas agrícolas es muy probable que tengamos que negociar país por país pues todos tiene intereses diferentes y sensibilidades particulares", puntualiza.

¿Por qué un TLC?
Actualmente el comercio que nuestro país tiene con los países de la Aelc es muy poco, pero en el último año creció vertiginosamente por cuenta de las ventas a Suiza, país que otorga preferencias arancelarias a un extenso rango de productos procedentes de Colombia.
 
Suiza también es un importante inversionista en nuestro país. El año pasado ocupó el puesto 14 entre los 71 países que le apuestan a Colombia. Sin embargo, en Noruega, Islandia y Liechtenstein, todavía hay muchos mercados por explorar e inversionistas por atraer.

La embajadora de Suiza, Marie-Gabrielle Ineichen, asegura que aunque se trata de un grupo de países pequeños en población, la Aelc tiene un comercio muy dinámico con el mundo, superior a los US $350.000 millones anuales, además ocupa el quinto lugar en el comercio mundial de servicios, es uno de los mercados más grandes en materia de flujos de inversión y su ingreso per cápita promedio de US$35.000 anuales es uno de los diez más altos del mundo.
 
 Esto último demuestra la alta capacidad de consumo que, si es aprovechada por nuestro país, puede tener resultados muy positivos. Además la firma de este TLC es significativa pues le permitirá a Colombia empezar a conocer los mercados europeos facilitando así la llegada a la Unión Europea.

Proexport ha identificado algunos sectores que se verían altamente beneficiados. Estos son los plásticos, los derivados del polipropileno, joyería y piedras preciosas, confecciones, el sector floricultor, frutas exóticas, el banano, el café y sus derivados, entre otros.
 
En servicios tienen oportunidades claras los profesionales y el turismo. El ministro de Comercio Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, asegura que en materia de inversiones es de gran interés para Colombia potenciar la expansión y diversificación de las mismas, más aún cuando en la actualidad hay proyectos como el de la readecuación del Aeropuerto El Dorado que han llamado la atención de los inversionistas de estos países.

Por otro lado, en Colombia hay una inversión importante de empresas como Nestlé, UBS y Roche entre otras, quienes se verían ampliamente beneficiadas de la suscripción de un TLC ya que el capítulo de inversiones busca generar reglas más claras, estabilidad jurídica y un trato justo y equitativo.
 
Ramírez Ocampo agrega que hay otros nichos interesantes que podrían ser aprovechados por Colombia, como el forestal y la pesca. "Con Islandia y Noruega que son fuertes en estos dos sectores podríamos crear sinergias interesantes en materia de inversión, máxime cuando nosotros tenemos ventajas comparativas en estos sectores", dice Ramírez.

El reto está en saber aprovechar las complementariedades que tenemos con estos países para diversificar nuestras exportaciones y vender productos de alto valor agregado. "Tenemos que llegar y competir en mercados donde otros países latinoamericanos como Chile y México ya se encuentran", concluye el viceministro de Comercio del Perú, Luis Alonso García.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?