El auto fantástico

| 3/21/2003 12:00:00 AM

El auto fantástico

Los avances tecnológicos de las principales marcas internacionales de vehículos comienzan a pesar en la decisión de compra de los colombianos. Tendencias.

No obstante el repunte de la industria automotriz en 2002, sus ventas aún no alcanzan el nivel de otras épocas. La fuerte competencia por el mercado ha estado determinada por agresivas promociones, descuentos y campañas publicitarias, que no han hecho otra cosa que atraer clientes vía precios atractivos.

Pero en los últimos años, el consumidor colombiano ha podido escoger entre muchos vehículos, lo cual lo ha vuelto más exigente. "Los compradores hoy preguntan por características que antes nadie tomaba en cuenta", anota un vendedor de autos.

Por eso, acorde con las tendencias mundiales, en Colombia los consumidores han empezado a valorar las especificaciones técnicas que en materia de seguridad y confort ofrecen hoy los carros. "En Europa, por ejemplo, la gente mira los resultados de los análisis de seguridad de los vehículos y en algunos casos, la calificación de cada uno determina hasta el valor de sus pólizas de seguros", explica Jorge Cortés, concesionario de Mazda, Ford y Wolkswagen.

Así, las grandes marcas están trayendo al país más referencias con esos requerimientos y algunas veces como parte de su versión estándar ofrecen sistemas de frenos ABS, air bag, barras de refuerzo lateral, aire acondicionado, sillas anatómicas, cinturones de seguridad de última generación, radio CD, cabina totalmente hermética, tablero fácil de leer y con la información necesaria y muy buena visibilidad. "El objetivo de las compañías modernas es mejorar la calidad de vida en sus vehículos", afirma Juan Carlos Vargas, analista del sector.



Mejor la seguridad

Los mayores adelantos tecnológicos de la industria responden a la necesidad apremiante de las compañías de proteger la vida e integridad de sus compradores. "Desde que la marca llegó al país, en mayo de 1993, solo hemos traído carros bien equipados, con novedosos sistemas de seguridad para prevenir los efectos de posibles colisiones. Por ejemplo, tenemos modelos que en un choque cortan el fluido de combustible", comenta Eduardo Borda Villegas, gerente nacional de ventas de Skoda.

Las soluciones de ingeniería al respecto son diversas. En los sistemas de frenado sobresalen los frenos ABS -que impiden el bloqueo de las llantas-. Su funcionamiento se complementa con sistemas ASR y ESP, para mayor agarre y estabilidad del vehículo.

En segundo término, cabe mencionar los air bag. Amortiguan los golpes durante un accidente o una frenada intempestiva, al inflarse y proteger a los ocupantes del vehículo. Tanto los frenos ABS como estas bolsas de aire son las especificaciones de seguridad más solicitadas actualmente por los compradores en Colombia. No en vano, cada vez más automóviles los ofrecen.

Otra tendencia importante es la visibilidad y por ello se imponen los panorámicos grandes y los espejos retrovisores diseñados para acabar con los peligrosos 'puntos ciegos'. Las gamas más altas incluso sistemas que le anuncian al conductor si tiene objetos a su alrededor y qué tan cerca están.

En cuanto a la estructura del vehículo, la idea es que la cabina permanezca indeformable a pesar de cualquier golpe. La estructura con deformación programada es una innovación en ese sentido. Y con el mismo objetivo, los carros traen ahora barras laterales de impacto en las puertas para proteger a los ocupantes.

Para el cinturón de seguridad, están de moda los pretensores pirotécnicos, que durante una colisión permiten que la persona no haga movimientos tan bruscos. Además, están reforzados con limitadores de esfuerzo para distender el cinturón después del golpe y así evitar apretar zonas que pudieron quedar frágiles.

Otra novedad es el control de tracción, que de la Fórmula Uno saltó a algunos vehículos de gama alta para hacer giros muy rápidos sin siquiera 'colear'. Además, la dirección hidráulica gana sofisticación: "Hay mecanismos que hacen que se ponga más dura a medida que aumenta la velocidad", explica Gustavo García, gerente nacional de servicio, de Hyundai.

Por último, se destaca la tendencia a controlar cada vez más funciones desde el timón, de modo que el conductor no pierda de vista la vía que transita.



Que viva el confort

El hecho de poder controlar los vehículos con uno o varios computadores ha permitido a las marcas brindar opciones de comodidad muy diversas. "Un carro puede tener unos 50 microprocesadores", agrega Juan Carlos Vargas.

Gracias a ello, los automóviles más modernos vienen con sensores de lluvia y oscuridad, que se activan según la necesidad y automáticamente encienden las plumillas, aumentan su velocidad o prenden las luces y suben su intensidad.

Pero la tendencia más clara en el mundo actual es la de la personalización, que la industria busca brindarles a sus clientes y que los computadores hacen realidad. "Los paquetes eléctricos están bajando de precio, el cliente está personalizando su auto y hoy puede ponerle lo que quiera", explica José Román, gerente de mercadeo de Colmotores.

