Educación a la medida

| 3/10/2000 12:00:00 AM

Educación a la medida

Los diplomados y cursos de extensión responden a las necesidades de educación y actualización de hoy, en especial en negocios y gerencia.

Después de 5 años de estudios de pregrado, cada año salen cerca de 15.000 profesionales en administración de empresas con un cúmulo de teorías, expectativas y grandes ambiciones. La mayoría aspira a ser parte de los ejecutivos de las grandes empresas locales y multinacionales y otros pocos apuntan a ser empresarios.

Todos ellos saben que su formación universitaria fue solo el principio de un largo proceso de entrenamiento profesional y que infortunadamente cerca del 70% de todo lo que aprendieron de gerencia, mercadeo, finanzas o contabilidad quedará en el olvido. Apenas conservarán las nociones básicas. En el camino solo afianzarán los conocimientos que más apliquen en su actividad laboral.



Muchos de los profesionales se enrolarán después en las maestrías o MBA en Colombia y otras partes del mundo. El objetivo será hacer un alto en el proceso, enfrentar la curva de olvido y profundizar en algunos conocimientos para arrancar de nuevo con más fuerza y acceder a posiciones de liderazgo dentro de las empresas o iniciar proyectos empresariales propios.



Pero las maestrías no son el único camino. Las universidades colombianas han desarrollado su propia respuesta a los desafíos de formación de la comunidad de negocios: los departamentos de formación continuada que desarrollan especializaciones y diplomados en áreas específicas. El éxito de este tipo de programas ha sido muy alto en los últimos años de manera que, de acuerdo con el Icfes, hay cerca de 3.300 planes diferentes en todas las universidades y cada año se crean cerca de 200 nuevos diplomados y especializaciones en Colombia.



De acuerdo con el estudio de las principales facultades de administración realizado por revista Dinero, Corporación Calidad e Invamer Gallup, con el patrocinio de Top Management, el 34% de los egresados del pregrado de administración de empresas y el 41% de los egresados de MBA han tomado cursos de formación avanzada.



¿Y los resultados? La encuesta Invamer Gallup entre estudiantes egresados muestra que los estudiantes quedaron satisfechos o muy satisfechos en la mayoría de los casos con los programas de formación avanzada ofrecidos por sus universidades.



El estudio deja claro que el mercado de la formación continuada está apenas por explotar. De hecho, más del 66% de los egresados del pregrado y el 59% de los egresados de MBA todavía no han pasado por las aulas de la extensión universitaria.



Un mundo cambiante



La velocidad de los cambios en los negocios del mundo actual les está abriendo un camino inusitado a las universidades. Se reconoce que la sociedad actual es la de la información y la del conocimiento. Pero no es solo un problema de simple velocidad en los cambios, la otra cara del asunto es que los conocimientos se vuelven obsoletos. Se hace crítico el desarrollo de una extraña capacidad: la de desaprender.



En ese escenario, la formación continuada está jugando un papel trascendental en la sociedad actual. Cada vez más la gente busca nuevas fuentes para aprender las nuevas técnicas y tendencias. Y el mundo de la administración de empresas es justamente donde se dan los cambios más radicales. Hace solo un año, no se ofrecían en Colombia especializaciones sobre negocios en internet. Hoy, esta nueva rama tiende a volverse un estándar en las mejores facultades de administración del país.



Una respuesta



Los diplomados y cursos de extensión son, de alguna manera, la respuesta colombiana a las necesidades de educación y actualización en especial en temas relacionados con negocios y gerencia.



En los últimos años, las facultades de administración encontraron en estos programas no solo una fuente muy atractiva de generación de recursos, sino una forma de nutrir sus facultades de conocimientos y nuevas tendencias.



La encuesta de Invamer Gallup entre egresados da una interesante perspectiva sobre las especializaciones de las diferentes facultades de administración. De acuerdo con la percepción de los antiguos estudiantes, que hoy están en el mundo laboral, cada escuela tiene sus fortalezas muy marcadas. Por ejemplo, las 5 primeras facultades en el área de finanzas son CESA, San Buenaventura de Cali, Andes, EAFIT y la Universidad Central. En mercadeo, la Central lidera y en creación de empresas, el Icesi de Cali.



Los liderazgos por áreas son buenos indicadores a la hora de tomar decisiones en función de los intereses de los futuros estudiantes, pero ofrecen una posibilidad adicional: mirar los mercados con potencial para futuros programas de educación continuada.



En general, los niveles de satisfacción de los egresados con lo que recibieron de sus facultades por áreas de concentración son muy aceptables, pero en dos de las áreas se ven debilidades: en internacionalización y recursos humanos.



Estos resultados podrían estar lanzando un mensaje a las universidades sobre áreas en las que podrían presentarse los mayores crecimientos en los próximos años. Es claro que la necesidad de globalización de los mercados está requiriendo formación avanzada en múltiples temas que antes no se tenían en cuenta: alianzas internacionales, análisis de mercados externos, exportaciones, logística internacional, mercados de capitales globales, finanzas internacionales, entre muchos otros temas, seguramente tendrán que ser más frecuentes en la educación continuada.



Por otro lado, el reconocimiento del factor humano como el recurso crítico de toda organización le da cada vez más importancia a la gerencia de gente, lo que encaja perfectamente con la llamada gerencia del conocimiento.



Otro factor que sobresale en la encuesta Invamer Gallup es el de la distancia que aún tienen las facultades con las nuevas tecnologías de internet. Los egresados de pregrado y MBA ven mayores problemas justamente en la debilidad de los diferentes programas en el tema de negocios en internet.



Desde el año pasado, los negocios de internet llegaron a Colombia casi con el mismo ímpetu de otros mercados. El surgimiento de portales horizontales, firmas basadas en comercio electrónico y empresas de consultoría ha generado una gran demanda de profesionales con conocimientos no solo en la parte técnica que implica desarrollar páginas web, sino de cómo hacer negocios en la red, cómo obtener el capital, realizar las alianzas y estructurar un plan de negocios. No obstante, las facultades de administración aún no han dado su respuesta, salvo algunos casos aislados.



La velocidad de los negocios en el siglo XXI impone unos ritmos diferentes. La gente tendrá cada vez menos tiempo para actualizarse, lo que impone una gran oportunidad para las universidades y para sus programas de educación continuada. Su capacidad de responder rápidamente a las necesidades del mercado será el factor crítico de éxito. De ello dependerá que las facultades se conviertan en los principales aliados de las empresas en el reto de la generación de valor.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.