| 4/3/2009 12:00:00 AM

El BID busca salidas a la crisis

El BID hace énfasis en que la salida de la crisis para los gobiernos de la región pasa por la necesidad de implementar paquetes de estímulo fiscal de manera concertada.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) celebró sus 50 años de existencia en un momento especialmente crítico para la región, a causa de la crisis financiera de los países desarrollados que pone en riesgo los avances económicos y sociales conseguidos por los países de América Latina y el Caribe en las últimas décadas. Las economías emergentes latinoamericanas deberán tomar medidas contracíclicas para enfrentar la crisis de tipo expansionista en su gasto público. El BID dará un apoyo para que los países no reduzcan su gasto.

Luis Alberto Moreno, presidente del BID, explicó en la quincuagésima Asamblea, celebrada en Medellín, que la crisis está reduciendo la disponibilidad de crédito en los países con economías emergentes y que la demanda de materias primas, la principal fuente de exportaciones de América Latina y el Caribe, se está contrayendo. Moreno sostuvo el 30 de marzo que "América Latina y el Caribe necesitan un BID con mayor capacidad financiera para combatir la pobreza en la peor crisis económica global en siete décadas".

Craig Barrett, presidente de la junta directiva de Intel Corporation, fue enfático al resaltar que es necesario invertir en tecnología para dar impulso a la educación y la salud en los países de la región; a la competitividad que favorece el desarrollo económico; y a favorecer un mejor diálogo entre el gobierno y sus ciudadanos. En la era de la información y las comunicaciones, Barrett resaltó la importancia de retener la mano de obra calificada en las economías emergentes para desarrollar las buenas ideas que surgen cuando hay un ambiente adecuado en la infraestructura del país porque "los países que invierten en educación, investigación y desarrollo e infraestructura son prósperos", concluyó.

En este sentido, Jorma Routti, consejero ejecutivo de CIM (Creative Industries Management) en Helsinki, Finlandia, resaltó los rasgos comunes entre Colombia y el país nórdico, al señalar que los dos están geográficamente aislados pero que tienen que preocuparse por temas globales como el cambio climático. Tomando como ejemplo el caso de Nokia en su país, el ejecutivo precisó que "las fuentes de crecimiento son el trabajo, la educación, la investigación, la tecnología y el capital". Por su parte, Jun Hyong Rho, presidente de la Universidad Nacional de Tecnología de Seúl, Corea, señaló que en Asia han sabido capitalizar las enseñanzas de anteriores crisis económicas y resaltó la importancia del "fracaso para el aprendizaje".


Enfrentando la crisis


Entre los participantes en la reunión anual del BID se encontraba Paul Collier, director del Centro para Estudios de Economías Africanas y profesor de economía de la Universidad de Oxford, Reino Unido, quien subrayó que "no es suficiente decir que es necesario hacer las cosas bien, sino que es necesario hacerlo ya". El académico insistió igualmente en que "en las crisis se deben dejar de pelear las batallas viejas" y señaló que la prosperidad depende de que todos los países ganen, algo difícil de conseguir en la actualidad, por las asimetrías de información existentes en los mercados, lo que lleva a que "la regulación esté siempre por debajo de la curva", sostuvo.

A este respecto, Juan Enríquez Cabot, director gerencial de Excel Medical Ventures y presidente de Biotechonomy, añadió que Estados Unidos ya no tiene el mismo margen de maniobra de años anteriores por cuenta de su desmesurada deuda, lo que hará que las salidas de la crisis puedan tardar más en llegar. En cuanto a la tecnología, Enríquez Cabot resaltó que "es un asunto de seguridad nacional". Así mismo, subrayó el hecho de que la tecnología atrae gente a los lugares donde se encuentran los clusters de conocimiento y afirmó que América Latina presenta un rezago porque "no hemos tenido en cuenta su poder".

Por su parte, Robert Merton, profesor de Harvard y Premio Nobel de Economía en 1997, destacó la importancia de la regulación y la información: "creo en una regulación que haga más disponible la información. La salida no es esperar a que llegue una persona (regulador) con la solución óptima en regulación", argumentó.

A su vez, el gobernador del Banco Popular de China, Xiaochuan Zhou, aseguró que su país pretende utilizar al BID como plataforma "para aprender más sobre América Latina y el Caribe" y explorar nuevas oportunidades. "Intentaremos utilizar esta plataforma para jugar un mayor papel en la región", dijo Zhou.

Las conversaciones en torno a la crisis culminarían con el intercambio de ideas entre Luis Alberto Moreno, presidente del BID, y Bill Clinton, ex presidente de Estados Unidos. Este último señaló la importancia que tienen en este momento los programas de vivienda, finanzas e inversión, dentro de un nuevo marco regulatorio que reduzca el riesgo. En cuanto a los paquetes de estímulo fiscal, Clinton hizo énfasis en la necesidad de que estos sean ejecutables en el corto plazo y señaló que, a la salida de la crisis, se retornará a un sistema financiera más tradicional. "Los ciudadanos del siglo XXI van a tener que interactuar más con la sociedad civil. El enfoque actual debe estar en reducir la pobreza, aumentar las oportunidades y disminuir la desigualdad", concluyó el ex presidente.

En estas circunstancias, los principales retos de política serán la reducción de la pobreza y la desigualdad y la solución de los problemas macroeconómicos actuales. También serán críticas las demandas para mejorar la educación, fortalecer las instituciones públicas y reducir el retraso de las inversiones en infraestructura.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?