En primer lugar, la llave es reemplazada por tarjetas inteligentes que 'conocen' a sus propietarios. Así, cuando la persona entra al vehículo, el microprocesador ajusta su silla, los espejos y hasta la emisora en el radio.

En ese mismo sentido surgieron las cajas automáticas autoadaptables, que por medio de una memoria permiten cierto control al conductor, de acuerdo con sus características de manejo. Los tradicionales sistemas de aire acondicionado son remplazados por una climatización que mantiene la temperatura programada por el conductor o los pasajeros.

El espacio interior también es muy importante. "La diferencia hoy está en los milímetros y centímetros", dice Ricardo Pinilla, vicepresidente comercial de la CCA, para mostrar la tendencia del mercado hacia cabinas más confortables y con innumerables valores agregados como sillas ergonómicas, portabebidas, ceniceros móviles y hasta portamapas.

"Hay una tendencia hacia vehículos tipo van, como alternativa familiar. Por eso, ofrecemos opciones en este segmento, con tres filas de asientos", comenta Guillermo Acevedo, gerente de Kia Motors.

La cabina debe ser hermética y minimizar el ruido externo, para oír mejor los sofisticados sistemas de audio que manejarán en adelante los vehículos y que permitirán reproducir todos los formatos digitales existentes (DVD, MP3, etc.).



¿Y la gasolina qué?

"Otra tendencia universal en la industria, aparte de la seguridad, es la no contaminación y la mayor eficiencia en el consumo de gasolina", dice Ricardo Pinilla. Y ahora hay que sumar un nuevo factor, con los temores permanentes de guerra: el afán por no depender exclusivamente del petróleo. Así, las casas fabricantes de vehículos llevan varios años estudiando alternativas a la gasolina. "El diesel es muy bueno para los transportadores de gama media y alta, pero su calidad en Colombia es relativamente pobre con respecto a la del que utilizan en Europa", explica Guillermo Acevedo, de Kia Motors.

También han sido probados el gas natural comprimido, que en Europa sirve para algunos servicios de transporte público; y toma fuerza el gas propano líquido. De igual forma, hay un sistema híbrido, que combina el funcionamiento por gasolina con el de electricidad, para que mientras el carro va lentamente por la ciudad pueda transitar con electricidad y al salir o aumentar las velocidades, la gasolina asuma esa función. Permite la carga simultánea de las baterías. Lo malo son los costos que implica, pues requiere tener dos motores en un mismo vehículo.

En cuanto a la gasolina, la idea es optimizar el funcionamiento del vehículo con un consumo más eficiente y que proteja, incluso, el ambiente. Además, las normas internacionales son cada vez más estrictas en ese sentido y no ponerse a tono puede resultar demasiado costoso, ya que el control de emisiones seguirá ganando importancia con el tiempo.



Bienvenidos al futuro

Pero en los países desarrollados, los avances tecnológicos han hecho que el sector automotor ofrezca servicios que parecen sacados de una película de ciencia ficción. El bien llamado 'carro inteligente', manejado por computadores, ofrece suspensiones activas que se regulan automáticamente en función de la velocidad de marcha y la calidad del terreno. "Pegan el carro al piso cuando la velocidad es alta y lo suben si la vía es destapada, por ejemplo", agrega un experto en el tema.

Los rines traen detectores de presión de inflado y medidores de temperatura, que le informan al conductor en tiempo real el estado de las llantas. También traen el 'apoya cabezas activo' -patentado por Volvo-, que elimina el efecto latigazo en caso de un choque, y el frenado de urgencia (en milésimas de segundo percibe una emergencia y frena antes que el conductor).

"La tendencia mundial es hacia la tecnología y la mayoría de los instrumentos de los vehículos ya están controlados electrónicamente", afirma Ricardo Salazar, gerente de Didacol, representante de Peugeot en Colombia.

También vienen desarrollos impresionantes en materia de comunicaciones. Todo va hacia allá y es ahí donde más trabajan hoy los fabricantes, pues su atractivo comercial es indudable. Basta mencionar el sistema satelital GPS, utilizado en varios países desarrollados, que permite dar y recibir información sobre la posición geográfica del vehículo y su contexto. En caso de accidente, activa alarmas para que llegue pronto una ambulancia y si se trata de encontrar una dirección, le informa a su conductor la mejor ruta para llegar y hasta el tiempo que puede tardar.

La posibilidad de cargar el vehículo con información de mapas, servicios y demás hace posible que la persona -en movimiento- ubique la estación de gasolina más cercana o el restaurante de comida rápida que prefiera. Podrá incluso hacer reservas, programar citas y recibir del propio carro la información sobre su estado mecánico, cómo solucionar ciertos desajustes y cuándo es su próxima revisión.

De esta forma, es claro que la interactividad ya llegó al sector automotor y que las maravillas realizadas por 'El auto fantástico', serie de ficción de los 80, están por hacerse realidad. Los colombianos ya empezaron a percibir los beneficios de la tecnología, el resto será ganancia.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.