| 3/16/2006 12:00:00 AM

El hospital digital

Con la aplicación de las nuevas tecnologías de información y comunicación, la Fundación Santa Fe entró en la onda de la e-salud. De esta manera, empezó una nueva etapa en la modernización de sus procesos asistenciales y educativos.

En los últimos cuatro años, la Fundación Santa Fe ha invertido US$4 millones en recurso humano, infraestructura y software para poner en marcha uno de los programas más ambiciosos para la aplicación de las nuevas tecnologías en el área de la salud. Se trata de la ejecución de un concepto que en el mundo se conoce como e-health (e-salud), y que se basa en la utilización de las herramientas tanto de información como de comunicación para transformar los procesos asistenciales y educativos, reducir costos y disminuir los errores que se generan cuando no se cumplen los protocolos médicos al pie de la letra. Y quienes les apuntan a estos objetivos trabajan con recursos virtuales y simuladores, mientras que el control de los pacientes es sistematizado. También se desarrolla una red inalámbrica de computadores portátiles, se optimiza la información, se llevan historias clínicas digitales y se utiliza toda la tecnología móvil disponible como teléfonos celulares, PDA e incluso iPod para bajar conferencias.

Para llevar a cabo este proceso, la Fundación Santa Fe creó una dirección de tecnologías de la información, unidad que está conformada por 14 personas, en su mayoría ingenieros de sistemas y diseñadores gráficos que trabajan en diferentes áreas de la salud. Juan Gabriel Cendales, director del centro de educación virtual y simulación, explica que la implementación de tecnologías de información en el ámbito de la salud ha mostrado beneficios en la optimización de los recursos económicos de las instituciones sanitarias. Y advierte que aunque aún no se dispone de datos en Colombia, en Estados Unidos algunos casos publicados han mostrado ahorros en hospitales universitarios entre el 2% y el 10% del presupuesto institucional, que representan entre US$5 y US$26 millones anuales, respectivamente. También se ha reportado una disminución de los períodos de estancia hospitalaria.

Según Cendales, incluso la implementación parcial de sistemas computarizados de asistencia clínica reporta beneficios financieros y asistenciales, por ejemplo en la disminución de formulación de dosis excesivas de antibiótico y la formulación de medicamentos contraindicados. "Las nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC) definitivamente ofrecen un potencial ilimitado en el sector de la salud, por cuanto permiten eliminar las barreras geográficas y temporales en la prestación de servicios y en el flujo de datos. Esto adquiere especial relevancia en los países en vía de desarrollo como el nuestro, cuyo sistema de salud solo alcanza una cobertura cercana al 50%", sostiene el especialista. Para Cendales, el computador es el vehículo por excelencia para la planeación y el cuidado del paciente, el seguimiento de la calidad, la toma de decisiones, la docencia y la investigación médica.

En la red

Uno de los avances más importantes en la Fundación Santa Fe es la creación de un centro de educación virtual y simulación (www.e-health.edu.co) que ofrece a los profesionales de la salud y a la comunidad en general programas de e-learning, que le permite al estudiante escoger su metodología de aprendizaje y su ritmo de trabajo. El m-learning, por su parte, brinda la posibilidad de archivar libros virtuales en dispositivos portátiles, de tal modo que quien necesite alguna información especializada en salud, pueda obtenerla fácilmente accediendo a su PDA o celular. Y en la página web también podrá acceder a conferencias relacionadas con la salud, presentadas por especialistas ante diferentes auditorios especializados.

Igualmente, la Fundación Santa Fe ya cuenta con 400 computadores inalámbricos en red, para hacer un seguimiento sistematizado y en tiempo real de todos sus pacientes, los cuales tienen una historia clínica electrónica. Este proceso de sistematización disminuye el error médico en la práctica habitual. Se estima que por este concepto en Estados Unidos se producen más de un millón de lesiones y 100.000 muertes anuales, las cuales se hubiesen podido evitar al mejorar la calidad en la atención de los pacientes. A pesar de estas alarmantes cifras, se estima que la mayoría de los errores médicos no resulta en lesiones graves o muerte, sino que tienen consecuencias que pasan inadvertidas dado el estado clínico del paciente, pero sumamente costosas para los sistemas de salud.

Para el segundo semestre de este año también está previsto que todos los residentes tengan una PDA, para que se les pueda hacer un seguimiento personalizado a todos los estudiantes de medicina, que, a su vez, pueden crear un blog para registrar todos sus movimientos, consultas e inquietudes. La idea es crear unidades educativas con el profesor, el interno y el residente mediante una plataforma web. Entre otras aplicaciones tecnológicas previstas figuran una tabla periódica de cáncer de seno para radiólogos, diagnósticos comunitarios para la Secretaría de Salud de Bogotá, tablas de referencia, servicios de mensajes móviles, educación médica continuada y bitácoras electrónicas para internos, residentes y médicos generales. Todo con sistemas móviles de comunicación como celulares y PDA, y plataformas para almacenamiento de información y transmisión de datos.

Para Cendales, la provisión de servicios de salud por los medios electrónicos cambiará la práctica médica y el encuentro médico-paciente de manera radical y positiva en el mundo y, particularmente, en los países no industrializados. Ya es un hecho la existencia de clínicas virtuales especializadas en la red, en las que interactúan pacientes y grupos de médicos especialistas en un tema determinado. La experiencia ha demostrado que disminuye la morbilidad cuando hay un grupo de galenos expertos en las enfermedades frecuentes. Y hacia allá apunta la Fundación Santa Fe que, por ejemplo, ya cuenta con su propia clínica de diabetes que atiende a 900 pacientes. La idea es trasladar estos servicios y los especialistas a un ambiente virtual para que los pacientes puedan empezar a tomarse muestras de sangre con dispositivos móviles. De esta manera convergen salud, tecnología y comercio. Bienvenidos a la nueva era.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?