| 9/2/2005 12:00:00 AM

El hogar digital

Los diferentes productos de entretenimiento digital en casa ganan terreno en el mercado colombiano. Los fabricantes preparan sus mejores cartas para el segundo semestre.

El sueño de una casa inteligente no es nuevo. De hecho, en cada época y de acuerdo con el desarrollo de la tecnología, se ha hablado de la casa del futuro, capaz de hacer lo inimaginable. A finales del siglo XIX, se escribía de la casa eléctrica como una gran novedad. Una casa en la que en cada habitación hubiera un calentador eléctrico que se pudiera encender con un botón, que tuviera ventanas eléctricas y mucho más.

En Disney World, Orlando, desde su fundación, General Electric ha tenido una muestra de lo que será la casa del futuro, la cual va actualizando a medida que avanza la tecnología. Quienes han visitado este parque con frecuencia han podido darse cuenta de estos avances. Desde los primeros televisores en blanco y negro hasta las pantallas planas de hoy.

Microsoft mantiene en Redwood, Washington, una muestra de la casa del futuro, que actualiza permanentemente (ver recuadro). Bayer también está trabajando en un proyecto similar para no quedarse atrás. En fin, como estos, hay muchos ejemplos más de los sueños del hombre para vivir rodeado de mayor comodidad.

Pero quizás la diferencia entre la casa del futuro como se veía antes y como se ve hoy, es la utilización de la biometría y de redes que permiten la conexión entre todos los aparatos del hogar, desde televisores y computadores personales hasta juegos de video, teléfonos y cualquier otro tipo de dispositivos.

Esto era algo impensable en el pasado, debido a su alto costo. Por ejemplo, hace unos 15 años, una red IBM para el hogar costaba alrededor de US$20.000. Hoy puede conseguirse por US$100 a US$200.

Desarrollos recientes La posibilidad de contar con redes para los hogares que faciliten la vida de las personas es producto de los grandes avances en computación de los últimos años, de la digitalización y el desarrollo de las comunicaciones, como internet.

Desde la perspectiva de la computación, el progreso exponencial en la miniaturización, la reducción de costos y el mejor desempeño de los dispositivos electrónicos han sido determinantes. Ejemplos de esto son la consola del juego Play Station 3 de la nueva generación de Sony que está por salir al mercado y el juego de Microsoft Xbox 360 que acaba de lanzarse, que operan como redes para el hogar y de hecho, constituirán una verdadera revolución.

De otra parte, la digitalización permite tratar los diferentes tipos de medios y contenidos -música, películas, cartas, fotos y juegos- como si fueran una misma cosa.

Por último, las comunicaciones tipo internet permiten la interconexión entre millones de personas, recursos de información y dispositivos.

Electrodomésticos virtuales

Con todos estos desarrollos, surge la gran pregunta sobre el futuro de los dispositivos para el hogar, tal como los conocemos hoy. Es muy posible que ninguno sirva para el mundo de los próximos años como hoy no serviría un tocadiscos de los 70. Sin embargo, al comprar un televisor, un aparato de música o un radio, debe saber qué dictarán las tendencias sobre qué debe comprar o qué debe evitar.

Por ejemplo, debe comprar un televisor de marcas tradicionales, como Sony, Samsung, Sharp o cualquier otra, o como lo enfatizan los productores de PC, un dispositivo o monitor producido por ellos, con conexiones a la red, alta capacidad de computación y software que proteja contra las copias ilegales. De esto, aunque afecta directamente su bolsillo, no saben mucho los consumidores y bien valdría la pena informarse.

En esta materia, hay algo definitivo. En la medida en que los electrodomésticos se conectan entre sí y todo puede verse u oírse con uno solo, es innecesario tener un aparato para cada cosa.

En este sentido, además del ahorro de espacio, sería mucho más lógico tener aparatos más potentes que puedan hacer todas las funciones, como cajas de almacenamiento, antenas y procesadores, con lo cual lo único que quedaría a la vista serían las pantallas por medio de las cuales se tendría acceso a todo. El resto estaría guardado en una especie de closet electrónico, que podría estar también en servidores.

Es decir, con esta revolución, los aparatos por sí mismos pierden relevancia y lo que importa es el contenido que finalmente llega al hogar. Quién lo envía y cómo se envía es el nuevo negocio. De hecho, esta es la batalla que se está dando entre los productores de los electrodomésticos tradicionales y los productores de PC.

Los primeros están tratando de defender su mercado, que solo en Estados Unidos vale US$130.000 millones al año, y los segundos haciendo todos los esfuerzos por ser cada vez más atractivos para el consumidor pues serán los computadores -no los televisores- los que se ajustarán más a las necesidades digitales de los consumidores.

La lucha por el mercado Todos los que participan en el mundo del entretenimiento están interesados en el nuevo mercado del contenido. Varias empresas están haciendo alianzas para fortalecerse y adueñarse de una parte de la torta.

Del lado de la industria de los PC, Intel acaba de anunciar una alianza con Yahoo! y AOL de Time Warner para poder bajar contenido de estos buscadores -sobre todo de Hollywood- a los PC que tengan Viiv que es la plataforma de entretenimiento de Intel.

Intel también acaba de anunciar un negocio conjunto con Revelations Entertainment, la compañía de producción de cine de Freeman, para transmitir películas de estreno en la red. El contenido de DirecTV también estará disponible para los computadores con Viiv.

De otra parte, las compañías productoras de electrodomésticos están haciendo alianzas con las compañías de cable para asegurar su primacía en el mercado. Samsung, LG y Panasonic anunciaron recientemente sus negociaciones con ComSat, Time Warner, Charter Communications, Cox y otros proveedores de cable para ofrecer la posibilidad de recibir en los televisores programación interactiva, como juegos, videos y música.

Todavía es muy pronto para saber quién se quedará con este mercado. Lo único cierto es que el gran ganador de esta guerra por el hogar digital será el consumidor. Hay que estar pendiente de los avances para no equivocarse al elegir los nuevos electrodomésticos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?