Dinero.com Revista Dinero

| 3/7/2013 12:00:00 AM

El recurso humano

El debate del sistema de salud en Colombia no solo incluye aspectos clínicos y de administración de los recursos, también debe estar orientado desde la formación del recurso humano.

El estudio Los recursos humanos de la salud en Colombia, realizado hace unos años por el Gobierno, concluyó que la oferta educativa no se adecúa al mercado de servicios, lo cual genera una brecha entre la formación y el trabajo. 

A partir de ese análisis, el documento propone unas líneas de política a largo plazo, orientadas a mejorar la información, la disponibilidad y distribución del recurso humano, la calidad, productividad y equidad en la formación, contratación y trabajo del personal de salud, tomando en consideración los requerimientos de tiempo que demandan los ciclos de formación y desempeño.

Está claro que la formación del recurso humano en salud es costosa para el país, para el profesional y para sus familias. Las exigencias para estos profesionales son bastante altas, y si desean complementar la formación de pregrado con un posgrado, estaríamos hablando de mínimo nueve años dedicados únicamente al estudio. En algunos casos el esfuerzo vale la pena; en otros, las condiciones laborales terminan por ser desesperanzadoras.

Una de las razones de este panorama es precisamente que el sistema de salud debe estar muy bien articulado para que las necesidades del recurso humano correspondan con el tipo de profesionales egresados de los programas de esa área. 

Según ese mismo documento, en las proyecciones de la oferta y demanda de recursos humanos en salud para el periodo 2000–2020 por categorías ocupacionales, se aprecia que programas como las terapias pasarían de 48% de desocupados en 2000 a 66% en 2020, en tanto que en medicina las cifras irían de 7% en 2000, a 21% en el año 2020.

Lo curioso de este asunto es que uno de los puntos de discusión es la aparente falta de subespecialistas en el país. Es necesario abordar con mayor integralidad los problemas que involucran a la salud.

“Las especializaciones médico-quirúrgicas no solo necesitan muchos pacientes para operar sino que sus profesionales requieren de una estructura similar a la de una maestría; y la realidad es que el mercado necesita gente entrenada rápidamente. El sector educativo no puede sacrificar esa necesidad de mercado por una estructura de formación que no es elástica, requiere mucho tiempo y algunas veces no está acorde con los recursos que tiene el sistema de salud. No tiene sentido formar un número importante de neurocirujanos si no tengo telescopios electrónicos en los hospitales”, asegura Catalina Latorre, de la Universidad del Rosario.

Para Olga Lucía Aristizábal, gerente de la IPS Colsubsidio, con el recurso humano hay que hacer un trabajo intersectorial. “Aunque uno como sector salud no tiene que poner el acueducto, si uno de nuestros médicos encuentra el caso de un niño que asiste tres veces a consulta por una enfermedad diarreica, debería pensar en que algo está pasando con el agua. Eso significa que necesitamos médicos interdisciplinarios. En la parte técnica se habla de los determinantes sociales, y este es el enfoque que ha dado la Organización Panamericana de Salud”, puntualiza. 
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×