| 3/16/1998 12:00:00 AM

Doble y meta. en la maleta

En los viajes frecuentes, quien atiende consejos llega lejos.

Para un viaje de negocios, ¿qué y cuánto llevar? La mentalidad de viajero, de equipaje ligero y versátil, es la óptima para el éxito de un viaje de negocios.



- Conviene dividir la tarea en varios pasos: la preparación del viaje, la selección de la ropa y el momento crucial: hacer que todo queda en la maleta.



- Para la preparación del viaje, debe informarse en lo posible de las circunstancias relacionadas con éste, incluidas el ambiente y localización del sitio donde se alojará, y las temperaturas locales en la temporada de su visita, y las distancias entre los distintos lugares que frecuentará.



- Investigue los códigos de vestir y de cortesía que se usan en el lugar de destino.



- Al seleccionar la ropa, recuerde que uno de los peores errores al vestir es presentarse a las reuniones de negocios por debajo de lo que se espera. La regla de oro es vestir de acuerdo con el puesto que aspira ocupar. Adopte el criterio de comodidad y versatilidad. Prefiera los artículos que puedan usarse todo el día. A éstos puede añadirles accesorios más a la moda para asistir a reuniones especiales. Un saco o un blazer facilitan las combinaciones y con un cambio de blusa o camisa la "pinta" queda transformada para otras actividades. Preste atención al color y la textura de la ropa, y escoja sobre todo las prendas que no se arrugan.



- La mejor regla para hacer las maletas es comenzar días antes del viaje. Elija una buena maleta, fuerte, práctica para empacar y que usted mismo pueda cargar o empujar.



- Marque la maleta por fuera y por dentro.



- Lo primero que debe empacar es lo pesado y los zapatos en el lado rígido de la valija. Al empacar la ropa, comience con las chaquetas dobladas por el revés. Deje por fuera de la maleta las botas de los pantalones y al terminar de guardar toda la ropa, dóblelas; así evita el pliegue en la mitad.



- Empaque en bolsas plásticas los shampoos, cremas y líquidos, que deben ir en la parte superior de la maleta.



- Al llegar a su destino, saque de inmediato la ropa y cuélguela.



- Las personas que utilizan anteojos deben llevar un par de repuesto en el equipaje. Los expertos aconsejan, además, portar una pequeña linterna.



- Las joyas y objetos de valor deben llevarse en el equipaje de mano. Y recuerde que lo que no lleve consigo, no lo perderá ni será hurtado. En los hoteles, guarde en caja fuerte los objetos de valor.



- Con el dinero, tarjetas de crédito, tarjetas débito y cheques de viajero debe tener precauciones adicionales. Divídalos y colóquelos en diferentes lugares; conviene portar un cinturón con monedero para el efectivo. Jamás meta los cheques de viajero en su pasaporte; si los pierde ambos, pueden hacerlos efectivos.



- Una maleta excesivamente costosa y con rótulos de hoteles lujosos es una invitación a los ladrones. Evite los maletines ejecutivos pesados y poco funcionales. Están de moda los maletines con correa para cargar al hombro.



- Con la práctica se mejora el rendimiento de los viajes y se disfrutan más. Lo mejor es prepararse para lo inesperado, pues nunca se sabe lo se que encontrará al llegar. O lo que se dejó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?