| 6/25/2004 12:00:00 AM

El aula virtual

El portal Colombia Aprende abre una nueva posibilidad de acceso al conocimiento, intercambio de experiencias académicas e interacción entre los distintos miembros de la comunidad educativa.

Desde hace 5 años, varios profesores de matemáticas discuten sobre sus problemas pedagógicos, las metodologías que usan y desarrollan temas y foros para analizar el entorno en el que trabajan diariamente, compartiendo experiencias y resultados. Es una red de casi 500 personas. Desde hace un poco más de dos semanas, 80 de ellas están trabajando y formalizando sus reuniones y encuentros en el portal www.colombiaaprende.edu.co y son coordinadores de otros miembros de la red que están en diferentes partes del país.

A su vez, organizaciones que trabajan con niños discapacitados tendrán un espacio en ese portal, para construir una red que les permita analizar y trabajar las dificultades en la educación de estos niños y en la cual participen los padres de familia.

Sin la ayuda de mecanismos tecnológicos, sería difícil articular estas organizaciones y que lograran crecer en conocimiento y participación. La tecnología es el instrumento para transformar el paradigma pedagógico, desarrollar un mejor espacio de investigación y lograr que los miembros de la comunidad educativa -alumnos, profesores, padres de familia, gobierno- interactúen y fortalezcan sus conocimientos y experiencias.

"Pero eso no se da naturalmente. Por eso, armamos el portal de tal manera que la gente llegue a la web de forma organizada e inteligente", explica la ministra de Educación, Cecilia María Vélez (ver entrevista).

El gobierno lanzó este 24 de mayo el portal www.colombiaaprende.edu.co, para apoyar el desarrollo de las competencias e incidir de manera significativa en la calidad educativa, enfocada en el mejoramiento y desarrollo de competencias en matemáticas, lenguaje, ciencias y competencias ciudadanas.

El uso de las tecnologías de la información en la educación se convierte en un pasaporte para acceder al conocimiento en un mundo globalmente conectado. Esta estrategia forma parte del programa de Revolución Educativa que viene impulsando el gobierno y que busca facilitar el acceso de los niños y niñas a las instituciones educativas, posibilitar su permanencia en las aulas, mejorar sus procesos de aprendizaje y brindar herramientas para desarrollar sus capacidades. El portal desea crear y fortalecer redes virtuales educativas, difundir y compartir modelos y experiencias que impulsen la democratización del conocimiento.

El reto es grande. Colombia tiene en la educación pública 9 millones de estudiantes en educación básica y media y más de 28.000 colegios y escuelas. Y cubrir esta población no será tarea fácil.

Para abordarla, el gobierno diseñó una estrategia de 3 pilares: infraestructura tecnológica, con la dotación de computadores y de conectividad a los centros educativos. Allí son vitales programas como Computadores para Educar y la Agenda de Conectividad del Ministerio de Comunicaciones, así como las Secretarías de Educación de las entidades territoriales y el programa Compartel. El objetivo es que cada año hasta 2006, se entreguen al menos 18.000 computadores. Hoy la dotación de computadores cubre el 30% de la población estudiantil. Entre tanto, se están conectando 3.000 instituciones educativas que, sumadas a las que ya existen, cubren cerca del 15% de los estudiantes.

Es decir, el 30% de la matrícula pública ya tiene computadores y el 15% cuenta con conectividad. La meta del gobierno para 2006 es aumentar a 50% la dotación de computadores y a 30% la conectividad.

"Por supuesto, entre los 28.000 puntos, hay pequeñas escuelas rurales donde será difícil llegar. Estamos tratando de llegar a sitios lejanos, pero también a otros donde podamos cubrir más población educativa y que el uso de la herramienta tenga más impacto".

La segunda estrategia es la de contenidos, con sistemas de información y conocimiento dirigidos a la comunidad educativa. Y la tercera es la de programas regionales de información educativa, de formación y acompañamiento a docentes.

Colombia ya se ha vinculado a una red de portales latinoamericanos, con Chile, Argentina, México y Ecuador, para compartir programas y crear comunidades virtuales con públicos de esos países. México abrió el acceso a 2.000 videos pedagógicos que sirven como apoyo a temas de clase.

Según el experto Octavio Henao, en declaraciones a la publicación Al Tablero, del Ministerio de Educación, "un programa multimedia interactivo puede convertirse en una poderosa herramienta pedagógica y didáctica. La combinación de textos, gráficos, sonidos, fotografías, animaciones y videos permite transmitir el conocimiento de manera más natural y dinámica, que es vital para el aprendizaje. Este tipo de recursos puede incitar a la transformación de los estudiantes, de recipientes pasivos de información, a participantes más activos de su proceso de aprendizaje".

Pero uno de los públicos con mayor injerencia en el desarrollo de la herramienta es el de docentes. "Si logramos enamorar a los profesores, se va a mejorar mucho más rápido la calidad, pues con ellos tenemos un área de influencia enorme, ya que no solo va a vincular a los niños sino también a los padres", dice la Ministra.

Con una inversión de US$1,2 millones en el desarrollo del portal, hay dos socios estratégicos. IBM, además de las plataformas iniciales, entregó software para planes de mejoramiento por parte de los docentes (ver recuadro) y Microsoft, en su programa de Alianza por la Educación, está trabajando en una estrategia masiva de capacitación por la red y también presencial.

Esta es la punta de lanza para una transformación educativa. Los desafíos en conectividad y lograr que los usuarios lleguen con niveles de capacitación mínima, serán los problemas que tendrán que superar para potenciar el instrumento y lograr la revolución educativa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?