| 3/20/2009 12:00:00 AM

El puente perfecto

La infraestructura del mercado de capitales es cada día más sofisticada. La BVC y la BNA se modernizan y aumentan su portafolio de servicios.

La Bolsa de Valores de Colombia (BVC) tuvo un difícil 2008, ante la caída de los principales mercados bursátiles del mundo que provocó una reducción en los volúmenes de negociación de los diferentes mercados en el país y, por tanto, en los resultados financieros de la entidad. Los ingresos y la utilidad operacional cayeron un 16% y 85%, respectivamente, y las utilidades netas pasaron de $27.100 millones en 2007 a $10.000 millones, un 61% menos. Sin embargo, fue una de las pocas bolsas del mundo que a pesar de la crisis arrojó utilidades. Además, buena parte de esta caída se explica por la decisión de realizar una amortización más rápida de sus inversiones. El gasto de amortización del año anterior alcanzó los $13.000 millones, lo que muestra el dinamismo de la inversión en nuevos sistemas de negociación y plataformas internacionales de negociación (en acciones y derivados), así como su proyección y visión de largo plazo. La Bolsa busca que en 2015 el 50% de sus ingresos dependan de renta fija, 25% de acciones y 25% de derivados. Hoy sus ingresos dependen prácticamente de la renta fija (95%).

Ante la incertidumbre sobre la duración y los efectos de la crisis, 2009 será un año complicado pues los mercados financieros seguirán siendo altamente volátiles. No obstante, el cambio en la postura de la política monetaria ha causado un repunte en los volúmenes de negociación de renta fija incluso reactivando el mercado de emisión de bonos.

Luego del lanzamiento de su nuevo modelo de negociación de acciones y la plataforma Xstrem, la BVC está trabajando en permitir el enrutamiento de órdenes a través de internet para permitir un acceso directo al mercado a cada vez más inversionistas. Además, lanzará próximamente cuatro nuevos productos de derivados (sobre TES de corto y largo plazo, el Colcap y la TRM) y permitirá los cortos sobre acciones. La BVC desarrollará un mercado de derivados sobre energéticos y trabaja en la integración con otras bolsas.

Por otra parte, la Bolsa Nacional Agropecuaria (BNA), que duplicó en 2008 su utilidad operacional y el volumen de negociaciones, estima que, ante el cierre del crédito, 2009 les traerá nuevas oportunidades pues el sector agrícola buscará financiación en la BNA. Por esta razón lanzará nuevos productos de financiación, como los contratos de exportación y los certificados fiduciarios, ampliará el mercado de compras públicas a commodities y busca darle impulso también a los derivados.

Para esto, la bolsa hizo una capitalización de $15.000 millones y está en el proceso de adquisición de una nueva plataforma para lo cual tiene destinado más de US$5 millones. "Estamos analizando nueve opciones dentro de las que se cuentan Nasdaq, OMX y Nyse, entre otras", afirma Juan Carlos Botero, presidente de la BNA.

Las bolsas están haciendo su parte al desarrollar los productos e incorporar la tecnología para dinamizar el mercado de capitales. Ahora falta que más empresas vean al mercado de valores como alternativa de financiación y que los inversionistas entiendan y se familiaricen con los productos y nuevos mercados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?