| 5/7/1999 12:00:00 AM

El colegio estratégico

El Galardón a la Gestión Escolar en Bogotá muestra que muchos colegios alcanzan metas ambiciosas aplicando herramientas modernas de administración.

La administración de nuestros colegios está entrando en la modernidad más rápidamente de lo que se cree. Por tradición, los profesionales de la educación hablaban casi todo el tiempo de pedagogía y le dedicaban poco tiempo a aprender de administración. Pero un grupo de planteles líderes está avanzando hacia una concepción del colegio como una empresa que progresa al mejorar sus prácticas administrativas. Los directores avanzan hacia una gestión integral, con una cultura de medición de resultados, democratización del gobierno escolar y calidad.



El mundo moderno exige que los nuevos colegios operen con planes estratégicos para obtener resultados óptimos tanto en la administración como en la calidad del producto que ofrecen. En esta nueva concepción, la Secretaría de Educación Distrital, con la colaboración de la Corporación Calidad, hace dos años creó el Galardón Santa Fe de Bogotá a la gestión escolar, con el fin de promover este nuevo esquema. Los participantes son instituciones de educación formal, públicas y privadas domiciliadas en el Distrito Capital. Estas instituciones son evaluadas por un jurado conformado por un grupo de personas con experiencia en gestión, procesos pedagógicos y estrategias de calidad. El modelo surgió a partir de la ley 115 de 1994, en la que se les dio a las instituciones una mayor autonomía tanto en el área académica como en la organización y la parte administrativa. Esto ha permitido que cada una de las entidades tenga un enfoque diferente, mediante la elaboración y ejecución del Proyecto Educativo Institucional, PEI, que en este caso es plan estratégico.



La evaluación



Para examinar a los participantes se diseñó una guía de evaluación que mide la calidad de las prácticas en la entidad educativa en cada una de las etapas de la gestión: planear, hacer, verificar y actuar. Así, la planeación se lleva a cabo mediante un horizonte institucional que incluye una estrategia académica y otra administrativa. Para la ejecución de estas estrategias, el modelo actual de educación crea una nueva figura dentro de la entidad educativa: el gobierno escolar. Este gobierno está conformado por un grupo de estudiantes que representa al resto ante los directivos y administradores del colegio y funciona como un puente entre las estrategias y el desarrollo de los distintos entes de la institución.



El ciclo concluye con la evaluación, que permite identificar las debilidades de la entidad y superarlas. Cada uno de estos componentes, el horizonte institucional, el gobierno escolar, las estrategias, el desarrollo de los diferentes entes y la evaluación, buscan examinar el proceso mediante el cual la institución se fija metas, los mecanismos para incorporar la democracia, el diseño de la metodología para la formación integral de los estudiantes, los procesos administrativos, el concepto de comunidad y la visión de los directivos frente a la medición de la gestión en la institución. En resumen, analiza a la entidad como organización integral.



Los ganadores de este año fueron el colegio Hijas de Cristo Rey y el Liceo Colombia, en las categorías de privados y estatales, respectivamente.



Fuerza académica



El Liceo Colombia logró que la estrategia académica y el desarrollo del estudiante fueran su mayor fortaleza. El mejor ejemplo de esto es Andrés Becerra, alumno de último grado, quien participó en el segundo encuentro de inventores en Risaralda y obtuvo el primer puesto con un "purificador de exostos". En este momento, Andrés está perfeccionando su invento con el fin de poderlo patentar en Estados Unidos.



Pero los esfuerzos de este colegio no sólo se han limitado a la parte académica. Los directivos están empeñados en mejorar cada día más y realizan encuestas para evaluar el comportamiento, el rendimiento y la gestión de la institución. Los resultados muestran que los alumnos aman el colegio, los padres de familia están contentos con la exigencia y el nivel académico, se estableció una excelente comunicación con los padres de familia y, lo más importante, las estrategias académicas y administrativas son coherentes con la filosofía institucional. "Hay que tomar a la entidad educativa como una empresa en la que los clientes son los alumnos y padres de familia", explica Nohra de Gómez, directora del colegio.



Otro de los proyectos que ha ayudado a que los alumnos de esta institución se destaquen, es el de excelencia académica, artística y de comportamiento. En el primero se busca que éstos tengan un nivel competitivo en el ámbito nacional e internacional, trabajando con grupos avanzados en matemáticas, química, inglés e informática. Es el caso de Joaquín Valderrama del grupo de matemáticas, que ganó los Oros de Mayo, reconocimiento al mejor en matemáticas en Colombia y estuvo en Argentina donde ganó la medalla de plata en la Olimpiada Rioplatense.



Tanto para los directivos como para los alumnos y padres de familia del Liceo Colombia, haber ganado este galardón ha sido el fruto del trabajo en equipo por dos años consecutivos, pues es la segunda vez que participan.



Motor de cambio



Para la hermana Irma Teresa Rojas, directora del colegio Hijas de Cristo Rey, el cambio y la novedad son los componentes que le dan encanto a la educación. Por esto, cuando salió la ley general de educación del 94, que permitió a los colegios tener una forma propia de realizar su gestión desarrollando un proyecto educativo institucional, PEI, el Colegio decidió combinar el modelo convencional de educación con un modelo dirigido al constructivismo, permitiendo que las alumnas fueran construyendo su pensamiento de una forma natural.



Dentro de este nuevo enfoque, la dinámica de gobierno escolar y la implementación del desarrollo del estudiante han tomado fuerza en la gestión integral del colegio. El principal resultado ha sido la evolución de las alumnas, de la parte administrativa, del equipo docente y de los directivos. Además, la comunicación entre todos los asociados ha mejorado sustancialmente.



Por otro lado, el proceso se ha convertido en el mejor mecanismo para encauzar el liderazgo de las alumnas. Hoy en día, el gobierno escolar propone, planea y ejecuta proyectos en llave con los directivos y la parte administrativa de la institución, que apoya económicamente los proyectos aprobados, facilitándose así la tarea de detectar las necesidades de las estudiantes.



Como se trata de un desarrollo integral del estudiante, no hay que dejar de lado el académico. La filosofía del colegio es que el Icfes no se gana en el último grado, por esto desde primaria tanto las niñas como el equipo docente son evaluados constantemente. Los resultados: un Icfes promedio de 320 y un premio Andrés Bello en el 97.



Para la directora, el éxito de su gestión radica en la buena coordinación del trabajo de equipo en todos los estamentos, asumiendo cada uno su papel sin invadir el terreno del otro.



Estos dos colegios son apenas dos ejemplos del cambio en la filosofía de gestión que está sacudiendo a muchos de nuestros planteles. El contraste no puede ser mayor en este medio. Mientras en unos colegios el tiempo se va hablando de paro y del "coco" de la competencia abierta, en otros el tema es calidad, aplicación de mejores prácticas y obtención de resultados. No es difícil ver cuál será la apuesta ganadora en el largo plazo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?